martes, 20 de septiembre de 2016

Lluvia de Septiembre en mi barrio


Llueve mansamente,
sin parar.
Llueve sobre los manantiales.

Desde los claros del día y desde que abrí los ojos al alba.

Hoy llueve

Por la mañana, por la tarde, a la hora de pasear, a la hora de amar
y desde antes de irme a dormir.

Llueve a la hora de cantarle a los pájaros
delante de una partitura
mojada.

En las cabeceras de los ríos, y en la desembocadura.
En los campos de uvas
y en el asfalto de la ciudad.

Llueve en todas las ventanas y balcones del Llorens, en las aceras, y en los nidos de golondrinas.

Llueve sobre los cuerpos
y sobre las almas
 sobre los clavos de Cristo.

El mar se abre.

Septiembre, dulce Septiembre.


Vuelvo.

Pintura: S. Melgarexo: O sea mía
El poema también.

lunes, 6 de junio de 2016

Campanas en la noche

Sonaban campanas ocultas para no despertarla
en un llanto callado que nada prometía.

Pero estaba despierta
mientras esperaba las luces del alba.

Cantaban campanas de gloria sobre pies ateridos de frío
maravilla de nieves que sueñan despiertas.

– Caliéntame tus manos, suplicaba anhelante.
Quiero tocar el fuego
y abrasarme.

–Ni una voz contestó.

Vibraron campanas de fiesta que lanzaban al cielo llamaradas
eternas.

Sus ojos, ay, sus ojos.

–Acurrúcame en ti, suplicaba.

–Silencio

Y siguieron tocando campanas , campanas, campanas.
Din don, din don, din don…….

¡Qué solo caminaba el viento en los tejados!

–Préstame tu cintura,
y déjame que te envuelva,
deja que te silbe al oído el calor de mis versos
y la mirada tibia  de mis dedos.


Y siguieron tocando, tocando, tocando……
las campanas ocultas de lino y encajes que adornaban sus senos dormidos.

Din don, din don, din don, din don ………….





Imagen: Nikolai Blokhin (1968) Pintor ruso

jueves, 26 de mayo de 2016

Mientras la espera.


Extraño tu voz de terciopelo ausente.
Tus palabras de monte no habitado.
Te extraño a ti,
vida que te acercaste en la espesura de un alma en agonía.

Dónde te fuiste,
amigo amado.

Fumar quiero esa pipa que aprietas con tus labios, amor, poeta.
Quiero morir de ti,
de versos,
de tus versos
de tus besos.
En noche candelaria de licores y faunos.

Sentirte.

Vibrar de nuevo en tu latido,
 en tu impulso creador.
Hundirme en las aguas profundas de tu mente, vivir en ti, sin ti, pero contigo.

Ser fuente
Ser agua
Ser río
Ser piedra en la fuerza de tus brazos.......


.....y que acaricies el mechón de pelo que cubre mi ojo izquierdo.




Pintura de Fabián Perez

sábado, 14 de mayo de 2016

Diálogo entre luces

- No tengo nada que ponerme
-Ponte tu piel
-Pero qué dices, pensarán que voy desnuda
-Te cubriré conmigo, y nadie te verá.
-¿Y si a pesar de todo tengo frío?
-Mi aliento arde
Y tu tienes los pies descalzos
-Me dejas sin aliento.

-No tengo nada que ponerme
-Ponte tu piel
-Pensarán los demás que voy desnuda
-Desnudas van las piedras y nadie las acusa
-Me moriré de frío
-Déjame que te abrace.

Imagen:Paul Sidley

miércoles, 11 de mayo de 2016

Jacarandas en Flor


La primera vez que estuve en Málaga, las jacarandas estaban en flor.
Nunca las había visto y en décimas de segundo llegué a pensar que estaba en otro país que no era el mío.
Aquellos árboles de color de las lilas no podían ser reales.
Intenté ubicarme para saber que no soñaba.
Os prometo amigos que no estoy haciendo literatura.  Que lo que cuento es real.
Y hoy se me aparece nuestro amigo Piedra con sus jacarandas en los bolsillos de su entrada.
Naturalmente, mi mente se me ha ido a las queridas ventanas de Llorenç. No podía ser de otra manera.
Y aquí las  tenéis amigos.
Las cosas buenas deben compartirse.


Fotografía: Balcones de la plaza de la Merced de Málaga.
Jacarandas en flor. Málaga
“¿Qué fueron primeros los balcones de Málaga o las jacarandas en flor?
Las jacarandas llegaron de América y parecen que estén hechas para los balcones de Málaga. 
Es por mayo cuando la primera calor, cuando florecen las jacarandas en Málaga, plazas, calles y jardines se llenan de color violetas con las jacarandas o jacarandás, lilas, para muchos malagueños, que aún no saben que fue un regalo americano, tan bello que no hay día de mayo sin que salga a la terraza para agradecerles las jacarandas en flor de la vecina plaza de los Monos………”

Autor: Piedra Miguel Bueno

Esta entrada se la  dedico a mi amigo Llorens en gratitud por las imágenes de “Mis amigas ventanas”

Va por ti, Llorenç y por todos los que te admiramos.

viernes, 6 de mayo de 2016

Amapolas de Mayo

Amapolas de Mayo
fundidas en la yerba.
Pétalos
 y volantes
  canturrean
  bajo 
la luna.

Entran en mi estancia
y alumbran de fuego y lumbre mi almohada.

Enjambres de mariposas rojas y granates
y canto de cuclillo.

Versos que vuelan como pájaros
 sembrando de miel y arena los muslos  codiciosos que se escapan despiertos para soñar nuevas quimeras
 y besos que se claven en tu boca cual cuchillos ardientes.

Noche venturosa
líquida,
plenilunio.
Llanto por el sueño no vivido
que se fue para siempre.

La cal de las esquinas suda lágrimas

Y tú,
¿Dónde estás tú?
-Me he perdido en un sueño
y no me puedo

despertar.
Lloro mi dolor sobre tu hombro.

Imagen: Montserrat Gaudiol