lunes, 18 de abril de 2016

Cerezo en flor




Te llamé para decirte nada y no había nadie, yo solo quería,
pero no estabas.
Quería decirte nada para poder sentirte y las palabras
que se las lleve el aire
pero se me quedaron dentro, heladas, frías, como inexistentes,
y me sentí vacía.

Yo solo quería decirte nada y sentirme cómplice contigo diciendo qué sé yo, riéndonos a solas de la nadería que es la vida
y el tiempo.

-El teléfono móvil al que llama no contesta.

-Usted es tonta señorita. Ya sé que no me ha contestado. 

Yo solo quería decirle Nada.
Nada le dije.


Mi corazón se duerme solo.
Abril termina.

Imagen: José Royo

32 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Muy desolador, muy bello!
Un abrazo.

tecla dijo...

Bella, tu, Sara. Un beso.

Rafael dijo...

Yo quiero escuchar ese "nada..."
Un abrazo.

tecla dijo...

Otro para ti, Rafa.

María dijo...


Yo creo que cuando llamas a alguien de la manera que has escrito esto, mi querida TECLA/SOCO, ese alguien sabe que necesitas hablar con él aunque solo sea par no deciros nada, porque hay nadas que dicen tanto que no hace falta usar palabras, si aun sabiendo que solo necesitas saber que está no recibes nada de su parte a lo mejor es que nada hay al otro lado y nada debes esperar de quien no es nadie ya. No sé, a lo mejor no decir nada es decir algo o a lo mejor no hay nadie para decir nada pero cuando vuelva te dice algo... el enladrillador que desenladrille buen desenladrillador será de esta nada llena de ladrillos.. jaja es lunes cielo, tengo la mente enladrillada y no me sale NADA medio coherente aunque lo que has escrito tú sea mucho y precioso.

Mil besos bonita, desde esta nada lejos cerca donde hay alguien que sabe lo mucho que tú eres, MuaaksS!

Dyhego dijo...

A veces se quieren decir cosas y no sabe uno cómo, ni qué, ni cuándo ni cómo.
Todo un dilema.
Salu2 cereceros, Tecla.

tecla dijo...

Jajajajjaj, María. Escribes en forma de tirabuzón. Eres encantadora.
Mil besos.

tecla dijo...

Es cierto Dyhego. Un largo silencio es en ocasiones el mejor diálogo que se puede tener. Se siente.

María Perlada dijo...

Aún sin decir nada todo se entiende desde el corazón, o desde las miradas, o desde los gestos, porque no solo las palabras se escuchan, también los suspiros, el silencio, la nada... Todo encierra en esa nada.

Qué bonito lo que escribiste, tecla.

Un beso bien grande!

tecla dijo...

Nunca como lo haces tú, María.
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Ya vendrá Mayo e intentarás llamar para decir algo.

Bello amiga, muy bello.

Saludos Tecla.

Alfred dijo...

De la nadería surge todo, empiezas con un nada y acabás explicando tu vida entera, pero para eso necesitas un interlocutor tan asombrado con su nada, como para compartirla ;)
Besos.

llorenç Gimenez dijo...

Hola tecla.. Si hubiera contestado al teléfono, seguro que hubiera captado el amor y la pasión del silencio, hay silencios muy expresivos.. pero.. se le acabo la batería, son cosas de las nuevas tecnologías..jeje..
Un abrazo...

MaRía [PieL] dijo...

Ese "nada" tuyo era desear un abrazo en el alma , ese calor que nos invade y nos hace sentir plenos y felices aunque sea un instante
y el silencio cuando reina nos envuelve en la melancolía de no haber "llegado y/o callado"

un abrazo grande

América dijo...

Mi querida Tecla,a veces solo queremos experimentar cierta complicidad sin tener que decir nada,quizá solo pronunciar un par de palabras y sumergirnos en el universo emocional de alguien,tan solo palpar por un instante la existencia del otro.Cuantas veces hemos dicho ..."Nada",cualquiera sea la dirección de la intención es una palabra que puede ser poderosa.
Un abrazo guapisima mujer.

Kasioles dijo...

Aún sin decir nada, tan solo con escuchar el tono de su voz, la sensación de felicidad volvería.
¡Qué poco pedimos muchas veces!
Mi visita es más bien para agradecer las letras de condolencia que has dejado en mi espacio, tras la partida de mi amiga Isa.
Me habéis arropado, os he sentido cerca y eso no se olvida.Mil gracias.
Cariños en el corazón.
Kasioles

Liliana dijo...

Parca como soy, entiendo perfectamente tus bellas palabras, no hace falta más nada!

=))))

Verónica Calvo dijo...

Cuando sentimos necesidad de esa nada tan llena de todo, es una injusticia que la nada real se haga palpable.

Una vez más, me encantó.

María dijo...

jaja sí escribo en forma de tirabuzón, embudo y espiral interminable jaja SOCO cielo! solo me he acercado a la carrera para decirte que gracias a ti y a todos los que como tú habéis sido tan generosos de apoyarle incluso casi sin conocer, ni probar la magia d sus letras Billy MaCGregor ha conseguido su sueño y filamento ha conseguido incluso más de 100 micrOmecenas para publicar su libro, así que como sé todo lo que te esforzaste en ayudarle me he venido a contártelo y agradecer tu ayuda para conseguir hacer realidad este sueño, tal cual cabo de hacer e mi blog.

Mil gracias preciosa ¿ lo ves ? siempre hay alguien escuchando aunque a veces nos parezca que no;)

MMuaaaaaksS! inmeeenso SOCO!

tecla dijo...

Bienvenida a mi rincón , Pluma.
Esperemos que la diosa Inspiración llame a nuestra puerta con un caro. Leño de orquídeas y de rosas.

tecla dijo...

Es que, Alfred, la nadería es la más divertida de las conversaciones.
Vayamos a tomar una cerveza y naderiemos hasta la madrugada hablando de nada y todo.

tecla dijo...

Maldita modernidad, Llorens, (en mi tablet no encuentro la c con cedilla) que nos hace gastar un dineral en los móviles para luego dejarnos colgados en el mejor momento por falta de batería.
Gracias.

tecla dijo...

MaRia,esa nada de la vida, cuando el yo se expande y de tanto goce por el yo que te escucha desde el otro lado nos vamos a volar como los gorriones o como las notas de la más hermosa partitura.

tecla dijo...

América, a veces un aura nos envuelve en medio de un Silencio y no es necesario decir, ni movernos, ni el más mínimo gesto porque es tan Intenso ese sentir que TODO se expresa solo.

tecla dijo...

Kasioles, basta el pequeño clic del gesto de coger el teléfono es suficiente para que el alma se sienta consolada, confortada, cumplida.

tecla dijo...

Me gusta como eres, Liliana, parca o parlanchina, llevas la alegría en tu cuerpo y es muy de agradecer.

tecla dijo...

No lo podías haber expresado mejor, Verónica, si la nada real es palpable las fuerzas nos abandonan.
Un abrazo.

tecla dijo...

¡Ya estás haciéndome tirabuzones, María! Jajaja. Has empezado bien, cuando no se responde a la llamadA es porque nadie hay.
Por la razón que sea.
Nada es nunca absoluto. Todo es poliedrico y por eso nos hacemos un lío y nos salen tirabuzones. Jajaja
Te abrazo con todos mi.s brazos.

Magdeli Valdés dijo...

Hola linda

me pasa que no se que decirte...si es que puedo decir algo...
pues tengo ideas preconcebidas y quizás cosas que ni juntan ni pegan aquí.

para ti mi mejor abrazo siempre!!

tecla dijo...

Da igual, Magdeli, si rompes la primera palabra las siguientes te aparecerán solas. Siempre te salen.
Un beso grande, grande.

Tesa Medina dijo...

Tengo el teléfono de alguien en mi móvil que nunca más podrá contestarme y soy incapaz de borrarlo. Es cómo si esperara que desde algún lugar en el que no cree mi razón ella pudiera estar esperando mi llamada.

Hoy me sentí identificada con tus versos, me conmovieron, a veces no necesitamos tanto hablar como sentir que hay algo o alguien conectado a nosotros.

Muchos besos,tecla.

tecla dijo...

Yo también tengo teléfonos que no me podrán responder.
A veces llamo para ver si pasa algo y por un milagro me pudieran contestar desde alguna parte, Tesa.