jueves, 19 de mayo de 2011

Llevaba las palabras dentro







Llevaba las palabras dentro

y no quise mirarlas,
dentro llevaba las palabras
y no pude
escucharlas.

Corazón de melón, piel de aceituna y clavo.
Llevaba las palabras dentro y no
las escuchaba.
Se las llevó el vendaval,
y no pude encontrarlas
Mi corazón está
solo.
Ya no tiene
palabras.

55 comentarios:

  1. Si que tiene.
    Y muy emotivas.
    Las acabo de leer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Te gano: mi corazón está roto. El tuyo simplemente está solo.

    Hoy tus palabras se me antojan una canción.

    Besísimos, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajjajaj. Toro: Eres un sol.
    Te quiero muchísimo.

    ResponderEliminar
  4. Larisa, las palabras me fueron saliendo solas y fueron diciendo lo que les daba la gana.
    Y me dejé llevar.
    A veces a mi también se me parte el corazón. Pero esa es otra historia de la que algún día hablaremos.
    Un beso princesa mía. Tu sí que sabes decir.
    Envidia podrida la que me das.
    Bueno: podrida no. Mi envidia hacia ti, huele a nardo y yerbabuena.

    ResponderEliminar
  5. Este poema lo siento como una canción para una película de miedo. Una peli. inglesa de aquellas dónde hay niños cantando, antes de que aparezca el muerto.

    Me gustó muchísimo

    es de mi estilo. ME GUSTA DEMASIADO.

    BESOS.

    ResponderEliminar
  6. Sin tus palabras la blogosfera tendría menos teclas que conforman el piano con el que cuando escribes nos deleitas....Un poco cursi pero es lo que siento. un beso

    ResponderEliminar
  7. Cuando me sumergí en su poema las palabras brotaron cual manantial, me gustaría quedarme sin palabras de la forma que lo hace usted. Muy lindo!

    Besos
    Ezequiel

    ResponderEliminar
  8. TECLA:
    Ese mismo vendaval las traerá de nuevo, con aromas nuevos, con hojas nuevas, con aires nuevos que lo fecundarán todo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  9. Para no tener palabras,te ha quedao precioso.

    Un besico

    ResponderEliminar
  10. Pluma, tienes una imaginación calenturienta.
    Tal vez lo has sentido así por la fotografía.
    Dicen de la fotógrafa:

    "Es una fotografa alemana que trabaja entre la fantasía trágica de muchas de sus creaciones, y un lirismo mágico y oscuro, hermoso y a la vez terrible"
    Creo que si pudiéramos entrar en el subconsciente , lo encontraríamos así, bellas imágenes y miedos.
    Por eso me parece que elegí esta foto. Por el misterio que emana de las palabras cuando se escapan del fondo de la mente.
    No sé, no sé nada. Ni entiendo.
    Pero vivo. Y eso es genial.
    Te quiero mucho Aída.

    ResponderEliminar
  11. No eres cursi para nada Winnie. Eres tierna, buena y encantadora.

    ResponderEliminar
  12. Estoy deseando de volver a leerte Dyhego. Mi amor normalico y del montón.

    ResponderEliminar
  13. Buda, tus besicos me seducen y encandilan.
    Por eso estás aquí.
    Bienvenida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Ezequiel, estoy muy contenta de recibirte de nuevo en mi morada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Esto poema, si hubiera sido escrito ayer, sería el reflejo en el agua de mi situación.

    ResponderEliminar
  16. Pues debiste ser tú la que se llevaba las palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. tu corazón está lleno de sentimientos, a veces sobran las palabras cuando se ama, ese es el mejor lenguaje. Eres palabra y sentimiento.

    un abrazo desde Jaén.

    ResponderEliminar
  18. Deben seguir allí, sólo es cuestión de encontrarlas...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  19. En algún lado están... A veces se esconden... o se quedan quietecitas en un rincón debajo de todos los trastos que les ponemos encima, pero están... Solo hace falta buscarlas...

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Siempre están, cantando, sufriendo, iluminando y oscureciendo. Viajan feroces o son tan dulces como la caña de azúcar. Están ahí y hoy puedo recogerlas al vuelo. Dóciles o rebeldes, cobardes o silenciosas... son palabras.
    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  21. Pero nunca nos podrán quitar las palabras...

    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. Las palabras, las dichas y las intuidas, quizás lloramos su pérdida, pero las verdaderas son las que suenan en nuestro interior.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Las palabras verdaderas están grabadas a fuego en el corazón, cantan en las pupilas, y no hay viento que se las lleve.


    besos

    ResponderEliminar
  24. Todos mis aplausos!!!
    Adoro los vértices de tus versos, a donde ellos me llevan cuando los leo y siento.

    Beso.

    ResponderEliminar
  25. Seguro eso habra sido por un instante porque todas las palabras te obedecen, van y vienen cuando tu les ordenas, no es que sean tus esclavas, simplemente te adoran como a una diosa de la literatura..

    bello
    besos
    Oscar

    ResponderEliminar
  26. Ay mi niña! menos mal que no encontrabas las palabras! ¿y todas estas maravillosas de dónde salieron? Me pongo de pie, Señorita Tecla
    Una preciosidad

    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Impresionantes plabras para un corazón que esta solo.
    Bellísimo, Tecla. Bellísimo
    Muchos besos de corazón a corazón (por si sirve de algo)

    ResponderEliminar
  28. No estas sola, querida amiga.
    Y definitivamente, lo que no te faltan, son palabras.
    Corazón de melón. Me dejaste pensando..

    Un saludo grande grande, desde la lejania.

    ResponderEliminar
  29. Las palabras están dentro, lo difícil es saber ordenarlas adecuadamente para mostrarlas como lo haces tú.

    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Yo creo que tienes un trato dulce y certero con ellas, un privilegio difícil de conseguir.
    Muchos besos, querida Tecla.

    ResponderEliminar
  31. Haikusan, es que hay días en las que uno no está para nada y no encontramos las palabras. Pero luego aparecen. Tu sabes que sí.

    ResponderEliminar
  32. Jajajajajj mi capitán: Eres estupendo.

    ResponderEliminar
  33. Ana, no se si eso es bueno o malo. Pero somos lo que somos y no lo podemos evitar.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  34. Zayi, eres linda, y siempre me comprendes.

    ResponderEliminar
  35. Es cierto Novia, tenemos la cabeza llena de trastos.

    ResponderEliminar
  36. Eva mía: al mundo lo mueven las palabras. A veces para bien a veces para mal. Traicioneras ellas, en ocasiones, mariposas de colores en otras.
    Palabras, palabras.

    ResponderEliminar
  37. Hiperión, eso que dices nunca puede saberse.
    Pero te agradezco el cumplido.

    ResponderEliminar
  38. Llevas razón J. Carlos. Las que valen las llevamos dentro y no se nos escapan.

    ResponderEliminar
  39. Busca en mis pupilas Luis, y verás cuantas palabras tengo que contarte y que decirte.

    ResponderEliminar
  40. Eris, soy una persona afortunada al tenerte como amiga. Ojalá que me sintieras siempre.
    Gracias por estar aquí.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  41. Oscar Alberto, por lo elevado que eres escribiendo, se ve que te quieren a ti las tuyas más que a mí las mías.
    Pero en fin. Tenemos las que tenemos y esas son las nuestras.
    Te quiero un montón.

    ResponderEliminar
  42. Gracias María, levántate y anda que a ti te quieren todas las palabras del mundo.

    ResponderEliminar
  43. Milu, me has consolado profundamente. De verdá de verdá.

    ResponderEliminar
  44. Sandocán: Es una delicia tenerte de nuevo aquí conmigo.

    ResponderEliminar
  45. Víctor, a veces no les da la gana de ponerse en fila y son unas déspotas a las que cuesta decir lo que quiero que digan.

    ResponderEliminar
  46. Ojalá que así sea Virgi. Hay que ver lo poco que sabemos de nosotros. Parece mentira.

    ResponderEliminar
  47. Seguro que las encontraras…las palabras a veces se quieren ocultar para luego salir con más fuerza.
    Pero a veces no necesitan salir, tan solo basta una mirada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. Tu corazón volvera a encontrar las palabras.

    Primero tiene que encontrar lo que le haga latir con fuerza.

    ResponderEliminar
  49. No pues esa es la peor soledad Tecla, pero tú si tienes palabras, nomás que a veces se callan, quedan dormidas a la sombra de una ventizca, más no hay fuerza que pueda arrancarlas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Estas palabras son hermanas de aquellas palabras de lluvia y cobre. ¿recuerdas?
    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Precioso.. Es poesía pura,y lo que percibo es la fuerza de las palabras y el sin fin de ellas que posees,mariposas de colores para tomar una frase tuya,todos lo matices todas las intenciones,todas las emociones.
    Un fuerte abrazo poetisa olé por tu talento.

    ResponderEliminar
  52. Qué ganas tenía de sentirte América.

    ResponderEliminar
  53. querida tecla, las palabras del corazón van mas allá de la razón, y con solo la imaginación ya siento un son para aniquilar este poemón.

    Nunca estás sola, siempre tendras el silencio de la luna

    ResponderEliminar
  54. A veces nunca descubrimos a aquel que nos habal
    de verdad y lo dejamos pasar...

    me gustó aunque lo siento triste

    besitos!

    ResponderEliminar
  55. Son tantas las veces que acabamos enmudeciendo, que resulta difícil contarlas.

    ResponderEliminar