domingo, 28 de febrero de 2016

Hay un sueño de agua escondido






Hay un sueño de agua escondido en un racimo de uvas.
Hay una fuente que brota
sin que nadie
le diga.
Y una nota de música dormida junto a un piano que enciende una vela.
Y hay un sueño de miel y de vino
que no puede beberse
Y un misterio de sangre y olvido soterrado en la tierra.
Y mis manos abiertas esperando que llegues, me han hablado del viento
que pronuncia tu nombre.

Pero.
El agua del sueño se ha desbordado y ha inundado mi casa,
y los muebles
flotan navegando sonámbulos por las habitaciones.

La fuente se ha llenado de algas y no se puede nadar en ella ni lavar la ropa como si fuera un río,
y la música
suena ya tan lejana,
que más parece un silbido del viento.

Lloro tu despedida y el vacío que me acechan como aves rapaces husmeando su presa.

Pero no tengo mas remedio que volver para encontrar el sueño de agua escondido en un ramo de uvas.

Y la fuente que brota sin que nadie le diga.
Y una nota de música dormida junto a un piano que enciende una vela.
Y un sueño de miel y de vino que no puede beberse.
Y un misterio de sangre y de olvido soterrado en la tierra
Y dejar mis manos abiertas esperando que llegues porque me hablan del viento que pronuncia tu nombre. Ya que resulta que he perdido mis zapatos, y no puedo caminar descalza.
 


Imagen: Junto a la alberca
óleo sobre tela
Autora: S. Melgarexo


48 comentarios:

Alfred dijo...

Descalza, iluminada por una vela que flamea al son de un piano sordo que solo se oye cuando el agua suena, llenando habitaciones para encontrar esa ausencia que descorazona.
Besos.

Dyhego dijo...

Veo un poema trágico. Por un lado el deseo de la fuente, de la vida, de la energía, de la luz y por otro, una realidad fea que enturbia el agua, que debilita la fuerza, que apaga la luz. Entre esa tensión y ese dolor, mejor apostar por el sueño, por el deseo, por seguir adelante.
Un saludo, Tecla.
Bonito cuadro.

Sara O. Durán dijo...

A echar mano de lo que si ha quedado y disfrutarlo, para restar importancia a esa ausencia, que por más rapaz que parezca, el agua le desvanece en la nada. Increíble poema, muy desolador.
Un gran abrazo.

Rafael dijo...

Bonito el sueño que describes en tus versos.
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Un poema excelente.

Me encantó.

Besos Tecla.

Tesa Medina dijo...

Hoy empiezo por la imagen. !Qué bien pintas!, tecla, me encanta esa obra.

La alberca que trae rumores de agua de mi infancia rural, risas, el rumor del peral que le da sombra, agua de pozo fría, agua que corría más tarde por los bancales donde las lechugas, los tomates, las zanahorias, bailaban a su paso saciándose.

Luego me sumerjo en tus versos y paso de la esperanza al dolor y de este a la esperanza.

La vida que fluye a su bola sin tenernos en cuenta muchas veces.


¡Eres una artista!, niña.

Muchos besos,

llorenç Gimenez dijo...

Hola tecla.. Como siempre me encanta las imágenes de portada que buscas, siempre buenas pinturas..
El poema magnifico, me quedo con esa frase que me ha encantado.. "sueño de miel y vino" aquí le diríamos "agridulce"
Un abrazo...

P MPilaR dijo...

hay, ¡ay1, lo que pasa y no perdura
Hay mil arracimados vientos
que arrastran mieles y vinos.
y amores si aún ahí son.
Hay los espacios infinitesimales
que acogen en brazos
todas las mieles
del mundo.
*pacta con ellos, Tecla*

y no dejes de pintar. Este cuadro es una bella sencillez!

besos

Kasioles dijo...

Añoranza que desgarra un corazón que ama, que siente y aún palpita porque el viento no cesa de traer su nombre a su recuerdo.
Preciosas son tus letras y esos sentimientos de amor que transmiten.
Aunque a mí me traen añoranzas de un tiempo mejor, siempre disfruto con tus letras.
Cariños y buen comienzo de semana.
kasioles

AtHeNeA dijo...

"Y una nota de música dormida junto a un piano que enciende una vela."

Me deslizo por tus palabra como la llama encendida por la sutil melodía de cada alma.

Mi abrazo de luz

tecla dijo...

Alfred, creo que la música del piano nos identifica con nosotros mismos.
Nada tan íntimo y entrañable como ella.

tecla dijo...

Dyhego, este poema es de hace tiempo pero como si acabara de pasar.
Dejé salir las palabras a su libre albedrío y se fueron armonizando entre ellas para decir lo que dicen. No les quité una coma, ni le puse. Están tal cual.
Si es que no se puede una fiar de nadie. A la que te confías todo se alborota.
Tal vez sea bueno eso. Dejar salir a las palabras y liberarte.
Puede ser que cuando dejemos de estar encerrados en nosotros mismos, sea cuando encontremos la auténtica felicidad.
Aunque con amigos como tu sea tan fácil sentirse reconfortada.
Un abrazo.

tecla dijo...

Mi querida Sara: en este poema me siento acariciada dulcemente por las aguas. Y no me siento triste.
Bienvenida de nuevo Sara.
Un abrazo.

tecla dijo...

Gracias, Rafael. Lo mismo que en los tuyos.

tecla dijo...

Gracias, Pluma, por estar a mi lado.
Un beso.

tecla dijo...

Llevas mucha razón, Tesa. No somos nosotros, es la vida que va a su bola y nos lleva y nos trae. Nos zarandea a su gusto. Reímos y lloramos. Estamos vivos.
Esta alberca me lleva a las uvas moscateles, a los higos abiertos y maduros, a los pámpanos....
Pintar la Vida es alucinante, Tesa.

tecla dijo...

En esta ocasión he de decirte con satisfacción por tus palabras, Llorenç, que la pintura es mía.
La alberca donde aprendí a nadar con la boca llena de uvas moscateles.
He pintado como aficionada durante bastantes años.
Los galeristas fueron los primeros en barruntar la crisis. Y cuando no se vende, la autoestima se te cae por los suelos. Y me pasé a la poesía que era también lo mío desde mi más tierna infancia.
Hacía poemas para cada cuadro y me la leían con voracidad, incluso me "robaban" los panfletos donde estaban escritas.
Alucinante.
Y aquí estamos.
Pongo de tanto en tanto un cuadro mío si encaja con es texto que pretendo publicar y si no, busco por ahí pintores que los hay muchísimo mejores que yo que al fin y al cabo solo soy una autodidacta con la cabeza llena de pájaros.
Me gusta tener la cabeza llena de pájaros.
Me lo paso tan bien.
Gracias por estar, amigo.

tecla dijo...

Llevas razón Pilarica, la vida está llena de TODO, y solo necesitamos girar la cabeza y coger aquello que más nos gusta y está a nuestro alcance.
Un abrazo preciosa.

tecla dijo...

Si a ti te satisfacen tanto mis letras como a mi los platos que cocinas, estamos en paz, Kasioles.
Tu cocina también es poesía.
Vaya si lo es.

tecla dijo...

Gracias Athenea, percibo que me has comprendido. Y eso me da ánimos.
Voy a visitarte.
Un abrazo.

aapayés dijo...

Descalza ante esa vela que enciende la vida en el piano y sonámbulo, te lo la hermosa poesía de tu espacio.

Me encantó amiga, bello poema..


Saludos Fraternos
Un abrazo

tecla dijo...

Te lo agradezco mucho Adolfo.
¿Me podrías avisar cuando tengas un lugar donde poder comentarte?

María dijo...

¿Tu sabes lo que es estar tocando un piano ( ahora estoy escuchando a Bill Evans ) y de pronto algo pasa que desaparece ese piano delante? ;) te quedas sentada en el taburete con las manos para posarlas en las teclas y ¡¡zas!! no hay nada que sobre lo que pasar tus manos .. - así me dejaste - ahora me quedo tranquila porque veo estás en una alberca preciosa llena de colorido y te veo charlar con todos los que se acercan a ella y todos te dejan es cariño que tanto mereces, te noto animada y... es fantástico SOCO! :)


Un beso inmeeeenso y que nada ni nadie te quiete esa agua cristalina que brota de ti ! MmuaaaaaakksS!

Existe Sempre Um Lugar dijo...

<bom dia, a pintura é viva, é maravilhosa, cada traço da mesma e as suas cores, transmite encanto.
AG

Verónica Calvo dijo...

Las despedidas traen el refugio del recuerdo, aunque no es bálsamo.
Precioso poema, preciosa tu pintura.

XuanRata dijo...

Qué emocionante el poema, y qué profunda el agua.
Ese estanque parece hecho de lágrimas, verdeazules, calcáreas.
Y tu poema es como un ciclo, se retroalimenta, fuente y curso de vida, como esa espera tan intensa y tan cierta o más que el mismo encuentro.

Perdona el atrevimiento, pero, dónde expones tus cuadros, a dónde viajan, cuándo?

Liliana dijo...

... yo te presto mis zapatos!

=))))

Capitán dijo...

Querida Tecla, de día o de noche éste es mi cuadro

Por si no recuerdas:

Nemósine

"Un juego que se fija en la mirada
y el pincel que la guarda con maestría,
clara luna en el agua reflejada
de un estanque escondido con poesía
en la trama y urdimbre, conjurada
la amnesia entre colores, anarquía
de formas de belleza evocadora,
locura que la infancia rememora."

Un beso

la MaLquEridA dijo...

Tanta tristeza dentro de un poema.

Un beso Tecla hermosa.

Fred dijo...

Este cuadro de Tecla tan lleno de color, me hizo recordar este textito que escribía el año pasado.por los idus de agosto:

CAMPOS DE MI EDÉN.

Lo que cuenta, Marcia, esa fotografía es una historia de amor: el olivo -fuerte, añoso,
vehemente- extiende los brazos hacia la acacia -joven, medrosa, vacilante- que se medio oculta tras una lomita perfilada en un hermoso cielo verde venusiano. Entre ambos, la campiña cuajada de jaras que lucen su mejor granate y que brotan de un fértil suelo azul de Prusia.
Tengo, Marcia, una amante secreta en un valle de la Arcadia. Y me parece que ese cielo verde, la hierba roja, el suelo azul de Prusia y las peñas reluciendo como amatistas asemejan el paisaje de mis encuentros con ella.
Puede que sea la pasión, la obnubilación de los sentidos, la extenuación de la retina... Pero te juro, Marcia, que veo la fotografía de ese edén y reconozco el jardín de mi amante clandestina. Ese cielo tan verde...

Un beso para Tecla.

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Votos de feliz fim de semana.
AG

tecla dijo...

Me haces feliz, María. Tus palabras y tu vitalidad son un soplo de vida que nadie se debería perder.
Torrente de palabras ilusionadas.
Un beso, grande.

tecla dijo...

Gracias, AG. Tantos son los encantos de esta alberca que anuncia días de infancia y amores contenidos.
¿Por qué no haremos albercas en lugar de piscinas?

tecla dijo...

Verónica: Si lo puedo evitar nunca me despido.
Tanto me duelen los adioses.
Menos mal que tu estás aquí.

tecla dijo...

Xuan, mis cuadros dejaron de viajar el 2008, cuando empezó la crisis y los espectadores dejaron de poder permitirse gastos superfluos o no superfluos.
Muchos se vendieron, y otros los tengo guardados a buen recaudo.

tecla dijo...

Muchísimas gracias, Liliana, estaba esperando que alguien viniera a prestarme sus zapatos hasta que has aparecido.
Un beso, preciosa.

tecla dijo...

Altamente poético mi capitán. Claro que lo recuerdo.
Qué final tan suave y exquisito.
Gracias.

tecla dijo...

Me importa que estés contenta tu, Malquerida.
La vida tienes siempre sus buenos motivos.
Un beso.

tecla dijo...

Gracias por el beso Fred, si tienes una amante en otro lugar me imagino que Marcia se sentirá triste por no ser la reina de ese jardín de tus recuerdos.
Esta alberca es mía.
Y está rodeada de uvas moscateles.

tecla dijo...

Gracias, AG, esta tarde he podido leerte esta última entrada y es tan magnífica que me deja colgada de tus letras. Cómo me gustan tus poemas.
No he podido comentarte porque no hubo manera de que se me abrieran tus comentarios.
Ahora que termino mis respuestas lo volveré a intentar.
La entrada anterior, me saltaban las letras de un idioma al otro y no hubo manera de leerlo ni de comentarte.
Espero que me leas estas respuestas.
Me voy para tu casa.

Fred dijo...

Es una hermosa alberca la tuya, Tecla..., por eso te volví a enviar el textito de este campo mio de colores tan extraños.
Pero Marcia es mi amiga y confidente, no mi amante.
Y se lo cuento todo.
Un beso, Soc.

Eme dijo...

Tremendamente bello, Tecla. Estás contando tantas cosas en este poema... hay tanto anhelo callado, tanta nostalgia, tanta sombra de un dolor pasado...
Y qué maravillosa forma la tuya para expresarlo, con la cadencia de una canción y las letras ordenadas en un poema difícil de olvidar.
Muchos besos.

tecla dijo...

Eso me alegra, Fred. Que tengas una amiga fiel a quien contarle.

tecla dijo...

Todo cuanto dices me consuela, Eme. La vida es como es.
Triste y alegre, aunque siempre bella.

Amapola Azzul dijo...

Muy bello aunque triste poema.
Un beso.

tecla dijo...

Gracias, amapola.
Te dejo un beso.

Magdeli Valdés dijo...

Me arrebató total este canto al agua...
de todos los colores
de todas sus formas presentidas en tus palabras maravillosas...


guay Tecla , si que me has dado belleza suprema en estos poemas tuyos que no había podido leer , porque anduve llenándome de oxígeno y de maravillas en el extremo sur de mi país...(dejé muchas fotos en el blog)

Pues si me deja asombrada esa belleza de ver lo tuyo, en el color
y las poderosas imágenes de tus palabras ...

y aunque todo se vislumbra sonoro...lo más impactante fue escuchar a través de ello el dolor de la Tierra
...aquello que por desventura no está soterrado, aunque así lo parezca
sino que es claro hasta la imbecilidad del ser (disculpa mi pasión , que tú poco conoces cuando me lleva por la sangre ) ...pero el reguero del dolor baña las aguas de la sangre de miles de inocentes ...
¡cuanto debe esta humanidad!....

Mas quiero quedarme esta hora
con el violín de la esperanza...

besos!

tecla dijo...

No sufras ni te alteres, Magdeli, la Tierra es nuestra Madre y vela por todos. Nada se desperdicia ni se destruye.
Todo se transforma y es Ella quien lo hace.
Escribes como los Ángeles, amiga del alma.
Un abrazo.