viernes, 6 de mayo de 2016

Amapolas de Mayo

Amapolas de Mayo
fundidas en la yerba.
Pétalos
 y volantes
  canturrean
  bajo 
la luna.

Entran en mi estancia
y alumbran de fuego y lumbre mi almohada.

Enjambres de mariposas rojas y granates
y canto de cuclillo.

Versos que vuelan como pájaros
 sembrando de miel y arena los muslos  codiciosos que se escapan despiertos para soñar nuevas quimeras
 y besos que se claven en tu boca cual cuchillos ardientes.

Noche venturosa
líquida,
plenilunio.
Llanto por el sueño no vivido
que se fue para siempre.

La cal de las esquinas suda lágrimas

Y tú,
¿Dónde estás tú?
-Me he perdido en un sueño
y no me puedo

despertar.
Lloro mi dolor sobre tu hombro.

Imagen: Montserrat Gaudiol

35 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Lleno de contrastes, y como la imagen y la amapola: versos fuego e intensidad. Te felicito, que hermoso lo lograste.
Un abrazo grande!

tecla dijo...

Tu presencia es muy de agradecer, Sara.
Gracias.

Alfred dijo...

Imagen impactante, reforzada por las palabras que desgranan un sueño incumplido, o es tal vez las palabras quienes potencia el cuadro de la unión en el color, cual manto de amapolas inundando el trigal donde despertar su sueño.
Besos.

Pluma Roja dijo...

Tremendo poema. Me he perdido en un sueño/y no me puedo/despertar. Me identifico con ese cierre. Precioso Tecla.

Un gran abrazo.

tecla dijo...

Un comentario de alto contenido poético, Alfred.
Gracias.

tecla dijo...

Gracias , Pluma, una amiga me ha comentado que ese final no quería terminar, me falta preguntarle por qué.
Si me contesta luego te lo digo.
Un beso, preciosa.

María Perlada dijo...

Versos que anidan en tu alma, los que dictan tus latidos y escribes entre emociones de colores y aleteos.

Un final algo doloroso, pero no por ello deja de ser un poema precioso.

Un beso grande.

Magdeli Valdés dijo...

Me he quedado pensando muchas cosas...

ese sentir que se hilvana entre amapolas...
una vivencia no concretada o solo un sueño por alcanzar?

y a veces se vive o se cree estar en esa comunión
y al fin de das cuenta que es solo vana ilusión...
y es peor el lloro...

en fin...nunca he sido buena para entender del todo esa parte de nuestro ser...

te dejo un abrazo!

tecla dijo...

No veo yo el final doloroso, es el amado que descansa su dolor en el hombro de la amada (Lo digo por la pintura) y no se puede apartar de ella.
Eso es lo que veo o pretendo ver.
Quería expresar la alegría de la primavera junto a la melancolía que en ocasiones nos acecha.
Gracias María.

tecla dijo...

Quería expresar sin proponérmelo la inquietante primavera con sus melancolías y sus pros y sus contras.
Un beso muy grande, preciosa.

Dyhego dijo...

Las amapolas, siempre tan dicharacheras y alegres.
Salu2, Tecla.

llorenç Gimenez dijo...

Hola tecla.. Rojo como las amapolas, rojo como la imagen, rojos coloridos de la primavera.. no te descuides, los sueños no se pueden perder, cuestan mucho de encontrar..
Un abrazo..

María dijo...

Pero... ¡cómo estoy yo tan sumamente atontada que no te había visto/leído esta preciosidad!... ¡de lo más bonito que te he leído últimamente mi querida SOCO!... sencillamente maravilloso ... no es solo que dibujes letra a letra ese rojo pasión sangre dolorida de amapola a la perfección que lo haces, es que encima cn la imagen hace un todo en simbiosis perfecta! de corazón, enhorabuena!

Además, estas letras tienen la cualidad de ser .. cómo te diría.. dolorosamente dulces o dulcemente dolorosas... pero sin doler nada, como si besaran una herida...como ese recostarse de él en ella que lo cura, no sé explicarme mejor, lo siento!


Sieeempre pero hoy más, me han encantado tus letras cielo!


Mil besos TECLA/SOCO, ojalá te encuentres tan bonita y roja como tus letras amapolas MmuuaaaksS!

ñOCO Le bOLO dijo...


La imagen es potente. el rojo siempre da mucha fuerza. La composición, magistral.
Las letras, bellas para acompañar a la imagen... o al revés...

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

P MPilaR dijo...

mejor no lo encuentres: sigue buscándolo tierra adentro
sin temor a que el mínimo sueño lo derrumbe.
besos

Mara dijo...

Tu poema como la amapola ha brotado libre, sin siembra en la orilla de los caminos de la vida. Hermoso Tecla. Un beso.

Liliana dijo...

Con lo que me gusta a mi el rojo.....ese rojo! ;)

Besos =))))

chusa dijo...

Amapolas como mariposas rojas leves sobre la hierba, explosiòn de los sentidos en cada primavera, también recuerdos vividos a la luz de la luna y qué bonito lo has dicho con tu sensibilidad poética, Tecla. Precioso, como la pintura de Montserrat Gaudiol que contrasta fuertemente el color rojo-amapola con la melancolìa de la pareja.
Me ha encantado leerte con los campos vecinos cuajados de amapolas. Besos!

Eme dijo...

"Besos que se claven en tu boca cual cuchillos ardientes", así es como deberían ser siempre los besos. Con la intensidad de todos tus poemas, con la fuerza de tu verdad acumulada.
Qué bonito lo haces siempre, tecla.
Besos.

XuanRata dijo...

Escalofrío final en esos últimos versos, que son expresión de la primavera y tu pasión, que es también la suya. Las amapolas son gritos que no podemos dejar de oír. No debemos.
Qué bien complementan en esta ocasión tus versos a la pintura.

maria candel dijo...

Qué bien has combinado imagen y palabra, y qué fuerza tienen las dos...

Un abrazo, Tecla

América dijo...

Llega mayo,la primavera,y nos damos cuenta que el tiempo pasa,el esplendor de nuestras naturalezas se abren paso,hoy, de rojo,intenso y poderoso como la imagen que acompañan tus letras,y como no darnos cuenta,se mezcla la alegría y la melancolía,entre más vivimos y respiramos más se entrelazan las emociones,la razón todas y ninguna.Queremos llorar y no sabemos por qué ? queremos reír y tampoco lo sabemos...Pegajosa melancolía...Es un pocito que nunca se seca.
Te abrazo cariño.

tecla dijo...

Es por eso que nos visitan en primavera, Dyhego.
Y nos quitan la melancolía que nos dejó el invierno.
Besos.

tecla dijo...

Habrá que estar muy al tanto Llorenç. No se puede vivir sin sueños.
Tampoco sin las humildes amapolas.

tecla dijo...

No estás atontada, María. Es el Tiempo quien no nos deja hacer.
Se deberían de hacer las cosas solo con la mente.
Llegaríamos mucho antes a los sitios.
TQM.

tecla dijo...

Me gustaría alcanzar las cimas de tu poderosa mirada, ñOCO.
Un abrazo.

tecla dijo...

Eres una genia, Pilarica.
Y tan bonica tu.

tecla dijo...

Mara, te agregué el otro día pero no me habías salido. Lo he vuelto a repetir hoy, a ver qué.
Gracias por tu visita.
Me gusta la libertad, y a quién no.
Un beso.

tecla dijo...

Es un rojo magnífico, Liliana.
Un beso primaveral.

tecla dijo...

Chusa, qué bonita eres.
La verdad es que Gudiol ha sido una pintora excelente.
A veces la primavera nos trae a veces una melancolía como de mal de amores.
¿No te parece?

tecla dijo...

Muchísimas gracias, Eme.
¿Ya te encuentras mejor? Qué ganas tenía de que volvieras. Eres encantadora.
Un abrazo.

Liliana dijo...

Y las jacarandas??????????????




..... te la robaron???

:P

tecla dijo...

Xuan, mi amigo entrañable.
Es verdad que el rojo de Gudiol se conjuga bien con la extraña melancolía que a veces nos trae la primavera. Entre las amapolas y el verde amarillo de los limoneros.
Ese no sé qué que nos desasosiega.
Te deseo todas las primaveras del mundo.

tecla dijo...

Gracias, María Candel, tanto tiempo.
Ya te estaba extrañando.

Amapola Azzul dijo...

Precioso poema Tecla. Besos.