martes, 26 de febrero de 2013

El Grito



Gritó y gritó y gritó.
Hasta no poder más. Hasta desgañitarse. Como nunca jamás en su vida había gritado.
Gritó más que Nadie. Más que el trueno y el rayo, más que una madre desesperada de amor.
Hasta hacerle temblar a la tierra, hasta romper los cielos. Hasta que la garganta se le hizo sangre. Hasta que los mares se salieron de las orillas. Hasta explotar todos los tímpanos del mundo.

Pero Nadie le oyó.

Porque todos gritaban a la vez  desesperados y ninguno se oía.

Excepto los que dormían agazapados entre papeles en cajas blindadas de los paraísos fiscales de Suiza de Andorra, del fin del los mundos, que tan canallas eran.
Sólo les quedó la opción de dormir.

Toda la producción se había paralizado y no les quedó otra esperanza ni otra compañía que la muerte.


Imagen: El Grito, de Munch

49 comentarios:

  1. No podrías haberlo titulado mejor, querida Tecla: "Suspiros de España".
    Gritamos, gritamos todos, pero sigue el horror.
    Esperemos que haya salida, esperemos.
    Un beso para ti, y un abrazo también.

    ResponderEliminar
  2. Me temo que con gritar no basta... habría que hacer algo más. Tenía poca fe en el ser humano, pero ahora..... menos.


    Bss

    ResponderEliminar
  3. quizá más que gritar sea accionar
    entre tanto grito sordo nadie escucha
    es como el cacareo de las gallinas cuando entra el lobo al gallinero
    las gallinas se alborotan pero son incapaces de organizarse y defenderse

    quizá la solución esté en dejar de cacarear y avanzar a un nuevo modo de ejecutar las peticiones, quizá agrupándose en nuevas visiones y levantando nuevos líderes de opinión que sean los nuevos legisladores y veladores del sistema, pero ...

    quiénes están dispuestos a hacerse responsable y representar a otros??

    existen los voluntarios dispuestos a jugarse el pellejo??

    gritar es bueno para el desahogo, pero no lo es todo , ya que la vida sigue y uno no puede pasarse la vida gritando


    es mi opinión de cómo se ve desde el exterior la turbulencia


    abrazos y ánimos

    ResponderEliminar
  4. Tecla:
    Ese grito debería servir de catarsis.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  5. pd...hoy escuchaba a un compatriota de ustedes por la radio que decía que lo mejor que puede ocurrir en España es que se vayan todos , una especie de borrón absoluto del sistema...que esa es la solución

    pero acá decimos que eso no aporta, si se van todos... que quieren Dictadura o Anarquía o que cada quien tome leyes y derechos según su propia visión?

    si se quiere cambiar lo que mal funciona , han de existir los mecanismos para eliminar aquello, y buscar lo que funcione y potenciarlo, pero nada se hace por generación espontánea, todo ha de hacerse de manera que exista concordancia , equilibrio, entre los componentes

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo con Lichazul. Lo subscribo, hermana.

    ResponderEliminar
  7. Esta desesperación descarnada que tan bien dibujas en tus letras TECLA, que también expresa el grito de Munch, esa impotencia enloquecedora es lo que nos está aniquilando y es verdad que es impresciendible encontrar vías, porque las hay, para hacernos escuchar aun dentro dentro de las cajas blindadas.

    Hemos perdido la fe en la unión formal, quizá porque las formaciones políticas que existen ya no representan a nadie en realidad, son máquinas al servicio de los partidos al único fin de perpetuarse en el poder.

    Quizá debamos entender que uno a uno deberemos implicarnos personalmente y de verdad en la formación de algo nuevo, uniéndonos de manera efectiva y formalmente con capacidad jurídica, voz y voto real. La voz y le voto deben ir unidos, eso es lo único que se escucha en realidad. Ahora el voto va mudo y muerto.

    El sistema solo se cambia usando sus reglas de juego que existen y desde dentro, en la calle se hace ruido, pero nada más... ahí es cierto, podemos matarnos a gritar que ya nadie escucha a nadie.


    Un beso muuy grande TECLA, cuídate esa garganta por favor:-)

    ResponderEliminar
  8. Lo verdaderamente desesperante es que ese grito se ha globalizado. Creo que es el grito más terrible que se ha escuchado.

    Y menos mal que se escucha, existen otros gritos que guardan silencio.

    Muy bueno este micro querida Tecla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Espero que ese grito ensordezca a los políticos y a los corruptos, y a los políticos corruptos, y a los corruptos políticos.

    ResponderEliminar
  10. Bella muerte para un grito tan perdido, no sé si me parace justa...

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. "¡Morir..., dormir! ¡Dormir!...¡Tal vez soñar!"

    ResponderEliminar
  12. Grito de desesperación global!!!
    Muy bueno!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. No hay más sordo que el que no quiere oir...

    Tu metáfora es genial...y pavorosa es la época que nos espera...

    besos

    ResponderEliminar
  14. Pero encima si gritan mucho la poli le da hostias hasta en el DNI, pero hay que seguir gritando a ver si despiertan los que duermen.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Tengo un niñito adentro que grita que no lo dejo salir. Y no lo dejo salir porque hay viento. Y grita. Y yo me muero Tecla por Dios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Bueno
    es terrible perder la esperanza...
    es la impotencia creo yo que hace gritar a una persona así y muchas más...al menos el desahogo sirve cuando la frustración es mucha
    obvio que los responsables hacen oídos sordos frente a esos reclamos verdaderos ...pero no hay que cesar de hacerlo, recriminar constantemente es lo que se debe hacer
    y bueno de todo ello deben surgir los que realmente deben hacer el papel de mejorar los desmejorado y todos cuidar ese nuevo orden...

    abrazo fraterno!

    ResponderEliminar
  17. Al grito lo que más le cuesta es articular palabra. Tú consigues ambas cosas al mismo tiempo.
    Ojalá se extiendiera el ejemplo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Y después del grito todo quedo en silencio, y pudimos oír los pasos de los tiranos que se marchaban, y entonces el grito fue de alegría y se extendió por todo el mundo formando un arcoiris de vida y esperanza.
    Disculpa Tecla, me salio del alma. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Así es, Tecla. No se oirán los gritos hasta que las ondas de los mismos no destruyan las cajas en las que se han encerrado quienes cometen miles de tropelías y por ello son bendecidos.
    No se oirán los gritos hasta que huyan a sus alcantarillas las ratas de cloaca que nos engañan por caminos previamente trazados.
    <no se oirán los gritos hasta que los oyentes no alcemos la bandera de la verdad y la libertad.
    Excelente.

    Un fuerte abrazo, querida Tecla.

    ResponderEliminar
  20. Mucho grito, mucho dolor, mucha desgracia, mi querida Tecla, pero los que deben oir no les interesa. Ellos están resueltos.
    Es espantoso, en verdad cada día me alucina más esta pesadilla que no tiene pinta de mejorar. Y mientras, la gente sufriendo.
    ¡Ay, Tecla, qué penita en el corazón!

    Te abrazo con ternura

    ResponderEliminar
  21. Así estamos todos ahora...un abrazo desde Murcia

    ResponderEliminar
  22. cuando de nada sirve gritar.
    pero la muerte no es buena compañía.

    abrazo, tecla*

    ResponderEliminar
  23. Isabel, eres una delicia de persona.
    Te lo mereces todo.

    ResponderEliminar
  24. No basta con gritar, Verso. Y eso es lo que pretendo decir. Habrá que estar al tanto de los acontecimientos.
    Deseo que se vayan todos y queden encerrados para siempre en la oscuridad de las cajas fuertes de los bancos.

    ResponderEliminar
  25. Todo se andará Elisa, todo se andará.

    ResponderEliminar
  26. Es para gritar, Noel. Y gritamos.
    Se hacen los sordos. El mundo entero está lleno de corruptos sordos.

    ResponderEliminar
  27. Hermano, me consuela tu presencia.

    ResponderEliminar
  28. María, no hay ninguna formación política que yo sepa que represente a nadie.
    El país y los ideales de crear un mundo mejor se ha perdido.
    Y todo se ha vuelto codicia y afán de mandar.
    -"Yo he entrado en política pa forrarme" Dijo un detenido de la trama Gürtel.
    Y así nos va.

    ResponderEliminar
  29. Pluma, el hecho de que se haya globalizado más bien me consuela. Tal vez cuando se arregle, antes o después,el mundo se vuelva un sitio mejor y durará más tiempo.
    No tenemos otra salida.

    ResponderEliminar
  30. Esperémoslo, Roberto. Gracias por tu presencia.

    ResponderEliminar
  31. Para bien o para mal, la muerte nunca es bella, Amapola.

    ResponderEliminar
  32. Depende del Silencio, Javier.
    Hay silencios que crean y silencios que destruyen.
    Se ha de aprender a convivir con ellos y reconocerlos.

    ResponderEliminar
  33. Novia mía, cuanto tiempo. Y qué poco te prodigas.
    Te agradezco que te hayas pasado a saludarme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Así es Pluvisca, menos mal que tu nos lo suavizas con tu mirada.

    ResponderEliminar
  35. Hay que seguir gritando, Ana, pase lo que pase.

    ResponderEliminar
  36. Sarco mío. Sujétate a mi y grita fuerte para que el niño salga y rompa todas las banderas y todas las fronteras del mundo.
    Que se abran surcos y barrancos y explote toda la hiel y toda la miel.

    ResponderEliminar
  37. Así es Meulen. Todos navegamos hacia el fin en el mismo barco.

    ResponderEliminar
  38. Creo que sí, Xuan. Que el grito se va a extender. Estamos al borde del mayor de los hartazgos y de la mayor de las miserias.
    Esto estallará de alguna forma.

    ResponderEliminar
  39. Así será Marina, antes o después acabarán por irse y ojalá que no lo hicieran con las alforjas llenas y bien llenas.
    Mucho me temo que no va a ser así.

    ResponderEliminar
  40. Gracias, Antonio por este comentario tan sincero como sentido.
    Estamos todos al borde.

    ResponderEliminar
  41. Virgi, te abrazo yo también con el dolor de la desgracia tan grande que nos están cometiendo en este país.
    Es de guillotina.

    ResponderEliminar
  42. Gracias Alp. Es una alegría recibirte. Aprovecharé la ocasión para volver a añadirte. Se me había perdido mi lista de seguidores.

    ResponderEliminar
  43. Silvia, no para los culpables. No obstante, no deja de ser una metáfora.
    Los culpables son de verdad.

    ResponderEliminar
  44. Deseo tantísimo que un día amanezcamos todos verdaderamente hartos, hasta el copete, decididos a gritar al unísono y por fin terminar con lo que está mal aquí, allá y en todas partes, conscientes de que somos una sola raza, dispuesta a vivir con lo mejor que cada uno representamos, respetando y valorando todo lo que aporte un beneficio para todos por igual. Deseo tantas utopías!!
    Otro beso.
    Iré leyendo todo tu blog, ya lo verás. Poco a poco, jajaja!

    ResponderEliminar
  45. Últimamente tengo tantos motivos para gritar... Pero no quiero regalarles mi afonía. Mucho menos a los que tienen cuentas en Suiza.
    Este cuadro también me inspiró a mí en mi anterior blog:

    http://shit-happening.blogspot.com.es/2007/09/el-grito.html

    (Con perdón por el autobombo).

    ResponderEliminar