martes, 30 de mayo de 2017

Niños en el tobogán



 En las orillas de la tarde
 las madres,
juegan a ser lunas
junto al tobogán.

Din, dan, din dan.

La luna sale a la una
A las dos un caracol
A  las tres,
–¿Qué quieres a las tres?

–Quiero arroz con canela,
con leche,
y con miel.

–Acaba de nacer la niña chica,
 y ya se ríe.
–¿Y dónde está la niña chica
que la quiero en mis brazos?

–Yo soy esa niña, madre,
yo soy esa niña.




Imagen: S. Melgarexo


-->

54 comentarios:

Don Vito Andolina. dijo...

Hola Tecla, evocadora imagen de letras y luces...la infancia coloreada..
Gracias, buena tarde, besos de colores..

Soto García Poeta dijo...

Me gustó, me regalo una sensación de alegría.
Un gran abrazo

Alfred dijo...

La infancia, siempre la infancia, como medida de todo lo personal.
Besos.

tecla dijo...

Gracias, D. Vito. Estoy encantada de encontrarte aquí.
Un abrazo.

tecla dijo...

Gracias Soto.
Tu pluma me da paz.

tecla dijo...

Gracias, Alfred,
Nuestra infancia es nuestra Patria.

Rafael dijo...

Letras cargadas de ternura infinita.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Qué tierna!

María Perlada dijo...

Qué ternura de entrada, querida tecla, y ese dibujo es bellísimo, lo encuentro perfecto.

Un deleite venir a disfrutar de tu arte.

Besos enormes.

dijo...

MI amiguca linda!cuánto te echaba de menos!!
EL poema es un canto de colores,de ritmos lunares,de recuerdos mansos,inocentes..
Tu poema es MADRE y esa palabra casi no cabe de lo grande que es.
Me gustan los tonos que usas en tus cuadros.Dan calma,como las madres.
Besucos preciosa!!

Minimal dijo...

La pintura habla por si misma, pero acompañada del poema el conjunto adquiere un sentimiento que traspasa la belleza.

Gracias por compartirte :)))

TORO SALVAJE dijo...

Que preciosidad de poema.
Tiene un aire a la poesía de Lorca.
Y la pintura... una maravilla.

Felicidades!!!

Besos.

MaRía dijo...

Sí claro que eres esa niña !
pura ternura
yo nena es que era de subirme mas a los arboles que al tobogán :-)
gamberra que nació una

jaja

un besito Soco


artista de la mirada clara

Ginebra Blonde dijo...

Bellísimo canto a la niñez, mi preciosa tecla… Tierno y musical, y la pintura maravillosa…

Un verdadero placer, amiga…

Te dejo el enlace en donde afloran tus (nuestros) latidos…

http://paraisodeletras-blogueros.blogspot.com

Bsoss y cariños enormes, y muy feliz día 😘

Lichazul oo dijo...

cuánta evocación y ternura Tecla, felicidades :)
la pintura con esos tonos azules me gusta mucho ( es mi color favorito jejeje)

abrazos de sol

Liliana dijo...

Qué linda pintura!!!

Y qué recuerdos.....

Besos =)))

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tecla.. Poema de niños, y pintura de niños, es una preciosa pintura, me encantan los tonos de color difuminado, no son colores vivos, pero dan vida..
Un abrazo..

tecla dijo...

Tracy, los niños siempre nos ofrecen su ternura.
Un beso.

tecla dijo...

Así son los niños, Rafael. Los reyes de la casa.

tecla dijo...

Gracias, María. El deleite es mío.
Bien que lo sabes.

tecla dijo...

Gracias, Gó, ternura eres tu y bien que la sabes dar, amiguca.

tecla dijo...

Gracias a ti, Minimal, por la sensibilidad que nos demuestras.
Tu sí que sabes bien querer a los niños.

tecla dijo...

Gracias por estar aquí, Toro. Siempre sabes estar a la altura.

tecla dijo...

Yo también me he subido a los árboles, MaRía y no al tobogán, pero qué más da, la alegría y la felicidad que los niños nos procuran está por encima de toda consideración.

tecla dijo...

Gracias Ginebra. Me quitas un peso de encima.
Un abrazo.

tecla dijo...

Lichazul, también es mi color, aunque a veces depende. Peero sí. Me dominan los azules.
Un abrazo.

tecla dijo...

Lo mejor son los recuerdos, Liliana.
Y la pintura que nos los rememora.
Un beso.

tecla dijo...

Me gustan mucho los colores, y jugar con ellos. Son un ensueño para mi.
Un abrazo grande.

Amapola Azzul dijo...

Es precioso el poema. Un placer leerte.
Lleno de ternura destila luz.

Besos.

Don Vito Andolina. dijo...

Hola Tecla, siempre ando regresando, mis vidas son un continuo regreso....
Pasa buena noche, besos encandilados..

Demian dijo...

La acuarela que acompaña el poema es hermoso. Tu poema nos recuerda al niño que fuimos y aun late por dentro. El cual no debemos amarrar, sino dejarlo salir a jugar y sonreir. La ternura de ese niño aun respira por dentro tecla y eso es lo hermoso. Un abrazo

maría del rosario Alessandrini dijo...

Todo ternura de tu pluma que dice, piensa y da vida a las letras.
Abrazote de miel

El collar de Hampstead dijo...

El final es de premio a la ternura...ayssss
Y la pintura no le va a la zaga.

Magnífico combo.
Besos!

chusa dijo...

qué bonita canción has compuesto Tecla de mi corazón y esa pintura donde clavas las expresiones de los niños, su gestualidad en un momento de juego y distensión, qué belleza. Te abrazo con mucho cariño en aromas campestres de estío

XuanRata dijo...

Las tardes en el parque, tediosas a veces, otras veces fulgurantes, interminables tardes, que pasaron sin avisar, como una lotería que descubres que te ha tocado después de haber caducado el billete.

Un abrazo.

Carmela dijo...

En las orillas de la tarde las madres juegan a ser lunas..
Esas palabras encierran toda la ternura de una madre. Es precioso Tecla.
Y la pintura, esos niños en el tobogan, su alegría, su despreocupación de todo.... el fruto de esa madre.
Un abrazo.

María dijo...


MMmmm qué bonito mi querida SOCO ! peroooo qué cosa más tierna y preciosa la que has escrito y pintado. Como una canción de cuna llena de luz y color con risa de niños.. pero no de una madre, no... de esa niña que tú tienes ahí dentro que se asoma con ojitos curiosos a contarnos estas cosas que vuelven desde lo más dulce de tu interior, con sabor a cosas ricas .. a golosinas de pequeñajos con caritas sonrientes felices mientras juegan en una vida que aun les espera para ser vivida.

Precioso cosa bonita!!! ; )


MmuaaaaaaaaksS!!

tecla dijo...

Gracias, Amapola. Espero que te encuentres bien.

tecla dijo...

Es bueno regresar, D. Vito. Volver al lugar donde ya vivimos y volver a vivir experiencias nuevas.
Eres fantástico.

tecla dijo...

Nuestra patria y toda la base de nuestras vidas está en nuestra infancia, Demian.
Agradezco tu visita.

tecla dijo...

Me has manchado la blusa de miel, María del Rosario.
Ten cuidado.
Un beso.

tecla dijo...

Mira que son ricos los niños, Carmen.
Me pasaría la vida pintándolos.
Gracias.

tecla dijo...

Los niños son como una isla de oro Carmela.
Da gloria pintarlos.
Y la infancia nos dura tan poco.

tecla dijo...

Gracias por ti, mi dulce Chusa.

tecla dijo...

Eres profundo Xuan, y por eso te admiro.
Nos damos cuenta de nuestra infancia cuando se ha pasado. Por eso nos aferramos a ella y nos acompaña siempre.
Un abrazo.

tecla dijo...

Ya ha llegado la alegría de nuestros blogs, María.
Cuanto te echo de menos cuando faltas y nos dices estas cosas que tanto nos conmueven.
Eres un ser único y necesario.
Cielo mío.

Magdeli Valdés dijo...

Una poesía entrañable estimada
dialoga con la belelza suprema que reside en cada abrazo , en cada regazo
en cada sonrisa que se extiende por los ojos
de esas mujeres que saben ser dadoras de vida
y sobretodo responsable
de ese rol en el camino de la vida
donando la belleza
y sobretodo el amor incondicional a su hijos e hijas
verlos jugar impulsa los latidos del corazón...
que se quisiera nunca crecieran...
mas se sabe
que en el corazón de un hijo e hija
vive eterna su madre.

te dejo un abrazo.

Kristalle dijo...

Con lo bonita que es la infancia!

Tesa Medina dijo...

No sé por qué no puedo ver la imagen, y sí veo el resto.

Así que vuelvo en otro rato a cantar con esas madres lunas y a conocer a esa niña chica que ya se ríe no más nacer.

Hasta luego, Soco, me has contagiado...
y me voy cantando...

"a la dos sale Pinocho tocando el tambor
con una cuchara y con un tenedor"

Muchos besos, artista.

Tesa Medina dijo...

Regreso "en las orillas de la tarde" y por fin puedo ver este rincon apacible y jubiloso que nos muestras.

"Din, dan, din dan"

Hermoso post.

Un abrazo,

tecla dijo...

La informática está loca, Tesa.
A veces nos juega malas pasadas.
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Me has llevado al parque de mi infancia y me has cubierto de aromas y sensaciones, tecla.
Pura ternura es este poema, que irremediablemente, como a la voz del poema, te lleva a renacer.

Abrazo, tecla.

tecla dijo...

Nuestra infancia nos acompaña siempre, Verónica.
Bendita sea.

Dyhego dijo...

Jugar a ser luna, qué bonito juego.
Una delicia, Tecla.
Salu2.