martes, 23 de febrero de 2016

Tu eres mi alter ego



-No se qué ponerme
-Ponte tu piel
-Pero qué me dices. Pensarán que voy desnuda.
-Hay muchas señoras que se visten de pieles y nadie dice que vayan desnudas.
-Vivir para ver.


-No me digas eso
-Qué quieres que te diga
-Nada. No digas nada. Sueña
-Ya no sé qué soñar.
-Sueña con el niño  aquel que duerme en un rosal sin espinas.
- Qué niño tan hermoso. Parece un cascabel.

-Me dejas sin aliento.

-No sé qué ponerme
- No te pongas nada.
-Entonces qué hago ¿ir desnuda?.
-Ponte tu piel
-Si ya la llevo puesta
-Entonces, ya estás
-No, no estoy
-Qué quieres entonces
-………….

-Pregúntale a tu alter ego, a ver si te da alguna idea.
-Eso estoy haciendo
-Me estás preguntando a mi. ¿Yo soy tu alter ego?. ¿A mí me llamas Alter Ego?
-Sí
-Yo no soy tu Alter Ego.
- Ya me dirás,  con quién estoy hablando.
- Sola.
Estás hablando sola.
-¿¿¿¿¿¿¿¿Yooooooo????
-Como lo oyes, estás hablando sola.

-...........

-No sé qué ponerme
-No te pongas nada
-¿Y qué quieres? ¿que vaya desnuda?
-………



Imagen: Goswa Borg: Óleo sobre tela.

44 comentarios:

tecla dijo...

Pelín de humor nunca viene mal.
Un beso a todos.

Alfred dijo...

Vestida con piel desnuda, por que no?
Besos.

la MaLquEridA dijo...

Como sea que vayas eres una reina.


Un beso

P MPilaR dijo...

el ego está callado
-¿qué tendrá, que no alienta
y desmorona respuesta a su inconmovible 'alter'?

-vestirse la piel satín
y aquella otra
-desgobernada
de indiferencia ....!!!
*mira mejor si la desnuda no fuera el alma...
y a esa, ni manto armiño, querida Tecla.


besos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Buen humor y además muy real cuando a veces no ponemos delante del espejo. conversación de tú a tú o mejor dicho, de mí a mí.
Besicos muchos

tecla dijo...

No se puede una vestir con piel desnuda, Alfred.
De todas las maneras en la imaginación cabe todo.

tecla dijo...

Voy como puedo, Malquerida.
Como decía Machado:
"Brotas derecha o torcida
con esa humildad que cede
solo a la ley de la vida
que es vivir como se puede."
¿Lo ves?



tecla dijo...

Ante palabras inteligentes, ojos y oídos abiertos, Pilarica mía.
Una gozada tus sabias palabras.
Cuanta sabiduría en ti.

tecla dijo...

De mi a mi, Nani. No sabes lo bien que se siente una cuando se dice a sí misma las cuatro verdades del barquero.

María Perlada dijo...

Qué bueno cómo me ha gustado, además, ¿quién no tiene conversaciones con una misma?

Un besazo.

Fred dijo...

El alter ego de uno suele ser una persona del mismo sexo, sí... Como la odalisca de autor desconocido que nos ofrece Tecla.
Yo me encuentro con mi alter ego cuando voy a la peluquería. Me mira ceñudo y vestido con una túnica negra con alzacuello, parecido a un cura ensotanado. No me quita ojo mientras el peluquero hace su labor. A veces baja conmigo en el ascensor de casa. También estaba en un vestidor del Corte Inglés durante las rebajas de enero.
Un beso, Tecla.

Rafael dijo...

Precioso monólogo...
Un abrazo.

Eme dijo...

Sentido del humor y profundidad al tiempo...
Me ha encantado tu diálogo/monólogo. Dice mucho más de lo que cuenta.
Besos, tecla.

Pluma Roja dijo...

Interesante conversación contigo misma.
"Vestirte de piel". Me guusta la figura.

Bwsos querida Tecla.

Pluma Roja dijo...

Interesante conversación contigo misma.
"Vestirte de piel". Me guusta la figura.

Bwsos querida Tecla.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tecla.. Bueno que mas da como se vista o como se desvista, lo realmente importante es como se siente uno cuando se mira al espejo.. o mejor pasar del espejo..
La imagen preciosa...
Un abrazo..

Liliana dijo...

Besitos mil ♥

=))))

Magdeli Valdés dijo...

Vestirse la piel con el amor
Lo profundo vive en ti
Y se renueva a cada pincelada de tus palabras

XuanRata dijo...

Qué bueno, Tecla. Si, es tu alter ego, seguro, porque el verdadero alter ego siempre lo niega, siempre se esconde, detrás del espejo o detrás de uno mismo, nunca lo reconoce ni se deja conocer. Pero esta vez hay que darle la razón en cuestión de vestuario. Yo me apunto a esa moda...si me pagas un viaje a la Polinesia, claro.

Besos.

María dijo...

jaja a mi nunca me pregunta mi alter ego qué nos ponemos .. casi siempre decide sin consultarme nada;)

Este divertido diálogo tuyo lo que deja caro es que a ti no te parece que ir de ti misma sea suficiente y a tu alter ego que siempre es más listo que nosotros sí ;) ... ningún ropaje más precioso que el de ti misma, ninguna TECLA mejor que SOCO .. nada en ti que debas tapar ni disfrazar siendo viento y cariño en letras, música en palabras y abrazos sonrientes en todo lo que nos dejas aquí y en todas partes así que .. desnuda sonriente y feliz como una perdiz precioosaaaaa ! ! ...

mil besoooooossssss cieeelo a ver si vuelvo de una vez por estos lares ..MmmuaaaaakssS!

tecla dijo...

A mi me gustas tu, mi adorada Pluma.

tecla dijo...

María Perlada, todo poema es una conversación con nosotros mismos.
Y qué bien conversas tu. Con tus perlas y tus versos.

tecla dijo...

Gracias, por tu visita Fred.
Me alegra que te encuentres con tu alter ego e inicies una conversación fructífera con él. Si es que se puede.
Yo a mis diálogos los suelo inscribir en una serie que se llama Conversación con el Silencio.
Me encuentro bien hablando sola.

tecla dijo...

Gracias, Rafael.

tecla dijo...

Eso es lo que pretendemos, Eme. Decir más de lo que contamos. O no.
A veces las palabras se escapan en tropel y no hay quien las pare.
Eres estupenda. Soy muy afortunada por tenerte como amiga.
Un abrazo.

tecla dijo...

Llorens, la chica de este espejo es tan bonita que creo que se debe de sentir maravillosa.
Este pintor tiene unas manos exquisitas.
Es divertido montar una conversación a nuestra manera. Diciendo absurdidades que unas veces se cumplen y otras no.
Un abrazo.

tecla dijo...

Qué cariñosa eres, Liliana. Toda la habitación se me ha llenado de besos.

tecla dijo...

Envolverse de amor es extraordinario, Magdeli.
Tu lo derramas a borbotones, y todo el Universo te ama a ti.
Por sensible y buena.

tecla dijo...

Jajajajjaajj. Xuan Rata. La de fotos que le harías tu a las polinesias y a los polinesios.
Ni alter ego, ni ná de ná. Ea.
Pero tu sí sabes adonde estás invitados.
Lo único difícil es coincidir conmigo, pero tienes una casa a tu disposición siempre que quieras.
Y no dejaré de repetírtelo.
Un abrazo, maestro.

tecla dijo...

Jajajajajj, Maríííaaaaa.
Como te echaba de menos.
Pues vaya un alter que tienes. Ni te pide permiso. Es queeeeee.
Te estamos extrañando todos un montón.

virgi dijo...

Frene a nosotros mismos, nos desvestimos para darnos cuenta que mejor nos volvemos a vestir.
Besos, mi querida niña

ñOCO Le bOLO dijo...


¿Y por qué no? Ponerse uno su piel es elevarse a la conciencia de su totalidad. Muchos ropajes con los que nos adornamos o protegemos no hacen más que ocultar lo que realmente somos. Lo peor, nos lo ocultamos a nosotros mismos.
Me encanta la ilustración. Mucho.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

Guillermo Soto García dijo...

Me encantó
una hermosa forma de escribir.
un abrazo

Dyhego dijo...

Eso, eso, naturalidad. La piel libre, la cara lavada, la sonrisa fresca.

aapayés dijo...

Con ese pelín de humor.. en la realidad suele suceder, muchas veces en el rincón del alma..


Un placer leerte siempre amiga.

Saludos
Un abrazo fraterno

tecla dijo...

Me pregunto a veces por qué el animal humano se viste y cuando empezó.
Y cuando el animal humano sintió vergüenza de ir desnudo y el cómo y cuando el animal humano consideró pecado el ir desnudo y ser castigado al fuego eterno por lo mismo.
Gracias Virgi.

tecla dijo...

Reflexionas bien, ñOCO Le bOLO, ir desnudos es sentirnos vivos y cuando no nos conviene ya nos tapamos nosotros solos.
Te admiro.

tecla dijo...

Gracias por tu visita, Guillermo.
Pasaré por tu casa.

tecla dijo...

Jajajajaj. Dyhego.
Normalica y del montón que es una, como otros que yo me sé.
Geniales.

tecla dijo...

Más bien en el rincón del alma es donde nos sentimos desnudos, Adolfo.
Que del cuerpo ya nos ocupamos nosotros.
Gracias por estar aquí.

Tesa Medina dijo...

Ser una misma, qué gran idea y qué difícil, Tecla.

A mi piel le suelo poner montañas de risas para que me proteja de la dureza de la intemperie, del desencanto, de la indiferencia más que del ataque.

Pero no hay ropa que abrigue ni disimule la soledad del alma. Ahí no hay trucos que valgan.

Una pintura mu bella para ilustrar este sugerente y hermoso poema.

Muchos besos,

tecla dijo...

Tesa mía, cuanta razón llevas.
Seguiremos jugando a los diálogos y averigüemos qué nos revelan las palabras.
A ver como nos sale.
En fin.

Verónica Calvo dijo...

Muy bueno, tecla!!!

Sonrío...

tecla dijo...

Cuanto me alegro Vero. Gracias.