sábado, 11 de marzo de 2017

Amor brujo



Camino entre palabras rojas como amapolas en medio de la noche....

–Regálame algunas que me hagan palpitar
–Yo te regalaré palabras maduradas al sol en bandeja de luna y firmamento.

–Qué me vas a decir.


 –Que me dejaste en tiempo de cerezas.
–Siempre te recuerdo
–Y a mí qué me importa. 
                          Creí que estabas muerto. 
Y era que te habías ido.

–Estoy aquí.

–Sí, pero ya no es lo mismo.
Mi corazón se muere solo de dolor.

–Me llamo silencio
y estoy buscando mis palabras.
–Qué vas a hacer con ellas
–Un vestido rojo de cola que recorra las calles tostadas por el sol.
–Parecerán de fuego.


–Y de fuego serán

Tengo tanto frío.

–Déjame acompañarte.
Llenaremos la Tierra de palabras alegres como luciérnagas en una noche de verano.

–Ya se están acercando
Ven.
La noche es nuestra.


Imagen: Michel Rauscher



Del poemario: Conversación con el Silencio

41 comentarios:

Rafael dijo...

Me gusta este fragmento de tu poemario.
Un abrazo.

Ginebra Blonde dijo...

Y llueven palabras vestidas de amapolas; llueve el verso, rojo intenso; vida y fuego, en esa danza maravillosa de sentires, en su mágico vuelo…

Bello e inspirador, mi querida Tecla… Un hermoso diluvio de flores y sentires, que claman la voz, la palabra que diga de alegría y vida…

Bsoss enormes, y muy feliz fin de semana!

tecla dijo...

Has acertado Rafael. Este fragmento.
Un beso.

tecla dijo...

Llevas razón en lo de inspirador, Ginebra, por más que lo leo más ideas me vienen a la mente.
Un beso.

Amapola Azzul dijo...

Tus palabras son luz.
Un relato impresoonante.

Un abrazo.

María Perlada dijo...

Palabras rojas, palabras vestidas de fuego, para callar al silencio, para alegrar la tierra y que baile al son de la danza del sol, alumbrando el manto rojo de amapolas.

Un deleite leerte y disfrutar de tus entradas.

Besos enormes.

Alfred dijo...

Esas palabras rojas que tiñen de vida las calles nocturnas.
Besos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Colmo siempre, tus palabras llenas de poesía. Ese silencio me ha calado.
Besicos muchos.

Tracy dijo...

Oye Tecla, ¡qué bonito!

dijo...

Qué bello,amiguca!!
El silencio habla ,quiere embellecer de palabras blancas ,de luz,de vida al Unierso.Y serán alegres,y nos llegarán a rozar los corazones.
Gracias,preciosa!!
Besucos

Macondo dijo...

Muy bien aprovechado el poder que tiene el rojo. En la imagen y en las palabras. Se hace protagonista. Todo lo abarca.
Un abrazo.

aapayés dijo...

Sublime metáfora nos entregas, para quedarnos siempre e silencio, con tu poesía.
Leerte es soñar despierto.

Saludos Fraternos
Y abrazos

jfbmurcia dijo...

Impresionante. Qué gusto leer algo tan hermoso. Un abrazo.

Don Vito Andolina. dijo...

Hola Tecla, que respire el agua para seguir dando calor..
Gracias, pas abuen día, besos atrevidos..

tecla dijo...

Gracias por tu atención, Amapola.

tecla dijo...

Yo me he deleitado con tu comentario, María.
Mezclemos nuestros yoes con las palabras coloradas, María.
Fuego y pasión será nuestro destino.
Eres profunda y buena, compañera.

tecla dijo...

Así es, Alfred. Calles nocturnas caldeadas como si fuera una noche de verano.
Gracias por estar aquí.
Un beso.

tecla dijo...

Nani de mi vida, cómo y de qué manera me identifico contigo.
Un beso.

tecla dijo...

Hola, Tracy, bailémosle a la noche.
Qué fantasía nos envolverá en palabras.
Un beso.

tecla dijo...

Amiguca tu del alma mía. Cómo me gusta tu manera de hablar. Cuanta entraña y misterio, Dios mío.
Nos espera la noche.
Gocémosla llenándola de palabras con sentido, Gó.

tecla dijo...

Qué grande eres, Macondo. Y cuan inteligente en tu decir. De verdad.
Hablando contigo nunca me sentiré perdida.
Gracias.

tecla dijo...

Me gusta soñar, Adolfo.
Nos gusta soñar.
No hay tiempo mejor aprovechado que el tiempo que dedicamos a los sueños.
Un abrazo.

tecla dijo...

Espero y deseo, JF que te haya calado hondo.
Gracias por tu comentario.

tecla dijo...

Pues que respire el agua, D. Vito Antolino, y nos inunde de frescor y de alegría.

XuanRata dijo...

Las palabras son luz cuando llegan desde la oscuridad, desde el lado de lo no evidente, de lo que somos pero se nos oculta, de lo callado.
Ese silencio tuyo tan dicharachero es el redactor de un diario sin fecha, el único que te verdad cuenta las noticias importantes. Por eso soy un suscriptor tan fiel.

Besos.

tecla dijo...

Y es por eso que tanto confío en ti, Xuan, amigo.

Dyhego dijo...

Un vestido rojo de palabras, un buen atuendo para la novia.
Salu2 amapoleros, Tecla.

tecla dijo...

Seguro que sí, Dyhego, un buen vestido de faralaes para quitarnos las penas.
Un abrazo.

Minimal dijo...

Palabras y pintura se funden en un hermoso latido <3

Me encantó :))

Un beso tecla.

tecla dijo...

Gracias, Minimal.
Me gustaría alcanzarte.

Tesa Medina dijo...

Preciosa obra para ilustrar este intenso y apasionado amor brujo.

Me apunto a recorrer las calles del brazo del silencio con un vestido rojo que vaya murmurando mientras roza el suelo tostado.

Qué bello.

Un beso,

Pluma Roja dijo...

Bellas imágenes poéticas. Eres muy buena mi querida amiga.

Saludos.

María dijo...

Laten las imágenes y las letras en rojo, late tu sensibilidad como un tambor intentando ahuyentar al silencio, intentando cuajarlo de música y letras que lo rompan, latiendo tanto tus letras como todos tú con las palabras me parece una preciosidad el dibujo que ilustra esta cosa tan bonita que has latido, mi querida TECLA.

Montón de besos y latidos llenos de cariño para que pueblen el silencio lo llenen de palabras para ti cielo!

maría del rosario Alessandrini dijo...

Rojo ambos corazones, iluminarán la vida de amor.
Abrazo

Verónica Calvo dijo...

A veces hasta las palabras llegan tarde.
Pero siempre acaban saturando el silencio con que llegan y es irremediable darlas forma.

Precioso, tecla.

Magdeli Valdés dijo...

Y si...después
solo quedan los lamentos...
vale preguntarse
si vale la pena seguir en ese silencio vacío...

hay cosas que no merecen tanto...

abrazos.

tecla dijo...

Ay qué bonita eres escribiendo, Tesa, gracias por tu presencia entre mis versos.

tecla dijo...

Gracias Aída de mi corazón.
El tiempo y el espacio nos separan pero sabemos bien que nos tenemos.

tecla dijo...

Gracias, María por estar aquí, siempre a mi lado.
Abrazo grande, que para eso lo mereces.

tecla dijo...

Nunca lo dudes, María del Rosario.
Un beso.

tecla dijo...

Qué bien te expresas, Veronica.
Con cuanta elegancia tus palabras.