jueves, 28 de mayo de 2015

La hora de la siesta

-Silencio:
Que nadie me despierte del sueño ardiente de la siesta.
Las aguas más profundas brotaron jubilosas
habitando este vientre mío en el cual me palpita la vida.
Todo es dicha,
rumor de las cigarras,
gloria voluptuosa de la Tierra.

-En el olor dulce y penetrante de tus senos te respiro, amada,
déjame dormir en tu regazo.

-Tierra soy, amada,
arada, penetrada, sembrada y vuelta a nacer en ella misma.


Abrázame.


Pintura de Margarita Sicorskaia

63 comentarios:

tecla dijo...

Pido disculpas por haber tardado en publicar y por no responder a los comentarios que me habéis hecho en mi última entrada.
Tenía el ordenador tan lleno que apenas podía trabajar de lo lento que iba. Imposible que me alcanzara el tiempo.
Espero en lo sucesivo poder ser más atenta con vosotros.
Un abrazo a todos.

Liliana dijo...

Hola!

primera vez que vengo y me ha encantado lo que veo,

saludos.

=)))

TORO SALVAJE dijo...

Es un poema apacible y hermoso.
Destila vida y sabiduría.
Me gusta mucho.

Besos.

Rafael dijo...

La tierra pide silencio.
Un abrazo.

unsilencioquenocalla dijo...

La Ñuke Mapu se manifiesta en cada útero, una y otra vez, verificándose en el derrame del amor...

María dijo...

Si la siesta reconfortara en la realidad, la mitad de lo que lo hacen tus letras en este poema.. no debería despertarse nadie de esta siesta tuya porque tiene razón XAVI, todo es apacible, placentero y reconfortante en lo que transmites... así como cuando te desperezas sin querer hacerlo y quieres quedarte a gusto un ratito más...


Que te quedes a gusto muchos ratos, todos los ratos... que hoy disfrutes de un día de siesta de esta tuya;)

Mil besos preciosa!

Muaaaaaaaaaaaks!

lichazul alqantar dijo...

hermoso canto
voluptuoso deseo en el sopor de las horas
felicidades Tecla

abrazos


pd... te dejo un poema que pienso comulga con el tuyo
(claro que el mío es viejito es del año 2007)
http://lichazul.blogspot.com/search?q=cigarras+de+amor

Tracy dijo...

La siesta siempre es sagrada, hay que respetarla.

Pluma Roja dijo...

Me recuerda al "Cantar de los cantares" Precioso Tecla.

Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué preciosidad de poema, Tecla. Está lleno de vida. Es esplendoroso, radiante.
También me ha gustado mucho la pintura.
Un beso

María dijo...

No te preocupes preciosa, no hace falta que pidas disculpas, porque a veces se pierde el tren por aquí y no hay tiempo para más, solo lo que se puede, porque esto no debe ser una obligación, sino todo lo contrario.

Sssssssilencio no despertemos tu sueño, sigue durmiendo, soñando entre palpitaciones en esa dichosa gloria entre olores dulces, sigue respirando, sssssss, y yo me voy despacio para no despertarte.

Un besazo.

Joaquín Galán dijo...

Hola Socorro.Has sabido convertir la fuerza de la imagen en ternura a base de fundir a los personajes con la madre tierra porque en el fondo,como bien dices,somos una misma cosa.Me encantó ese diálogo entre los amantes campesinos,todo un símbolo del amor y la consecuente fertilidad.

Un abrazo.

tecla dijo...

Liliana, estuve visitándote y te comenté que me gustaba tu paisaje y que me quería quedar contigo, pero no me dejaron publicarlo.
No me funciona el google chrome.
Así que se me perdió el comentario. He llamado al técnico y no me responde.
Mala suerte.
A ver si este me lo publica.
Un beso

tecla dijo...

Liliana, estuve visitándote y te comenté que me gustaba tu paisaje y que me quería quedar contigo, pero no me dejaron publicarlo.
No me funciona el google chrome.
Así que se me perdió el comentario. He llamado al técnico y no me responde.
Mala suerte.
A ver si este me lo publica.
Un beso

De barro y luz dijo...

Fecunda madre tierra que en cada mujer habita!!! ¡Madre eterna, fuente de vida!


bss

Tesa Medina dijo...

Hoy has conseguido, tecla, un maridaje muy hermoso y visual entre la ilustración y tu texto.

Puedo sentir ese calor del mediodía y esa vida sembrada que aletea en el vientre. La plenitud de los amantes. Ese instante único.

Muchos besos,

Mientras Leo dijo...

Precioso, sereno y muy bien combinado con el hermoso cuadro
Besos

tecla dijo...

Silencio le daremos a la Tierra, Rafael.

tecla dijo...

Muchas gracias, Silencio que no calla, tu presencia me alegra sobremanera.
Un abrazo.

tecla dijo...

Qué bonito dices, María. Eres una dulzura de persona. Cuanto te quiero. Tu eres la Alegría.

tecla dijo...

Entrañable el sopor de las horas, Lichazul. Pura delicia.

tecla dijo...

Tracy, estoy muy contenta de que estés aquí ya iba siendo hora de que nos encontráramos.

tecla dijo...

Tan culta como siempre, Pluma mía.

tecla dijo...

Isabel, siempre el poema me hace nacer la pintura. Hoy ha sido al revés, ha sido la pintura quien ha hecho nacer al poema.
Estoy muy contenta de que estés aquí de nuevo.
Un abrazo.

tecla dijo...

Ni te haces una idea de como agradezco tu comprensión, María.
Gracias.
Un beso.

tecla dijo...

Qué inspirado estás. Cuanto me alegro.
Un abrazo.

tecla dijo...

Lo has dicho bien, Tesa, ese instante único y añorado, añadiría yo.
Ya no se descansa al sol, ni sobre el trigo.
Lo que no deja de ser envidiable.

tecla dijo...

Gracias Joaquín. Ha sido un placer recibirte de nuevo.

tecla dijo...

Gracias, Mientras leo. A mi si que me gusta seguirte.
Un abrazo.

Fred dijo...

La sangre de la pitanza meridiana congestiona las pelvis enamoradas. Ningún deseo carnal comparable al de las siestas humbrías y biencamadas. Y está el aroma del heno, el resquicio remoto al riesgo de verse observados, la garganta trémula con un trozo de manzana que estrangula. Toda la sangre del cuerpo fluye, inflama, acucia, se demora en el placer de la recompensa segura: dilatemos la culminación de la dicha, atusemos los manteles y los cabellos, tomemos con las manos y con los labios aquello que sabemos que vamos a inmolar. Gocemos los preámbulos, que el cuerpo ahíto habrá de dejar que se filtren en la tierra las potencias más sublimes, las ansias más aniquilantes.

Así suelen ser algunas de mis siestas, Tecla.

Kasioles dijo...

¡Precioso, amiga mía!
La tierra nos da sus frutos y el amor da vida.
Paz, sosiego y dicha, es lo que transmite tu lindo poema con esa bella imagen de la que se desprende una siesta compenetrada y tranquila.
Me ha alegrado mucho tu visita.
Yo también tengo problemillas con el ordenador, va a cámara lenta.
Cariños en el corazón.
Kasioles

tecla dijo...

Mira que llegas a escribir bien, Fred. Y por más que te busco no te encuentro.
Eres una gozada de palabras. A veces te leo en el blog de nuestro amigo en común y disfruto a fondo de todo cuanto dices. Qué delicia.
Te mueves con las palabras como pez en el agua.
Y paso una envidiaaaaaaaaaaaaaaaa

tecla dijo...

Es lo que me pasaba a mi, Kasioles, así que me lo mandé limpiar pero con estas limpiezas siempre se te desajustan cosas sin las que no puedes pasar. Es entonces cuando se tiene que volver a ajustar todo hasta que nos encontremos cómodas con nuestro trabajo.

RECOMENZAR dijo...

Uno de tus mejores escritos

tecla dijo...

Uno nunca se puede examinar a sí mismo, Recomenzar.
Escribimos: y sea lo que Dios quiera.
Un abrazo.

P MPilaR dijo...

te dije y reitero: siesta es
bien la apetezcas
que de dormitar vivimos
lo que sufrimos por miedo...!!


besos besos y besosssssss

tecla dijo...

Gracias Pilarica, nada como una buena siesta en buena compañía donde soñar despiertos sueños que a la vez se están haciendo realidad.
Un beso, amiga hermana.

Dyhego dijo...

Precioso canto al verano y a la fertilidad.
Te tomas tu tiempo en publicar, pero cuando lo haces, nunca defraudas, Tecla.
Salu2 terrícolas.

Socorro Melgarejo Lozano dijo...

Todo depende de las musas, Dyhego.
Un abrazo.

Socorro Melgarejo Lozano dijo...

Blogger no me deja entrar como Tecla. Me dicen que yo no tengo ningún blog.
No se enteran.

Kasioles dijo...

Gracias por tus letras, ya sabes que siempre eres bien recibida en mi espacio.
Te deseo una muy feliz semana.
Cariños en el corazón.
Kasioles

Fred dijo...

Soc: me gustaría tocar la "Apasionata" en las teclas de tus rubias cervicales.

Antonio Torres Márquez dijo...

Y es que una buena siesta bien echada....

Saludos y un abrazo.

maria candel dijo...

Que hermoso, Tecla, este dormir y despertar de un sueño...

Un fuerte abrazo

Liliana G. dijo...

Holaaaaaaaa Tecla!!! Qué belleza de poema, tanta dulzura, tanto amor y tanta armonía hay en tus versos, que es un deleite leerlo y releerlo. Coincido con Toro, la palabra es "apacible".

Besotes, querida amiga.

Amapola Azzul dijo...

Tierra que da vida, tierra fértil.
Feliz semana, Tecla, me encantó.

Besos.

Scarlet2807 dijo...

Recorrer tus letras es un autentico placer...
Besitos en el alma, Scarlet2907

tecla dijo...

Fred, eso no vale. Juegas con ventaja puesto que no te identificas, escribes como anónimo y así cualquiera es capaz de decir lo que le venga en gana.
Aquí hay que mojarse.

tecla dijo...

Antonio, una buena siesta y sobre todo se es en un patio de Córdoba, y podemos jubilar al cielo que no nos hace falta.
Con el patio y una buena hamaca nos conformamos.

tecla dijo...

Kasioles, no las merece, leer tus misivas a tu madre y a tu amado, es un placer que no se paga con nada.

tecla dijo...

Te vendes cara, Maria Candel, pero cuando vienes vale la pena leerte.
Un beso.

tecla dijo...

Me alegro mucho Liliana, tenerte después de tanto tiempo.
Un abrazo.

tecla dijo...

Tu también me encantas amapola. Un abrazo.

tecla dijo...

Scarlet, ya te he agregado en mi blog, y te he enviado mensajes, así como también te he dejado uno en el otro blog que dices que no encuentras desde Noviembre del 2014.
Un beso.

Fred A.A. dijo...

¿Cómo que no me identifico? ¿Acaso Fred es menos sugerente que Tracy o María o Sacarlet o Kasioles?
Caballero de fina estampa, barre la cola de mi cuarto de milla mejicano los campos -ahora verdes, pronto ocres y agostados- de los campos alentejanos de la dourada Beja. Federico Alves Amate es mi gracia, señora, caballero portugués de raza antigua.

Fred dijo...

"Los campos.... de los campos". Me ha puesto usted nervioso, Tecla, y sufre mi estilo y mi sintaxis: he sido reiterativo y torpe en vista de su desabrida reserva para conmigo.
Si usted me dice vete, la dejo sola. Sola y mojándose.

Sara O. Durán dijo...

Un canto muy fresco y sereno a la vida, a la tierra.
Muchos besanises.

besos de aire dijo...

..Hacia tanto que no andaba por aquí y he vuelto a leer tus maravillosas letras que conmueven. Tierra arada, trabajada con la mano y el sudor del labriego que penetra y hace estallar desde lo más profundo, la vida

Magdeli Valdés dijo...

La Tierra dadivosa
la huella más profunda y amada...
todo lo sustenta la vida...el amor infinito en un abrazo
que palpita toda la vida
toda la existencia...

sentir la vida en todo su magno palpito

un abrazo grande!

tecla dijo...

No, Fred, no te vayas. Me gusta demasiado como escribes.
¿Tenemos la misma sintaxis? Cuanto honor, así cuando quiera recrearme con tus letras me puedo leer a mí misma.
Aunque más bien no, me pasaría todo el tiempo corrigiéndome. Prefiero leerte a ti.

tecla dijo...

Muchos besos para ti, Sara. Y gracias por visitarme.

tecla dijo...

Gracias, Besos de aire. ¿Cómo es que no me sales registrada? Me gustaría visitarte.

tecla dijo...

Tu la sientes así, Magdeli de mi vida. ¿Cómo estás?
Un abrazo muy grande.