jueves, 21 de febrero de 2013

Reencuentro




Nunca antes en la vida se habían visto.
Así que se miraron profundamente a los ojos hasta perderse el uno dentro del otro. Visitaron sus paisajes, jugaron las flores amarillas de sus primaveras, corrieron los montes de sus propias fantasías y las sombras de sus amaneceres.
Después se besaron.
Y nunca más se volvieron a separar.

….Hasta que les atravesó aquel rayo de tormenta y se  reencontraron nuevamente en el paraíso.

Fotografía: S. Melgarexo

52 comentarios:

  1. Estoy intentando hacer minirelatos. Pero no sé si me han salido.
    La verdad es que me gustaría.
    Aunque dicen que la cabra siempre tira al monte.

    ResponderEliminar
  2. Así creo que puede suceder, Tecla, con una profunda mirada, muy profunda, leyendo todo lo que existe en el interior del otro. Al saberse, la felicidad se apoderará de los nuevos amantes hasta que el placer físico completa esos instantes que durarán toda una vida... aún después de ser brutalmente segada.
    Excelente.

    Un fuerte abrazo, querida Tecla.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Antonio.
    Qué bien lo has descrito.

    ResponderEliminar
  4. lo dificil del minirelato es generar historias con tan pocas palabras

    ResponderEliminar
  5. Da gusto saber de flechazos así.
    Salu2, Tecla.

    ResponderEliminar
  6. Puede que al final uno se acostumbre Noel.
    Lo importante es contar una historia y que se entienda.
    No sé si lo estoy consiguiendo.
    Pero lo tengo que probar.
    Ya me contaréis.

    ResponderEliminar
  7. En eso sí que llevas razón, Dyhego.

    ResponderEliminar
  8. El eterno reencuentro de quienes están predestinados.


    Bss

    ResponderEliminar
  9. Después de lo que se ha dicho, ya no tengo palabras para describirlo, sinceramente, sister.

    ResponderEliminar
  10. Creo que aquí sí lo has conseguido; si te fijas tienes un planteamiento, un nudo y un desenlace.
    Y es un micro dulce, con un lenguaje impregnado de lirismo (no en vano eres poeta).
    Me gusta que seas tan romántica (yo también lo soy, aunque me da por cargarme gente en los relatos...).
    Sigue, querida Tecla, que los micros, al ser tan cortos, están casi más emparentados con la poesía que con la prosa por su fuerte poder evocador.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pensé en Adán y Eva, quizás por el paraíso que aparece al cierre.

    Creo que lo lograrás, cada vez mejor. Este es muy bueno.

    Besos Tecla.

    ResponderEliminar
  12. amor a primera vista.
    yo estoy muy a favor de dejarse llevar por las primeras impresiones.

    besos.

    ResponderEliminar
  13. Los hay también en la tierra y te llevan al infierno y separados y con odios y culpas y no hay poema que les limpie el agua de su antiguedad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Tiene dos lecturas, tecla.
    Una, por la imagen, que se trate de dos hojas y la otra más humana.

    De todas maneras, la última se entiende perfectamente desde la metáfora.
    Es un micro poético.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Te ha salido, te ha salido...
    Como han dicho por arriba, varias lecturas: las dos inquietantes, románticas, poéticas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. La vida narrada en su esencia, donde el amor es el símbolo.

    Una delicia compartir

    ResponderEliminar
  17. pues es un relato muy bueno, la acción es el pilar en ello
    Adán y Eva absolutos

    felicitaciones


    abrazos

    ResponderEliminar
  18. Seguramente, Verso. Nadie sabe cuantos encuentros nos esperan.

    ResponderEliminar
  19. Tienes palabras, Anónimo. Dímelas.

    ResponderEliminar
  20. Tus palabras me consuelan, Isabel.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  21. Si consigo que con un relato o un poema tu vengas a mi. Qué más puedo pedir, Aída.
    Qué hermoso nombre te puso tu madre.

    ResponderEliminar
  22. Senses, dicen que la primera impresión es la que vale.
    Si luego no sale bien, pues pelillos a la mar y que nos quiten lo bailao.

    ResponderEliminar
  23. También los hay, Sarco y no hay agua en la tierra que los pueda limpiar.

    ResponderEliminar
  24. Gracias Vero por tu sabio comentaria. Lo he leído con gran interés.

    ResponderEliminar
  25. Gracias por ti, Huellas, y por tu comentario.

    ResponderEliminar
  26. Elisa, tu opinión es muy importante para mi.

    ResponderEliminar
  27. A mí me ha parecido precioso este relato corto,aunque un poco catastrófico por lo del rayo.
    ¿Se estaban besando con tormenta bajo un árbol?.Si es así,resulta además muy romántico...

    Abrazo Tecla.

    ResponderEliminar
  28. Síííiíí, Jerónimo, debajo de una higuera repleta de higos maduros y chorreando su gotita de miel color burdeos.
    ¿Los has visto alguna vez?
    Como para volverse locos.

    ResponderEliminar
  29. Que hermosa historia...encontrarse tras la vida aqui...

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Eres bella, Pluvisca. Muy bella.
    Debe de ser a causa de tu mirada.

    ResponderEliminar
  31. Bien está lo que bien acaba, si se volvieron a encontrar ya es para siempre.

    Besicos lluviosos.

    ResponderEliminar
  32. Ana, estoy intentando que me salgan pequeños relatos.
    No sé si lo voy a conseguir.
    Estoy un poco saturada con tanta basura y tanta política y necesito un rincón de paz.

    ResponderEliminar
  33. gracias por tu huella, abrazos y feliz fin de semana Socorro

    ResponderEliminar
  34. Mmmmm qué bonito TECLA.

    Quizá nunca antes se habían visto en esta vida pero sí en otra, por eso regresaron a ella. Son imágenes tan plásticas las que usas como metáforas de su amor físico, que se encastran con la foto y parece que has hecho un hibridaje humano vegetal.

    He leído muy poquito microrelato, pero si yo fuera tu profe, te ponía un 10 directamente:-)


    Muchos besos, muy feliz finde y graacias TECLA.

    ResponderEliminar
  35. Gracias, María, pero si es necesario, no dudes en bajarme la nota.

    ResponderEliminar
  36. Hermoso
    el ideal...claro existen...
    feliz aquellos que han vivido o viven en esa mirada...

    abrazos sinceros!

    ResponderEliminar
  37. Yo amo lo eterno, el reencuentro siempre me lleva a rincones impensados, quizás mi mayor musa a la hora de escribir.
    Te aliento Mejito
    Me gusta el conjunto de imagenes que dejan grabadas tus letras.
    TE abrazo reina!!!!!

    ResponderEliminar
  38. Gracias Meulen.
    Eres una buena compañera de viaje.
    Tu y yo sabemos lo que vemos juntas desde los puntos más extremos del Planeta.

    ResponderEliminar
  39. No es igual Alumine, aquí que allí.
    Aquí te siento conmigo y me perteneces, al igual que yo a ti.
    Allí, el caos, la distancia, el decirte a gritos, la marabunta.
    Gracias por estar aquí y venir a visitarme.
    Te abrazo con todo mi corazón.

    ResponderEliminar
  40. Aunque no entiendo mucho de árboles, creo por la imagen que puede ser un roble, pero creo que no una higuera.


    Pero para qué tenemos la imaginación, Tecla, para convertir los paisajes, para jugar con las metáforas, para soñar e imaginar el destino de dos seres que están predestinados a encontrarse y nada los puede separar.

    Aunque no soy creyente, sí creo que hay personas cuyos destinos se van a cruzar, pase lo que pase.

    No te compliques la vida con lo de los relatos, Tecla, cuenta una historia sin más y olvídate del estilo literario.

    Besos,

    ResponderEliminar
  41. Que difícil es expresar en pocas palabras la realidad y que fácil lo haces tu.Un saludo desde Almería .-

    ResponderEliminar
  42. La Naturaleza se alió con ellos para trascenderlos.

    ResponderEliminar
  43. Creo Tesa que todo es consecuencia de algo y así sucesivamente. De tal forma que todo cuanto ocurre, ocurre necesariamente.
    ¿Tiene alguna finalidad? No lo se.

    Te admiro, Tesa.

    ResponderEliminar
  44. Al otro y al nuestro, Xavier. Yo creo que no me acabo de entender.
    Somos un misterio insondable incluso para nosotros mismos.
    Pero te sigo estimando igual.

    ResponderEliminar
  45. Qué bien se debe de estar en Almería, con sus tapitas y sus cositas, Anjespinosa.
    Así te salen a ti las fotos.

    ResponderEliminar
  46. A veces, Maria Luisa, la vida toda es como un milagro.

    ResponderEliminar
  47. Tecla, te ha salido un micro conmovedor y precioso, el intento d esdeluego ha mercido la pena.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  48. Besicos muchos para ti, Nani.
    Es una alegría tenerte.

    ResponderEliminar
  49. Ha sido como un chispazo de felicidad. Tan breve como intenso.

    Saludos.

    ResponderEliminar

  50. Tú, lo has escrito y muy bien hecho
    Luego cada cual, le damos el enfoque oportuno.
    Bss

    ResponderEliminar