lunes, 24 de abril de 2017

Ya es Primavera



Mayo se acerca,
Abril termina
Y ya las amapolas se miran en mi frente.

La lluvia
Tierra y barro, encinas milenarias que preparan la flor que casi ya no es flor de tan pequeña y pura,
Pero que apunta maneras junto a los madroñales.

Tierra soy.
Cauce de un río que palpita.

Y tu vienes a mi
anunciando perfumes, soles,


llamaradas.



Imagen: Oleo sobre tela.
Medidas 70X70 
Autora: S. Melgarexo

sábado, 15 de abril de 2017

Palabras turbadoras




–Me llamo Quimera y soy tu Sombra


–¿Qué quieres de mí?
–Que me digas palabras de Amor
–Hace ya mucho tiempo que perdí las palabras.

–Cuéntame entonces historias turbadoras que emborrachen mis sentidos de deseo.
Hay una luna agridulce escondida detrás de mi ventana y no puedo soportar esta soledad de la noche.

–Pídeselo a la luna:
No quiero decirte palabras turbadoras. 
Sólo tengo silencios.

Palabras turbadoras. Palabras turbadoras. Palabras turbadoras. Palabras turbadooooraaass

–¡No grites!
–Y qué quieres que haga.


–Me llamo Quimera y soy tu ángel.
–¿Qué deseas de mí?
– Cuidarte hasta que muera.



– Es demasiado tiempo. ¿Y si luego te cansas?


Al alba, al alba.




Del poemario: Conversación con el Silencio.
Imagen:Claude Monet / Salida del Sol

viernes, 7 de abril de 2017

YA ESTOY AQU




Ya estoy aquí,
Gritaste.

Y la luna estalló
en un big-bang  inmisericorde, atroz, desesperado.
 Los vientos huyeron  de miedo y escándalo.

Y yo me quedé sola,
 mirando a las estrellas.

Escondida de pavor
entre las celosías.
Sin respirar el aire ni el perfume.


Silenciooooooo

domingo, 2 de abril de 2017

Te voy a llamar Abril, Abril te llamaré.




TE LLAMARÉ ABRIL

Te llamaré Abril
 Porque dijeron  que viniste con la lluvia
cuando las flores empezaban a nacer
 y tu empezabas a nacer.

Cuentan que llovía tanto  por aquel entonces
que te sentiste  lluvia
y te pusiste a llorar con una pena y un desgarro,
que mojaste la Tierra,
germinándola

Por eso
yo 
te voy a llamar Abril.
Abril te llamaré.

Llovías, angustiosamente, desesperadamente, llovías,  por fuentes y caminos, por calles y laderas
y  por veredas tortuosas
llovías tú.
Arrasándolo todo.

 Abril te llamaré 
porque eres lluvia que se derrama por mi vientre
cada mañana
llenando mi casa de jardines y de espejos.
Regando mis deseos
Mojando mis miradas
Sembrando de luz los buenos días.

Por eso, tan sólo por eso
serás Abril para mi
por los siglos de los siglos.

-->
Abril te llamaré.


Del cuaderno: Poemas de lluvia.
Pintura: Óleo sobre tela de José Royo