domingo, 6 de noviembre de 2011

Que la cuna espera





El día que el fuego se encendió
se multiplicaron los panes y los peces.

Amor,
ven a mis brazos
que la cuna
espera.

El día que el fuego se encendió
las olas se estrellaron con fuerza contra el acantilado
ven a mis brazos marinero
que la noche está esperando
y una cuna vacía
llora
ausencias.

-El niño ya se fue,
y ahora vela sus sueños un rosal
sin espinas.

-Noooooo,
el niño está aquí. Acabo de mecerlo en mi regazo.
-Sí, pero no encuentro su sonrisa.
-La tienes tu dentro de ti. 
La tienes tu.

El día que la lumbre se encendió,  tus ojos brillaban como soles.

Ven a mi lecho ruiseñor
que la cuna espera.




Imagen: Emilia Castañeda
Misteriosa Venecia.
Óleo s. tela

51 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Un poema extraordinario. Un grito de amor y esperanzas. Un ruego de amor intacto. ¡Maravilloso! Un abrazo.

Winnie0 dijo...

Esa cuna y ese poema...que me llevan a desearte..con PAZ feliz noche Tecla

tecla dijo...

Gracias Alma. Tu siempre tan especial y atenta.
Te quiero mucho.

tecla dijo...

Winnie. Eres pura delicia.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Es hermosísimo, un arrullo enamorado que teje con dulzura la ausencia del amado marinero, la ausencia del niño que no llegó. Ay, esa cuna vacía...
No sé, quizá me equivoque, pero creo que narra una historia bien triste, pero lo hace de una manera suave, delicada.
Muchos besos, querida Tecla.

tecla dijo...

No es ninguna historia que recuerde Isabel. Salió así y ya está.
Besos a ti, Isabel por tu presencia.
Es un gustazo tenerte aquí conmigo.

ana dijo...

la cuna se me antoja esperanza, un niño, una cuna, la vida. Precioso.

un abrazo

tecla dijo...

Gracias Ana. Eres una gran amiga y te admiro.

ARO dijo...

Este poema y el de la anterior entrada son el espejo de un alma llena de poesía. Tienes arte, poeta.

tecla dijo...

Y tu eres un artista del campo, Aro. Por eso te admiro.

La Zarzamora dijo...

Y en tu regazo, tú que acunas los más dulces versos quien se resistiría a una nana??
Por mar, por tierra, compartiendo panes y peces, rosales y olas, con la fuerza del que espera, rosas sin espinas, sonrisas en mar abierto y miradas que cubran el horizonte, me dejo mecer, y me agazapo en tus sueños.

Besos, preciosa.

Dyhego dijo...

Un fuego cálido que nos abrigue de la oscura tristeza.
Saludos luminosos.

tecla dijo...

Acurrúcate en mi regazo, Eva, niña mía, que yo te cantaré, y te diré, y te cantaré, mil nanas imposibles que te alivien esta carga pesada en la que a veces, solo a veces, se convierte la vida.
Te mezo.

tecla dijo...

Con estas primeras lluvias del otoño, Dyhego, quien no se acercaría a la lumbre, para mecer de cerca la cuna del niño que todos llevamos dentro.
Felices lluvias, mi amigo querido normalico y del montón.

Tanito dijo...

Confusión convertida en bellezón.
Sentimientos tirados al aire para que el azar decida la forma que adquiriran tras su caída. Pero el azar lo evitaste tú, colocándolos a tu antojo, a tu dulce antojo.
¿Interpretaciones?: varias...todas..., pero todas anhelantes, todas bellas.
Besazo, preciosa.

Endless Love dijo...

Bello canto al niño y hermoso llamado al ruiseñor para que haga compañía y esté alrededor de esa cuna que espera.
Que siempre haya luz en esos ojos para que brillen como los soles.
Un beso

Pluma Roja dijo...

Cuando leo tus versos oigo a una pitonisa que nos descubre una visión de amor. Entre el niño que se convierte en hombre y el hombre que mantiene su niño con la sonrisa escondida.

Bello, muy bello Querida Tecla.

virgi dijo...

Una cuna espera.
Ha de llegar la vida con su sonrisa.
Nada la detiene, la luna lo conoce.
Y tú, querida Tecla, en tu sabiduría, cantas a los reveses de la existencia, con la esperanza del amanecer.
Besos, cielo.

TORO SALVAJE dijo...

Yo lo encuentro triste.
El niño ya se fue...
Un rosal sin espinas.
Me ha dado mucha pena.

Besos.

Larisa dijo...

Los dos primeros versos constituyen uno de los micro-relatos más hermosos que he leído nunca. Estás hecha una artista, amiga Tecla. Déjame que te aplauda, anda.

María R. dijo...

Bonito y desolador, así me llegó al corazón tu poema.
Me encantó
Besos preciosa!

tecla dijo...

Tano, tú sí que tienes bellas palabras. Por esas palabras tuyas una dejaría el mundo.
Gracias por estar aquí.
Besazo al cuadrado.

tecla dijo...

Qué bella eres Endless. Gracias por estar aquí.

tecla dijo...

Pluma mía: Eres mágica. TQ

tecla dijo...

Pluma mía: Eres mágica. TQ

tecla dijo...

Quién me va a conocer y comprender mejor que tu, mi querida Virgi. Mi dulce poeta.

tecla dijo...

No llores Toro. Que me harás llorar a mi.
El goce y la tristeza nos habitan.
A veces sale uno al escenario de la vida. A veces otro.
Y nunca lograremos evitarlo mientras seamos honestos y sinceros con nosotros mismos.

tecla dijo...

Larisa de mi vida. Sabes cuanto te admiro y te quiero.
Cuando no te guste dímelo también.
Yo sé que tu lo harás. Y eso se agradece sobremanera. La sinceridad es tu virtud. No la pierdas nunca.
Y si una se la tiene que jugar se la juega. Las dos lo hacemos, caiga quien caiga.

tecla dijo...

Gracias por ser sincera María. El triunfo y la desolación también entran en el juego de la Vida.
Pero yo no me sentía desolada al componerlo. Me consolaba enormemente.
Es como formar parte de un sueño.
Y ese baile de emociones entre lo real y lo irreal, la realidad y el suelo me consuelan.
Te quiero Talitá.
Tu estás entre las que sueñan.

Milu dijo...

ME PRODUCE UNA tristeza...Su belleza, sensibilidad,las carencias y querencias...Una historia de amor a través de un niño que a la vez nos arranca una sonrisa.
Cuánta sabiduría, Tecla. Cuánto me gusta.
Dos besos

tecla dijo...

Gracias Milu. Tu sí que sabes entenderme.

América dijo...

Querida tecla tan bien lo expresas en tus comentarios" lo real y lo irreal, la realidad y el suelo me consuelan."
El fuego también es vida, el principio de muchas cosas,hasta el de la misma supervivencia.
Me queda el regazo lleno de melancolía.
Un abrazo poeta querida.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

¡Muy bonito!
Eres muy sincera y una gran poeta.
Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

Sarco Lange dijo...

Que ardan las cunas, que sólo se limiten a arder. Te juro que tengo buenos motivos
para comentar esto.

Abrz.

tecla dijo...

Me has enmudecido, América.
Nunca hablamos de nuestro regazo cuando se queda triste.
Cantemos una soleá, por los regazos tristes.

tecla dijo...

Los de los cerros de Ubeda somos así, Rosario, sinceros, luminosos,
nostálgicos.
Cantarines.

tecla dijo...

Sarco, Sarco. Siempre me estremeces. Algún día descansarás en mi regazo y nunca más volverás a llorar.
Gracias por estar en mi blog. Es un gran honor, poeta.

José Antonio del Pozo dijo...

bendita tu lumbre, tecla, y tu precioso cantar de acantilados
saludos blo

tecla dijo...

Gracias José Antonio por estar aquí. Bendito seas tu por tu forma espontánea y sincera de decir lo que piensas.

Humberto Dib dijo...

Concuerdo con Toro, tiene algo triste... pero es bello, sin dudas.
Un beso.
HD

MarianGardi dijo...

El niño siempre nos espera. Siempre nos espera!!
Un abrazo querida Tecla

zayi dijo...

El niño está ahí, cariño,sólo hay que dejarlo de mecer para que despierte y nos haga felices.

Un besito, linda.

MORGANA dijo...

Pues a mí no me ha parecido triste,sino esperanzador,muy maternal..es lo que me has transmitido.
Millones de besos con todo mi cariño.

MORGANA dijo...

En cuanto a tu interés por mi estado de salud,te diré que es desolador,pero sigo adelante.
Más besos llenos de cariño.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Tecla!
Unas letras significativas, por la añoranza en la llamada del adios, hecho canto.

saludos de J.M. Ojeda.
Buena terminacion de semana.

mientrasleo dijo...

Un poema precioso, virgen el amor que presenta.
Me encantó, con tu permiso me quedaré a seguir leyendo.
Un abrazo

..NaNy.. dijo...

Hola de visita por tu blog. Como me gusta el poema que mejor pasión que el amor y sabiendo que la cuna espera precioso. Saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre en la cuna, están todos los sueños dormidos.

Saludos!

Susana Peiró dijo...

Es…una canción de cuna para amantes, para los que se acurrucan en el nido, para los que sueñan y esperan; para los que no temen las fantasías; para los que se pierden en un verso; para los que encienden el fuego y besan ojos y miran soles.
Es una canción de cuna para los que esperan. Precioso mi Poetisa.
Mi beso y Abrazo para Vos.

pe-jota dijo...

En estos momentos creo que si nos encendemos más bien se armaría la marimorena, perdona por ser tan poco poético.

Meulen dijo...

Que el fuego de la esperanza nunca se mengue querida...
que a veces tarda pero llega
y cuando está la tristeza sale huyendo espantada...

te requiero!