domingo, 21 de febrero de 2016

Silencio en los espejos


Llueve el
silencio en los espejos.
Llueve sobre los cantos.

Sobre los ventanales,
sobre las noches bañadas en alcohol y aroma de pámpanos y yerba
sobre los ojos somnolientos
llueve.

Silencio en el agua.
Tengo los pies descalzos y no me los quiero despertar.

-¿Adónde vas?
-Voy a ninguna parte.
-Ten cuidado, te puedes perder.
-Ya me he perdido.
-Pero puedes volver.
-Ya he vuelto.

Grietas sedientas se abren como simas.

Llueve el silencio
sobre la madrugada. Sobre los higos maduros
y sobre los caballos desbocados.

-Silencio.......

-¿Me da fuego señor?
-Ya no me queda lumbre
-La lumbre está en sus ojos señor ¿Me la presta?
-Ya no me queda fuego


Llueve el silencio sobre
los acantilados.

Sobre los naranjos y la música ausente
Llueve
sobre la palabra divina y sobre las palabras obscenas.
Sobre una vieja pendeja que se apoya
en la esquina pintada de oporto
y aguardiente.

-¿Me da lumbre señora?
le pregunta



Imagen: Le cirque bleu de Marc Chagall


37 comentarios:

CarlosMxAx dijo...

woo!
me gusto
y más aún si es de espejos
tema recurrente en mi blog
aquel espacio donde cohabita el ser y estar
el bueno y malo
pero nadie se atreve a decir cual es el reflejo
saludos..

tecla dijo...

No encuentro la manera de que me salga el texto del color que lo pongo.
Me lo hace cantidad de veces y no sé qué hacer.
Gracias, por tu visita, Carlos.

CarlosMxAx dijo...

bah!!
pensé que era parte del juego y de los espejos, esconder a la vista un texto
por mi dejalo así se siente y se cree más participativo de quien lee
saludos!

tecla dijo...

Vaya, qué optimista, el que no se conforma es porque no quiere.

Dyhego dijo...

Veo lluvia, soledad, desamparo,deseo de amistad.
Dicen tantas cosas tus versos, Tecla.

Eme dijo...

La lluvia y la búsqueda perpetua son buenas compañeras. Aunque, como en tu poema, solo aprendan de ausencias.
Utilizas las palabras como preciosos dardos.
Y das en el blanco cada vez.
Un abrazo, tecla.

Alfred dijo...

No tengo lumbre, la lluvia me la apagó.
Mis ojos se apagaron, secos sin lágrimas, que la noche se llevó.
No tengo palabras para consolarme se las llevo la lluvia
Besos.

Rafael dijo...

Bonitas letras surgidas "bajo la lluvia de los espejos"
Un abrazo.

jordim dijo...

Muy buenos versos, sigue en ello!

Pluma Roja dijo...

Los espejos han sido tema de muchos textos. Desde lo tétricos, hasta los tiernos y es por eso que son interesantes.

Bello poema querida Tecla.

Besos.

jordim dijo...

Muy buenos versos!

Fred dijo...

El circo de Chagall se hunde en el lago Trasimeno. La reina del trapecio, Miss Obdulia Kensington, desciende hacia el fondo haciendo espirales, mientras un caballo enamorado en secreto sonríe el mal de todos. La luna acompaña y toca un scherzo, mientras la gallina clueca del hombre de las pesas toca un solo de bombo sobre un tobillo de la diva. Un lucio malhumorado tiene el detalle de regalar a Miss Obdulia un ramo de violetas. Por la parte de abajo ya se van ahogando las bailarinas.
Tecla nos lo cuenta con otras palabras.

llorenç Gimenez dijo...

Hola tecla.. El silencio de los espejos.. yo que no soy poeta, ni escritor, bastante tengo en comprender la belleza de los poemas, aunque me esfuerzo lo que puedo.. Pero si se de marketing, hay una ley que dice que una imagen vale mas que mil palabras y un titular también es casi un resumen compendio de lo que vas ha leer. El silencio de los espejos es un titular, sensacional.
Perdona que no he comentado nada del poema que me ha parecido bellisimo, me ha calado como la lluvia fina.. me ha iluminado como la lumbre de tus letras..
Un abrazo..

Elisa Alcántar C dijo...

espejos y lumbre
es la constante de la vida
somos sueños y pesadillas
reflejos brillantes que suelen perderse en la noche larga

abrazos

tecla dijo...

Dyhego, con el tiempo se van acumulando quimeras que hacen que las palabras fluyan solas y digan cosas de que ni tan siquiera nosotros mismos habíamos advertido.

tecla dijo...

¿Me habrás adivinado, Eme?
Mira que yo no quería. Que no lo he hecho adrede.
Eres encantadora.

tecla dijo...

Métete en algún portal, Alfred, para que no se te apague la lumbre al encender ese cigarrillo que invita a la conversación y el entendimiento.
Sería una lástima.
Una ocasión perdida.

tecla dijo...

Los espejos multiplican la realidad, Rafael.
También la luz.

tecla dijo...

Hermoso lo que dices Fred. Qué culto eres.
Y qué imaginativo e intuitivo.
Gracias por visitarme.

tecla dijo...

Gracias Llorens, de pronto una despierta y se encuentra de nuevo con los pies en la tierra al hablarme de marketing.
Toda creación es poesía y un buen marketing lo es.
Y tu lo sabes.
Me gustan tus comentarios.

tecla dijo...

Muy bien dicho Elisa, sufrir y gozar. La esencia de la vida.
Gracias por estar aquí.

Liliana dijo...

Necesito lumbre!

=(((

tecla dijo...

¿Cerillas o mechero? ¿Qué prefieres?
¿Existen las cerillas?

Liliana dijo...

...chimenea? y un abrazo que queme!

tecla dijo...

Jajajajajjja.
Ahí queda eso, Liliana.
Qué rica eres.

aapayés dijo...

Esa luz que irradia tu poesía amiga..
Es la que nos acerca siempre a leerte..

Me quedo con esa pintura de Chagal bella como tu poesía..

Saludos

Un abrazo

tecla dijo...

Gracias Adolfo, te he buscado en facebook para comentarte y no te he encontrado. Dime algo.
Saludos.

Verónica Calvo dijo...

Silencio en los espejos.
Pero silencios de esos que gritan.

He ido y he venido por cada verso, tecla, y lo he disfrutado mucho.
Eres una de las poetas que más disfruto leyendo.

Abrazo

María dijo...

Mmmm Chagall cómo me gusta …
sus sueños, sus mujeres voladoras y sus azules .. claro que tú y tus letras aun más jaja

Perdón por mi silencio, y mis idas y venidas .. como la lluvia que no cesa y sin embargo no llega a donde más se la necesita, como los reflejos que deseamos ver y no aparecen y otros nos ciegan , como las palabras que deseamos escuchar o leer y cuando están no las escuchamos y cuando faltan extrañamos… somos contradicciones con patas … más que nada porque somos humanas... pero a mi me gusta tu humanidad ;)

Un beso inmeeensoooo preciosa! MuuaaaaksS! subo al piso de arriba :)

Tesa Medina dijo...

Espejos, lluvia, soledades, y ese bello cuadro de Marc Chagall.

Ya sabes que según nuestro amado Lorca, "la lluvia despierta el alma dormida del paisaje..."

...y a los poetas les da por desnudarse, por hablar solos intentado que su otro yo se alinee desde el espejo como un planeta con augurios de buenas nuevas.

Un poema bellísimo, tecla, y es que a mí la lluvia, los espejos y los azules crujientes me ponen rimas en el corazón.

Qué bonita la palabra lumbre... tan en desuso.

Muchos besos,

tecla dijo...

Gracias, Verónica, no sabes como me alegro. Yo también he disfrutado hoy con tu descripción.
Un beso.

tecla dijo...

Es cierto, María. A veces no sabemos a qué atenernos aunque tal vez sí, pero sabemos que no.
Jajajaj.
¿Se entiende?
Me han dicho por ahí que soy valle-inclaniana pura.
Y fíjate que en todos estos años que llevo por el mundo nunca se me había ocurrido leer a Valle-Inclán.
Ayer lo intenté pero no me encontré en lo que leí.
¿Sabes algo al respecto?

tecla dijo...

Me encanta la palabra lumbre, Tesa, tiene una luz y una fuerza que traspasa.
Y propone un lugar donde desnudarse y sentir el calor del alma y del cuerpo.
Cómo me gustan tus comentarios.

ZeRo/Carolina Charry Alzate dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ZeRo/Carolina Charry Alzate dijo...

Hola Mejorana: me encantó este poema, la lluvia es esa compañía cuando nos falta algo, me sentí allí contigo. Un abrazo.

ZeRo/Carolina Charry Alzate dijo...

Hay voces que apagan angustias,
hay voces que calman las inseguridades,
hay voces que nos envuelven en amor el alma...

Que poema hermoso, me lo guardo un rato al cerrar los ojos

tecla dijo...

Vente conmigo, Zero. Pégate a mi. Dame la mano y caminemos juntas.
Un abrazo grande.