miércoles, 25 de mayo de 2011

Me llamo Quimera


–Me llamo Quimera y soy tu Sombra



–¿Qué quieres de mí?
–Que me digas palabras de Amor
–Hace ya mucho tiempo que perdí las palabras.


–Dime entonces palabras turbadoras que emborrachen mis sentidos de deseo.
–No quiero decirte palabras turbadoras.
–Hay una luna agridulce escondida detrás de mi ventana y no puedo soportar el silencio de la noche.


–Pídeselo a la luna.


Palabras turbadoras. Palabras turbadoras. Palabras turbadoras. Palabras turbadooooraaass


–¡Calla loca no grites!.
– Y qué quieres que haga.


–Me llamo Quimera y soy tu ángel.
–¿Qué quieres de mí?
–Cuidarte hasta que muera.
–Es demasiado tiempo. No puedo esperar tanto


–Dime cómo se cura  el desconsuelo.....

19 comentarios:

Dyhego dijo...

TECLA:
¡Ay! ¡El desconsuelo! ¡Cuesta mucho curarlo! Pero la luna todo lo puede. Y el mar. Y la montaña.
salu2

Larisa dijo...

Me has recordado a aquel famoso lamento de Alejandro Sanz en Tuiter: "¡Qué negra quimera!"

(Claro que él lo puso sin tilde)

Besos con palabras turbadoras que emborrachen mis sentidos de deseo.

Hace meses que no le pido nada a la Luna. Creo que mis deseos están en lista de espera.

Besos mito-ilógicos.

virgi dijo...

El desconsuelo se cura con baños de mar, sol, sal y sonrisas...¿puedes conseguirlo? ¿te envío un frasquito con un poquito de cada?
Besitos, Tecla.

De cenizas dijo...

Las palabras son simples sombras, sombras de quimera, si se pronuncian porque se ha pedido que así sea.


besos

Pluma Roja dijo...

¿El desconsuelo? Con el ángel y la luna.

Buen diálogo mi querida Tecla.

Muchos besos.

Winnie0 dijo...

Enfrentemos al desconsuelo con arte y paciecia ¿vale? Un beso

Carmendy dijo...

Hola Tecla.
Interesante diálogo el que nos ofreces con este tema sobre el desconsuelo.
Todo merece ser cantado. Tu sensibilidad y dominio de la pluma, siempre a flor de piel,nos llevan a descubrir los tesoros ocultos de la palabra escrita. Un placer leer tus cosas. Mi abrazo grande para tí.
Carmendy

Milu dijo...

El desconsuelo de cura. pOR SUPUESTO. hÁBLALE A LA LUNA Y A LAS ESTRELLAS. Susúrrale un deseo. Mímate y déjate sedudir por su aura...el desconsuelo, se cura y no es una quimera.
Un abrazo

oscar alberto dijo...

La luna, las estrellas, el sol

otro beso..

hay muchos remedios

un abrazo amiga
cuidate
besos

TORO SALVAJE dijo...

Me temo que el desconsuelo no tiene cura.
Se le puede engañar o distraer pero cuando se da cuenta no hay nada que hacer.

Besos.

La Zarzamora dijo...

La quimera no nos cura del desconsuelo, sino que acrecienta en esas noches de luna agridulce el paso del tiempo y arrastra con ella la nostalgia y los recuerdos dormidos.
Y cuando amanecen las palabras ya desgastadas de luces y en la sombra la conjoga nos cubre con la desesperanza triste de un desamor ya vivido.
Besos, Tecla.

Anónimo dijo...

Amigos, no puedo entrar en mi cuenta, me dan una dirección y cuando la utilizo me dicen que está caducado. Por consiguiente he pensado comentar como anónimo.
Tecla.

SUSANA dijo...

La quimera, solo Ella, sabe cómo curar desconsuelos. Nos obsequia las fantasías necesarias y la fuerza para pelear con la Realidad.
Bello trabajo mi Poetisa. Besos y Abrazos guapa.

América dijo...

La vida es una quimera mi poeta,y el consuelo se encuentra cuando se le desnuda ,se le mira de frente y de le viste de esperanza.Nos acompaña la sombra de nuestra quimera hay que vivir con ella al final es la ilusión ,nuestra cola de dragón.
Preciosa la fotografía que seleccionastes,más gráfica es imposible.

Un fuerte abrazo dama de la palabras.

guille dijo...

Pues a mi si me apetece decirte palabras turbadoras.

Otra cosa es que consiga emborrachar a tus sentidos de deseo.

buda dijo...

Que bonito,me encanta como escribes.
Ojala que pronto encuentres una cura para ese desconsuelo.

Un besico y buenas noches.

pepe dijo...

tus conversaciones son especatculares. ayyy las quimeras que nos mantienen y ahogan... y siempre de fondo la luna

un beso silencioso

Meulen dijo...

Se cura el desconsuelo
haciendo poesía
a menos a mi me sirve y de mucho...

las palabras turbadoras renacen
desde un corazón sincero!!

De tanto quererlo
la quimera se hace realidad...
espero sea a ti
flor y palabra!

besitos!

pe-jota dijo...

A cada noche le seguirá un nuevo amanecer.