domingo, 14 de mayo de 2017

Entrar quiero en tus ojos




Entrar quiero en tus ojos a través de tu mirada
mecerme en tus pupilas cuando ríes
ser la luz de tu día
la dueña de tu noche y
estremecerme
en ti.

Vibrar cuando me cantas.
Cortar el aire y la lógica del tiempo.
Beberme los aromas 

el néctar, ay.

Emborracharme.

Adónde se me habrá quedado mi abanico,


-¿Lo tienes tu?


Pintura: Oleo sobre tela
60X60cm
Autora: S. Melgarexo


lunes, 8 de mayo de 2017

Entre Caspe y Pau Clarís




Yo conmigo misma me
mi,
conmigo tu.

Tus ojos me miran, me penetran, me desalman, me atosigan
estoy en otra parte y no te encuentro, 
dime.

Tu contigo mismo ti,
sin mi,
sin nadie.
¿Dónde estás?

Tu sombra me busca
y no te encuentro.
      




   –Se me quebró la noche.

Pintura: S. Melgarexo

M. 55X46
Técnica mixta

                                                                                                                             


miércoles, 3 de mayo de 2017

Poema insolente e inquietante. No sé, No sé.




–Te veía, te miraba,
y no me daba cuenta,
fue por eso que no te dije adiós,
ni hasta mañana.

Cómo me encontraré  a mí misma
en esta muchedumbre
que me habita.

–Yo soy tu. Te lo sabré decir.
Vente a mi vida

–Te miraba y te vi,  pero no te encontraba
 ni dentro de mí,
ni fuera.

Por eso te busco.

–Se me llevó el tiempo.

–¿Y adónde te fuiste, amado mío?

–Estoy aquí, contigo.
¿Acaso no me ves?

–Necesito beberte.

–¿Cuántas personas hay en ti?
–Tres: Padre, hijo y Espíritu Santo
–¿Acaso te crees Dios?

–Parece ser  que sí.
O al menos lo sospecho.

–Cosas veredes Sancho.


  

Pintura: La ciudad de los Prodigios.
Oleo sobre tela. 73X60
Óleo sobre tela.
S. Melgarexo

jueves, 27 de abril de 2017

QUÉ NOCHE TAN EXTRAÑA




Llovió toda la noche
 llovió también sobre el día emponzoñado.
 sobre el día soleado y despierto.
Llovió

 eran navajas
las gotas de la lluvia.

 La sombra de un pájaro
saltó por la ventana de una décima planta
viniendo a estrellarse sobre un todo terreno aparcado en la acera.
En un golpe seco,
profundo, colorado, estremecedor,
mortal.

Llovió sobre el silencio, llovió sobre la muerte,
sobre  todo lo habido y por haber,
llovió.

Llovió sobre los muertos vivos que bailaban su vómito en las plazas
 sobre las farolas de la ciudad dormida.
Y sobre los gritos de la noche.

Y mientras tanto ajenos,
ganábamos triunfantes nuestras propias batallas entre los edredones.

Qué noche tan extraña.


-->
Todas las noches del mundo son extrañas y misericordiosas.


Imagen: Daniel Maliski

lunes, 24 de abril de 2017

Ya es Primavera



Mayo se acerca,
Abril termina
Y ya las amapolas se miran en mi frente.

La lluvia
Tierra y barro, encinas milenarias que preparan la flor que casi ya no es flor de tan pequeña y pura,
Pero que apunta maneras junto a los madroñales.

Tierra soy.
Cauce de un río que palpita.

Y tu vienes a mi
anunciando perfumes, soles,


llamaradas.



Imagen: Oleo sobre tela.
Medidas 70X70 
Autora: S. Melgarexo