miércoles, 27 de abril de 2016

Vendo Poemas




VENDO POEMAS


-Poemas de amooooor, poeeeeeeemas de  gloria.
 Poemas de lirio y flores de cerezo,
Poeeeemas de las montañas de Sierra Mágina
poeeeemas de sentimiento
de alegría,
de pena
poeeeeeemas de risa y de consuelo
de calma
de nostalgia.
Veeeeendo poemaaaaaas

Quiééééénn cooooommmmpraaaaaaa.
Sólo valen un euro.

-Calla, loco, donde vas vendiendo poemas como soles sin que nadie te mire ni nadie te comprenda.
-Solo valen un euro, solo valen un euro.
¿Nadie quiere poemas?

-Yo quiero un poema de risa
-Y yo de llanto
-Yo de mermelada, dijo el niño.

-¡Ay, poeta,
Que me tiemblan las manos tan solo con mirarte.
Yo quiero un poema para un niño que duerme en un rosal sin espinas.
¿Lo tienes?

-Yo soy ese niño, madre,

Yo soy ese niño.


Fotografía de Manuela HB

sábado, 23 de abril de 2016

En hora destemplada.



Caminamos descalzos en una ciudad desconocida.
Nuestras almas se encuentran en hora destemplada.
La tierra no lo sabe,
ni el aire,
ni los sueños que duermen alimañas perdidas entre las zarzas secas.

Universo interior.

Para el tren.
Noche oscura del alma. Te abrazo y somos uno.
Furia desenfrenada
Hambre de ti
De mí

Gime la noche.
Gime el tren, y se aleja

Tu y yo entre el descampado y la vereda traspasamos el tiempo
y el espacio.

Noche oscura del alma que me clavas de sombras y de fuego.

Suena el canto de un búho.

Silencio.


Imagen: Goxwa Borg

lunes, 18 de abril de 2016

Cerezo en flor




Te llamé para decirte nada y no había nadie, yo solo quería,
pero no estabas.
Quería decirte nada para poder sentirte y las palabras
que se las lleve el aire
pero se me quedaron dentro, heladas, frías, como inexistentes,
y me sentí vacía.

Yo solo quería decirte nada y sentirme cómplice contigo diciendo qué sé yo, riéndonos a solas de la nadería que es la vida
y el tiempo.

-El teléfono móvil al que llama no contesta.

-Usted es tonta señorita. Ya sé que no me ha contestado. 

Yo solo quería decirle Nada.
Nada le dije.


Mi corazón se duerme solo.
Abril termina.

Imagen: José Royo

viernes, 8 de abril de 2016

Me llaman Silencio




-Me llaman silencio y estoy llena de palabras.
-Qué vas a hacer con ellas
-Ponerlas al sol.
-Qué cosas se te ocurren
-Quiero hablar con palabras soleadas, tostadas con azúcar,  y hojas  de yerbabuena.
-Si no las vas a decir
-Claro que las diré, ya lo verás.

-Deslumbrarás con tu verbo
-Seduciré con mi verbo. Siempre tendré palabras relucientes.
-Sueño con tus palabras
-Yo te regalaré.

-Me llaman Silencio. Dónde están mis palabras
-Puestas al sol
-Necesito tu aliento.


-Ya no estoy.

Imagen: Ksenia

miércoles, 30 de marzo de 2016

La Buenaventura


–Anaïs....Anaïs....Despierta...

–Me llamo Silencio y soy tu Ángel.
Vengo del monte de Orola para decirte la Buenaventura.
No se lo cuentes al campo, ni a las hojas, ni a la noche cerrada, porque has de saber que todo lo malo viene solo.
Yo te contaré lo bueno.

–Caminas envuelta en velo blanco de novia adornado con una corona de violetas que se derraman al mirarlas por tu cara.
Vestida con tu piel.
 Bañada por la luna, hasta llegar a un campo de naranjos  y un lecho de nardos que preparó el poeta.

No se lo digas al campo.
No se lo digas.
Una lechuza de ojos redondos espía la noche y no quiero que rompa el hechizo.
-Estoy temblando

-No tiembles alma mía.
El niño que duerme dentro de tus ojos, se podría despertar.

–Sigue diciéndome la Buenaventura. ¿Adónde fue el poeta?


–Otro día Anaïs, otro día
te hablaré del poeta.
Ya se acercan sus pasos. Los oigo.
Los siento llegar.


Imagen: Xi Pan

jueves, 17 de marzo de 2016

Camino del Puerto



                      Cuando a punto de amanecer, me sacudo las sábanas, 
me pongo el vestido rojo, 
y salgo camino del puerto huyendo de mis sombras, 
la luz del día se enciende de colores, 
las voces de los barcos me llaman quejumbrosas, 
y los viajeros del mar salen alegres a recibirme.
              Y no sé lo que quiero, 
y no sé lo que busco, 
y no sé lo que miro.
             Mis sueños jalean mi cabeza como mariposas en celo.
             Pero no te veo amor.
             No te encuentro.

                                                 Pintura: S. Melgarexo
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas 70 . 70