martes, 8 de mayo de 2012

Por limar asperezas



Por limar asperezas
arañé mis heridas
ahora mi  huerto es un jardín preñado de rosas escarlatas

Un sol atormentado y tibio
asoma en mi ventana, el aire
ni se mueve.
Aserrín  aserrán
que unas heridas vienen
otras se van.

La vida es un misterio.

Por limar asperezas
me desconché la herida
ahora me llora con llanto en flor  de nardo 
enardecido.

Dime por qué te fuiste de mi vida
si yo te amaba tanto.
Dime.

Por arañar mi herida
cada vez es más grande y llora
un llanto desconsolado, acuoso y ardiente como agua de manzana
o perfume atolondrado.

Por limar asperezas, aserrín
aserrán.

Unas heridas vienen.
Otras se van.

38 comentarios:

XuanRata dijo...

Me basta con la primera estrofa, hasta el punto de que me cuesta trabajo seguir leyendo. No conviene, supongo, limar todas las asperezas: al fin y al cabo sin alguna aspereza ¿donde podríamos agarrarnos? Tal vez a esas rosas repletas de espinas, pero hermosas.

Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Mejor que se vayan a que vengan las heridas.

De tanto limar, se pierde la esencia.

Que sangre la rosa,
y que llore la espina...

Besos, mi niña.

A esto habría que ponerle música.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ay, cómo te arrullaría en estos momentos, Tecla, que tu dulce poema está preñado de asombro, del asombro del abandono que no se explica uno, y todo "por limar asperezas".
Tampoco entiendo yo cómo se van las cosas al traste cuando se intenta que no sea así, pero nos toca dolernos de tantas cosas, tantas... Y tú lo haces de una manera muy dulce, que acaricia y hace patente ese dolor ingrato, ese dolor que se expresa como lo expresaría un niño, y a los niños no se les hace daño.
Un abrazo con mucho, pero que mucho cariño.

Winnie0 dijo...

¡Que se vayan...que se vayan...! bss

Noelplebeyo dijo...

así es la vida

virgi dijo...

Que las rosas nos arañen de tanto en tanto. Es la mejor manera de apreciar lo que valen.
Mi dulce, siempre sabia, tierna Tecla.
Te beso, te abrazo.
Con ganas, con sonrisas, con admiración.

Pluma Roja dijo...

Una verdadera belleza. Te aplaudo y felicito. Aserrín, aserrán.

Besos querida Tecla.

ana dijo...

se fue de tu vida porque no te quería, tu amor solo no bastó, ni tus heridas, ni nada, pero es cierto que esas heridas se irán, y espero que no lleguen otras, espero que llegue alegría y un amor compartido.
BESICOS.

enletrasarte, Omar dijo...

triste y melodioso
saludos

Dyhego dijo...

Es bueno limar asperezas y restañar heridas, pero sobretodo, que no nos hieran.
Salu2, Tecla.

De cenizas dijo...

Unas heridas se abren, otras cerrarán,
aserrín aserrán,
por limar asperezas, todas se irán.

besos

Jota Martínez Galiana dijo...

Muy buen ritmo y certeras palabras, casi parece una canción. Las heridas, mejor no tocarlas, eso lo aconsejan todos los médicos. Pero nunca la ciencia ha encontrado cura para el mal de amor.

Verónica C. dijo...

Si por limar asperezas acabamos arañando al herida más nos vale dejar todas las asperezas al azote del viento y que se encargue de ello.
Pero claro, no nacerían poemas así, tecla.

Esas rosas escarlatas son tan expresivas como tentadoras.

Besos

Sarco Lange dijo...

Se fue. No sé si es tarde o temprano. Se fue. Las asperezas fueron limadas. Se fue. Las heridas vuelven a ser rojas. Se fue.

Todo fue.


Besos.

Marina dijo...

Si LOrca lo leyera pondría su firma,, pero es tuyo y en cada verso un olor fresco de primavera, aserrín aserrán esto me recuerda ¿¿¿¿¿ lo buscaré en la infancia, en el cine o en las espinas de esas rosas.
Me encantó Tecla.

lichazul...elisa dijo...

excelente poemaejercicio de intertextualidad SOCO

Felicitaciones

besitos y luz

senses and nonsenses dijo...

las rosas son bellas porque tienen espinas.
no llores, que las heridas tb nos van construyendo, tarden mucho o poco en cicatrizar.

un abrazo.

América dijo...

Mi querida Tecla.
Nana para arrullar y reflexionar.
De tanto arañarlas heridas no las dejamos cicatrizar,de cuanto somos capaz para limar asperezas.
Eres tan descriptiva como la hermosa imagen que acompaña la nana.
Aserrín, aserrán,se duerme en tus brazos;sosiego y tranquilidad,la vida ya trae consigo pesares venideros.
Unas veces lloramos y otras reímos.
Un fuerte y largo abrazo...Poeta.

Jerónimo (J.Galán) dijo...

A pesar de todo,hay que limar asperezas,siempre.

Es una canción de corro,de esos corros de niñas que llenan el aire de preciosas notas.

Una composición refrescante ahora que llega el calor.

"Aserrín,aserrán...",te mando un abrazo.

Susana Peiró dijo...

Las heridas están allí, vigilando nuestro descuido.
Latentes bajo el camuflaje, acechantes. Un roce, incluso uno suave, y quedan expuestas, impúdicas, dolorosas, enardecidas…
Por limar asperezas, a veces, le regalamos aquello que las heridas quieren: la eternidad.
Mi poetisa guapa no sólo conmueve, también despierta la poesía que todos llevamos adentro. Te abrazo de lo más fuerte, Querida Tecla.

jorge dijo...

¡La vida es un misterio! Pero yo seguiré hasta el final aunque las heridas me devuelvan la vulnerabilidad y compruebe que están viene y van; pero, al cabo, me sujetaré a tu nombre que me hace respirar hasta devolverme la calma.
Un Beso…

Larisa dijo...

¡Hala, cuántas flores! ¿Me las das? Nunca he tenido flores en casa. Será por eso que soy un hombre resentido, vil y maloliente.

Quiero emborracharme contigo, pero me he gastado los euros en arrodillarme delante de Atenea. Perdóname.

Es verdad, es una canción. Espero que jamás la cante Pablo Alborán.

Besis.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Para acabar con tontos enfados, siempre hay que dar (alguien) un primer paso...

Saludos y un abrazo.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Por limar asperezas, aserrín
aserrán.

Unas heridas vienen.
Otras se van.

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Cantarinas y bonitas letras.

Endless Love dijo...

Princesa después de más de un mes de ausencia, regreso y me encuentro con este canto que llora enardecido... ¿por qué te fuiste de mi vida? cuantas veces hemos preguntado esto en nuestros versos y sin embargo siempre suena diferente porque las heridas van y vienen.
Un beso en cada herida
Susana

Meulen dijo...

Hola amiga
gusto en saludarte y sentir en la poesía como siempre dejas una huella profunda en ese cantar ...que aunque se ve triste ...pero bien dice esos momentos vienen y se van...

ojala que se fueran para siempre no?

tienes una hermosa foto recuerdo de mi rosal muy parecido que dejó mi madre en el jardín y que atesora la frescura de las rosas pero también sus espinas...

gracias por dejar siempre tu huella conmigo

(ando apurada de tiempo , pero estoy presente y es lo que vale!)

un gran abrazo amiga!

Javier Arnott Álvarez dijo...

Por limar asperezas acabamos perdiendo, mejor una olorosa rosa con espinas, que una flor de invernadero.

MAR dijo...

Este poema,es realmente bueno.
Aserrín,aserrán...me encanta Tecla¡
Bess

MAR dijo...

Este poema,es realmente bueno.
Aserrín,aserrán...me encanta Tecla¡
Bess

Rayuela dijo...

las heridas de amor no saben de juegos.

poderosas imágenes las de tu poema.
bello

abrazos*

BEATRIZ dijo...

Por limar asperezas, es posible herir si no a otros, a nosotros mismos Tecla.

Pero me gusta ese llorar de manzana tan fragante.

Saludos y un abrazo mujer.

azpeitia dijo...

Pero las que cicatrizaron no volverán...seremos capaces de mirarlas hasta con ternura por formar parte de nuestra vida...enhorabuena por tu original poesía...un abrazo desde azpeitia

lichazul...elisa dijo...

Socorro te dejo este enlace pa'que le eches un ojito, es un trabajo de los viejitos pero sincrónicamente ocupamos el mismo canto jajaja

http://lichazul.blogspot.com/2008/11/hipertexto.html

besitos y luz

Alicia dijo...

tu sangre tiñe a las rosas de un tono escarlata, parece que amor-dolor es una conujunción que aserrín aserrán se irá de a poco devolviéndote las ganas de jugar la ronda de la vida

JOAQUIN DOLDAN dijo...

las superficies ásperas tienen mejor agarre

José Luis dijo...

Insisto, alguien tendría que musicar tus palabras.

Un abrazo.

Javier Herque dijo...

Si…la vida es un misterio donde las heridas tienen derecho de pernada y no siempre vale salvar con aquel infantil conjuro de:

“por mi y por mis compañeros”

Pero…si hacemos examen de conciencia:

¿Qué nos queda aparte de la vida?

Beso en colorín colorado.

Flor dijo...

tus poemas de cerezas siempre me parecieron fascinantes, más este que me trae un olor dulzón a amor, en tiempos de cerezas, de amores que persisten, que se quedan, como el olor de cerezas en las manos.

Bonita, que genial que escribis, que placer que es leerte!