jueves, 28 de enero de 2016

Enero ya se aleja



Enero ya se aleja
con sus estrellas rutilantes, sus violetas erguidas
y su luna.
Quise suplicarle para que no marchara,
sólo me regaló
no más un día.

Treinta y uno de Enero de cada año.
Un día puede ser toda una vida.

Enero ya se aleja 
dejándome su luna tempranera
y mis zapatos colocados delante del balcón esperando el regalo de tu dicha.

Me olvido de la hiel de tus palabras.
No me gustan las bromas que me hieren
ni que me hacen llorar.

Enero marcha.
No sé si volverá el año que viene.
Aunque de todas formas yo le espero.
  

Imagen: La Tempestad, de Oskar Kokoschka
Óleo sobre tela



23 comentarios:

María Perlada dijo...

Enero ya nos deja... Nada queda para que nos diga adiós... Enero solo nos quedara su recuerdo y nada más.

Un besazo.

tecla dijo...

Enero es un mes especial, María.
Pero ya nos deja.

Pluma Roja dijo...

Pronto te darás cuenta que febrero ya se fue, que el 2016 se aleja y que el tiempo es inclemente.

Precioso poema querida Tecla.

Un beso.

Fred Charrasqueado dijo...

Servidor de asté también cumplió añitos resién... Pos arresúltase que no me embargó nada pesial susodicho quiebro -mía que soy raro, ahorita que tanto se ve embargada la gente-; si acaso esa sensasión ansiosa y desalentada de unos minutos antes de que el eco de las doce campanadas tremolara en la vela de mi esquife, que doblaba entonses el cabo de las Malasesperanzas. 
Pasado el achuchón, sufrido el transe, me confortó el alivio de quien se deja arrastrar por la corriente irresistible, esposada la voluntad, resignada la vida y la esperanza en el timonel cegato que sortea los escollos que asoman el hocico en los rabiones.
Me queda un año para volver a vivir la inefable zozobra.
Pero, ¿quién lo dicta, si tengo una Luger cargada en mi bargueño?

Charrasqueado dijo...

Acabo de decir que no me embargó nada en el birhtday, pero releo y caigo en la cuenta de que sí, que sufrí el embargo. Al fin uno no es de piedra, aunque en cama de piedra duerma y le haga de cabecera un costal del guijarrones del río Camotlán.

Kasioles dijo...

Los días se nos escapan y los meses parece que son alados.
Nunca me he parado a pensar, tanto como ahora, en lo rápido que se me está pasando el tiempo.
Si yo pudiese retenerlo... una bella quimera que me hace sonreír si pienso en un pasado feliz.
Querida amiga, lo mejor es que sólo nos quedemos con los bellos recuerdos.
Cariños en un fuerte abrazo.
Kasioles

P MPilaR dijo...

no es enero
no es febrero ni marzo con sus idus
ni el Brumario
no son estos tristones cómputos los que se alejan, no.
Somos nosotros , que vemos con diferente desapasionamiento las dioptrías del Tiempo, tan real como fugaz
ay, ay, ay, Tecla querida.


besossssssssssssssssssssssssssss

Dyhego dijo...

Volverá enero, y volveré mejor, sin duda.

Liliana dijo...

Y se fue Enero....

ñOCO Le bOLO dijo...


Siempre tendremos que esperar a todos los eneros. Ya sabemos que uno de ellos no llegará a tiempo pero eso no reduce la espera. Todos nos traerán días para ser aprovechados, que el tiempo es oro, cuando el oro no compra el tiempo.
Una buena lustración, para completar un mejor texto.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

tecla dijo...

Ya me di cuenta Pluma, ya me dí.
Pero hay que ser agradecidos a la Vida por todo lo bueno que también nos ha dado.
El único problema es que se acaba.
Y ese es también su aliciente.

tecla dijo...

No sé de dónde aprendes tanto, Fred.
Creo que cada persona tiene un pegamento diferente para captar lo que se encuentra.
El tuyo es especial.

tecla dijo...

Encontrarse contigo es un regalo de la vida, Kasioles. Ese avatar de lilas y ese aroma que nos invita a acercarnos a ti.
Eres estupenda.

tecla dijo...

Tu pensar es profundo, Pilarica. Somos nosotros quienes le ponemos alas al tiempo.
Tiempo y espacio, todo es uno y lo mismo. Nosotros.
La vida se devora a sí misma para permanecer eterna.

tecla dijo...

Cada día que pasa somos mejores, Dyhego.
Sabemos más.

tecla dijo...

Eres bueno pensando ñOCO.
Cuando el oro no compra el tiempo, el tiempo es oro.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Se nota Tecla que -enero tiene mucho significado para ti, espero que el próximo sea más alegre, me ha parecido percibir que este no lo ha sido. Aunque el poema es precisos.
Besicos muchos.

Alfred dijo...

Enero nos dejó, marcando el paso de un año que inició con brío, esperando que su relevo febrero sepa estar en condiciones de brindarnos mejores días.
Un beso.

aapayés dijo...

Volverá.. y con mas fuerza para enarbola la ternura de tu poesía con la fuerza literaria que te caracteriza amiga..

Un abrazo
Saludos Fraternos..

alp dijo...

Pues ya estamos en febrero..el mes de los listos...jejej..por qué será?..jejej,,un saludo desde Murcia...

Amapola Azzul dijo...

Un enero raro con fríos y extrsñas primaveras. Besos.

Magdeli Valdés dijo...

Pues este mes es antojadizo...a mi se me va d e las manos como si nada
pues entro en un letargo atroz....por mi termino de full trabajo pero debo seguir bregando en ello a respiros casi mortales ...tal así
que me duermo apenas abro los ojos y cosas así , todo al inicio

y se me viene luego un aliento furibundo casi al final, como es ahora y escribo,leo, trabajo mis cosas y cocino (algo que no me gusta) jajajjaja

amiga, no se si este mes es supuestamente el inicio de algo...
y a veces parece fatal...

como sea el mes de mi olvido es Mayo , ahí perdí tiempo atrás muchas cosas juntas...

besos amiga
te dejo un abrazo enorme y mi disculpa por no venir antes

ya explique algo de mi letargo...al menos me dió para escribir entre respiros adormilados...

otro abrazo más!

Tesa Medina dijo...

Ay, Tecla, lo de los zapatos en el balcón esperando su dicha me dejó encandilada. Precioso tu enero de lunas tempranera y violetas.

Mi enero ha sido durillo, así que vamos a por febrero que es más corto y no tiene fama de nada...Sólo de frío, quizá deje mis zapatos en el balcón para que algún duendecillo los llene de esperanza.

Un beso, grandote, poeta.