lunes, 18 de febrero de 2013

Las huellas del viento



Te dije que no vinieras. Te lo dije. Y no me hiciste caso.
Hasta que el cántaro empezó a perder agua, perder agua, perder agua,  perder agua.
Se hizo río y luego playa.
No me quisiste escuchar.
La playa se desbordó hacia la tierra y hasta los montes quedaron arrasados en sus picos más altos.
Nada ni nadie se salvó.

Por eso tuve que pegar el salto hasta la luna.
Es desde allí que te miro.
Y no te reconozco.


Fotografía: Las huellas del Viento.
Autor: Xuán Rata

32 comentarios:

Winnie0 dijo...

Desde la luna también yo vería las cosas muy distintas! un besote

Noelplebeyo dijo...

anda que si es un meteorito...

Loam dijo...

Tampoco yo te he hecho caso, y he venido... a traerte un cálido rayito de sol. Aquí te lo dejo, por si te adentras en la cara oculta de ese hermoso pedrusco.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que bonita forma de expresar una infinidad de acontecimientos, sentimientos y todo lo que acabe en "mientos". Los tres últimos versos me parecen geniales!!
Besicos muchos.

Pluma Roja dijo...

El viento deja huellas sin rastro.

Besos querida Tecla.

J.Gomis López dijo...

fiiiuuuu... Gran soplido a versos desde tu luna. Poemón.

Besotes!

María dijo...

¿Sabes a lo que me ha sonado esto TECLA? a una relación que intuyes abocada al fracaso, que la ves venir, que ves como se van cumpliendo todos los presagios catastrofistas que intuías y todo va a peor, a peor hasta que finalmente estalla en mil pedazos y debes alejarte, pasa el tiempo... ves a esa persona y te preguntas ¿yo qué tengo que tengo que ver con él/ella? ¿en qué estaría pensando yo?;-)

A esto me ha sonado. Como ves, muy prosaico, nada que ver con tu precioso salto a la luna en letras.


Muchos besos acróbata de viento y feliz noche ahora y semana mañana...

Sarco Lange dijo...

Ese surrealismo me hace danzar aun más en el día bipolar, me alza y me azota y para eso estoy vivo, para eso estás viva, para eso estamos muertos, los niños gritarán nuestros nombres al otro lado de los espejos, por ahora sigamos en el porno existir, que lo demás se lo lleva el viento y mañana será otro día, en el mejor de los casos, y en el peor, tan sólo otro raro momento.

Un beso.

Anónimo dijo...

Pero qué belleza, hermana¡¡¡¡

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Posiblemente esta inmensa inundación sea fruto del dolor que siente la protagonista al ver a quien ya no le dice nada pero fue el agua de mar de sus ojos.
La huida a ninguna parte pero siempre hacia adelante, puede abrir y no cerrar jamás heridas que son tan insondables, como las vivencias que no se pueden modificar. No se volverá a reconocer a quien ha provocado tal catástrofe.

Un fuerte abrazo, querida Tecla.

Verónica C. dijo...

tecla, te creces :)

Desde la luna, en una huida hacia delante, se ve todo tal cual es.
Luna, nuestro refugio y guarida.

Besos

anjespinosa dijo...

Madre mía:Quien fue el que estornudó...bonito relato.Un saludo desde Almería.-

Lichazul dijo...

suele pasar, cuando no nos quieren hacer caso y es que cada quien ha de vivir su propia experiencia

hermosos versos tecla, esa repetición le da carácter y fuerza al poema

muchas gracias por tus saludos y energías compartidas
en mi roncón, abrazo grande para ti
ten una semana preciosa!!!

pluvisca dijo...

No le dejes una escalera, no sea que también suba a la Luna

La foto espectacular

:)

Jerónimo dijo...

La luna es un lugar ideal para vivir en caso de diluvio universal de estupideces y mentiras,de traiciones y fraudes,de robos y falsas promesas...El problema es que no todo el mundo puede dar ese salto.

Abrazo Tecla.

pepe dijo...

Genial¡ ese final abierto que lo siento positivo y el ritmo solo tuyo me hacen sonreír. El título me ha encantao.

Besos desde la orilla de la luna

Verso a beso dijo...

El cántaro de la desdicha se ha vertido en nuestro siglo... ¿Me haces un sitio en la luna?


Bss

zayi dijo...

Terminarás reconociendole...desde arriba las cosas probablemente no se vean mejor, pero se captan mucho más.

Un beso.

ana dijo...

Desde lejos es cuando vemos las cosas más claras, porque lo analizamos desde la otra perspectiva llamada realidad.
Besicos.

XuanRata dijo...

La luna, que hermoso lugar si también en ella soplara el viento.

Besos, Tecla.

Juanjo Mediavilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juanjo Mediavilla dijo...

Bueno Tecla...
Bonito y desgarrador relato, leyendo entre lineas, se intuyen sentimientos escondidos que un día fueron...
Un beso.

Fotografía Juanjo Mediavilla

Dyhego dijo...

La luna, excelente lugar para divisarlo todo, Tecla.
Salu2 lunares.

Carlos Rímolo dijo...

Querida amiga!

Perdoa-me invadir seu espaço, mas o achei navegando pela NET. Seu Blog. é muito lindo, com belíssimos textos. Adorei. Está de parabéns. Só não sou seu seguidor porque não achei o espaço respectivo.

Beijos de luz!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

POETA CIGANO – 20/02/2013

http://carlosrimolo.blogspot.com
“Poesias do Poeta Cigano”

http://facebook.com/poetacigano

http://facebook.com/groups/296470613762821
(Cantinho do Poeta Cigano)

Macaé - Rio de Janeiro - Brasil

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Si nada ni nadie se salvó, ¿a quién mira el yo poético? A lo mejor no lo he entendido.
Besos.

Gloria dijo...

Menos mal que nos queda la luna para poder saltar y mirar desde cierta distancia todo lo que acontece que no es bueno y mira que muchos lo decían pero casi nadie hizo caso.
besos de gofio.

senses and nonsenses dijo...

cuando no encuentro una "salida", me gusta tomar cierta distancia para tratar de cambiar el punto de vista.
es un poco apocalíptico: Nada ni nadie se salvó. (la pesadilla puede estar haciéndose realidad)

Meulen dijo...

Uf amiga...
créeme que me siento así este rato...
o hace días ya...y estoy que salto a la luna ...por desfortuna creo que no me dejarán otra alternativa...

abrazos!

O SuSo dijo...

Cuando miramos a los demás vemos en nuestro interior más que en el exterior, la desconexión es un suplicio más para uno mismo.

Dile que no...y vendrá con más fuerza. Negar algo sólo nos impulsa a desearlo con más fuerza, aunque no queramos.

Abrazos lunáticos.

Tesa Medina dijo...

Un requiem por nuestro planeta, que ya no puede soportar tantos desmanes ni tanto expolio.

Tal vez tenga en su ADN un sistema de autodestrución y prefiera una muerte rápida que un lento final.

Desde la luna, el último habitante llora por esa pérdida y, para mitigar su pena, trata de culpar al viento.

Ya ves cómo me inspiran tus versos, Tecla.

Un beso



Javier Arnott Álvarez dijo...

A veces los vientos pueden ser favorables.

doramas de luis dijo...

Admitida la licencia sintáctica de escribir "es desde allí que te miro", tu prosa tiende a la concisión, esto es, anhela ser precisa, contenida.

Saludos.