martes, 15 de noviembre de 2016

Maternidad



Cómo no pensar solo en vosotros
hijos del alma por mi Amor creados,
nacidos de los sueños más hermosos, canciones de azafrán,
fuego de una mirada.

-->
¿Con quién podría soñar si no estuvierais?


Imagen: Margarita Sikorskaia

56 comentarios:

Dyhego dijo...

Vivan esas madres capaces de todos los sacrificios.
¡Qué desagradecidos somos los hijos!
Salu2, Tecla.

Tracy dijo...

Bello homenaje a las madres.

María Perlada dijo...

Como el amor de una madre no lo hay, incondicional, entregado, y dando hasta la vida por los hijos.

Precioso homenaje, tecla , a estos seres tan entrañables que sin ellas no estaríamos aquí.

Un besazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Qué sueño más lindo. Una hermosura de poema Tecla. La pintura es ideal.
Besicos muchos.

Sneyder C. dijo...

Un maravilloso homenaje a las madres...

Un cariñoso abrazo

Alfred dijo...

Es curioso, pero he pensado en tus post como si fueran tus hijos.
Besos.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tecla.. Los hijos siempre son lo mas importante de la vida para una madre..
preciosa imagen..
Un abrazo..

María dijo...

Hermoso TECLA, mucho muchísimo ... pero...
Aun siendo el centro de nuestro universo ni a ellos ni a nadie podremos servir si olvidamos pensar también en nosotras ... te lo digo porque a veces las madres se olvidan que además de eso son mujeres, personas que sienten y sueñan a la vez que sus hijos, no solo con ellos ... ¿te cuidarás mucho muchísimo? ... hazlo por favor !!!

Un beso muuy grandísimo madre, mamá preciosa!

; )

Verónica Calvo dijo...

Quien no se conmueve ante la palabra "madre" no tiene corazón.
Preciosas palabras, tecla, homenajear a la madre es de justicia.

MaRía dijo...

El amor más puro
Incondicional
Más allá de la presencia
Una madre es esencia
Y sus hijos
Su motor


Un besito

Liliana dijo...

Qué bonito Socorro!

Besos =))))

XuanRata dijo...

Canciones de azafrán: toda la potencia del poema contenida en ese sintagma que evoca tantas cosas...y que quizá para ti tenga significados aún más profundos.

Besos.

Winnie0 dijo...

Nada como el amor de una madreeee! Un beso tecla

maría del rosario Alessandrini dijo...

Lo más hermoso de la vida. Los hijos, que nadie podrá quitarnos nunca, hermosísimo.
Abrazo

la MaLquEridA dijo...

Las madres nunca dejan de pensar en sus hijos, eso conlleva a olvidarse de todo incluso de ellas mismas. Hay que ser un poco egoístas para pensar en uno mismo sin dejar de hacerlo en los hijos pero... no existen madres egoístas ¿o sí?

Un abrazo Tecla

Minimal dijo...

Yo soy hombre, pero tengo la certeza de que difícilmente se puede expresar mejor el sentimiento de una madre.

Hermosas palabras, hermosa pintura.

Un beso y gracias :)

Rafa Hernández dijo...

La madre es lo más bonito que ha parido la naturaleza, o quién sea.

Besos.

virgi dijo...

El calor de una madre es inigualable, mi querida Tecla. Bien lo sé que tanto la extraño.
Besitos y besotes.

Tesa dijo...

Que hermoso post, muy emotivo para mí el tema de la maternidad. Por un lado fui una niña sin caricias, por el otro soy una madre vocacional, amorosa, incondicional.

Mis mellizos, chico y chica, que acaban de cumplir 38 años es lo mejor que que he hecho en esta vida. Mi mejor obra.

Porque además me han salido muy, pero que muy guapos, por dentro y por fuera.

Qué bueno el cuadro, y yo que creía que dos a la vez era mucho lío para mis 24 años, y ella tan pancha con cuatro.

Ay, tecla que bello poema, "hijos del alma", yo les digo "hijos de mis entretelas, en plan castizo, y ellos se ríen de mi exageración y de que a veces los trato como si todavía fueran mis niños, aunque midan 1,90 y 1,74 y mi bichito ya sea madre también.

Muchos besos,

tecla dijo...

Dyhego, este poemita lo escribí en un arrebato de ternura.
Así que va por ellos.
Un abrazo.

tecla dijo...

Lo escribí en un arrebato de ternura hacia los hijos.
Mirar a los ojos a un hijo es como encontrar el Cielo.
Es cierto que nos dan pesares, pero mirarlossssss ay cuando les miramos.

tecla dijo...

Todo el erotismo del mundo se encamina hacia la búsqueda de los hijos. Aunque no seamos conscientes. La propia Naturaleza así lo decidió.

tecla dijo...

Nani, me sedujo esta pintura de Margarita Sikorskaia por toda la femeneidad que entraña, la valentía, la sensualidad, el erotismo y la fortaleza de ser madres.
Es una pintura buenísima.

tecla dijo...

Yo pensé en los hijos Sneider y la figura de la madre lo expresa.
Me gusta que estés aquí.

tecla dijo...

Has acertado, Alfred. Has dado punto por punto en el clavo.
Un abrazo.

tecla dijo...

Lorens, y también para un padre, Llorens.
Aunque yo me exprese como madre.

tecla dijo...

María de mi vida, lo sé, mal podemos cuidar de los demás si no aprendemos a cuidar de nosotras mismas.
Pero me entró un ataque de ternura y me permití crear este poema.
Te quiero muchísimo.

tecla dijo...

Verónica, el otro día leí en una columna de un periódico, que es mejor abrazar a una madre. Que una madre está llena de rincones a los que besar y abrazar y donde acurrucarse.
¿Será posible?

tecla dijo...

Y los hijos son la alegría de la vida.
Aunque se hagan mayores. Pero esa es otra historia.
O no.

tecla dijo...

Liliana, eres la alegría de la huerta.
TA.

tecla dijo...

Xuan, todo cuanto dices o expresas me llega hondo.

tecla dijo...

Cuánto las echamos de menos, Winnie.

tecla dijo...

Malquerida mía, como maestra que soy he conocido a muchas madres.
Predominan las buenas aunque a veces no entendemos nada de lo que está pasando.
Debemos velar por nosotras para poder cuidar de todos los demás, y ser felices para tirar de los hijos como la de esta pintura de Margarita Sikorskaia.
Ni te imaginas lo contenta que estoy por encontrarte aquí.
Un beso gordo y grande.

tecla dijo...

Gracias, Minimal, me gustaría estar a tu altura.

tecla dijo...

Gracias, Rafael. Creo que la madre es el TODO.

tecla dijo...

Has sido afortunada al tenerla tanto tiempo, Virgi.
Ahora también está contigo.
Gracias, amiga.

tecla dijo...

Ay, Tesa. Que nosotras llevamos dentro guardada su infancia y mientras nos tengan seguirán siendo niños.
El pintor y dibujante Ferrandiz, el que hacía aquellas postales con niños de navidad, nos contaba una vez en una conferencia que presencie, que el niño es el padre del hombre ya que el hombre se comporta como tal mientras que lleva dentro el niño que es.
A día de hoy muchos han perdido al niño que fueron.
Que Santa Lucía nos conserve la vista.

tecla dijo...

Maria del Rosario, te he saltado sin darme cuenta y te pido disculpas.
Escribí estos versos en un ataque de ternura y amor hacia ellos.

Marisa dijo...

¡Qué no hará una madre por sus hijos!
Creo que vivimos por y para ellos.

Precioso poema.

Besos.

tecla dijo...

Claro que sí, Marisa.

Capitán dijo...

¡Qué poema!, de lo mejor que te he leído

Un fuerte abrazo

tecla dijo...

Capitán, qué alegría. Apareces y desapareces cuando menos lo espero. ¿Me pones unas fotos de tus hijos en el blog de Albercaínda como siempre?
Pienso en lo grandes que estarán.
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

No hay como una madre para sus hijos.

Bello homenaje.

Besos Tecla.

Llego tarde pero llego.

tecla dijo...

Te pasa como a mi, Pluma. Pero no te preocupes, preciosa.

Isabel Barceló Chico dijo...

Qué palabras tan hermosas, Tecla. Hay una honda realidad en ellas: los hijos son nuestros sueños. Un abrazo muy fuerte.

Karu dijo...

Que grandes son las madres, que tan importante y fundamentales en cada vida
Hermoso escrito. Un beso grande Saludos

Macondo dijo...

El sentimiento más puro y más intenso.

tecla dijo...

Isabel, los hijos continúan nuestras vidas, aunque no se trata de eso, que sí.
Pero nada puede hacer tan fuerte el amor como el hecho y el goce de haberlos parido.

tecla dijo...

Karu, gracias por tu visita. Yo también te he visitado y he podido comprobar que tienes mucho que decir.
Adelante, princesa.
Y bienvenida.

tecla dijo...

Y que lo digas, Macondo.

ñOCO Le bOLO dijo...


El amor a los hijos está por encima de cualquier otra clase de amor... y hay amores.
La ilustración que has escogido es preciosa, muy adecuada a tus bello poema.

un abrazo

· LMA · & · CR ·

tecla dijo...

Otro para ti, ñOCO Le bOLO.

Magdeli Valdés dijo...

Que hermoso homenaje de vida
de esa grandeza infinita que se enlaza desde el vientre
y sale caminando en flor por esta Tierra
la belleza del amor reflejada
en los fuertes brazos de aquella madre
que como tú sabe de acoger
de donarse a sus hijos e hijas...
de la cual somos y seguiremos latiendo
en la sangre viva que no une
por la plena existencia de ese vientre bendito
y que cada día debemos agradecer
por estar aquí
y seguir caminando la vida
y en ella los ojos de la ese latir
de esa herencia que nos nutre y nos llena...

un abrazo grande.

tecla dijo...

Eres una madraza, Magdeli, y una artista que desmaya.
Gracias por estas palabras cautivadoras.
Besazos.

chusa dijo...

qué maravilloso poema dedicado a la maternidad, a tus hijos, canciones de azafrán... me has emocionado. Para mí también fueron sueños de aceituna y ciruelas, ahora son una chica y un chico, mis amores. Preciosa la imagen de madre que has elegido

tecla dijo...

Qué madre tan bonita tu, Chusa.