miércoles, 20 de enero de 2016


Dos sombras caminaban
la una con la otra
calle adelante,  calle adelante, protegiéndose.

Cuando al doblar la esquina,
encuentran que la lluvia reventaba los tejados.
Todo se hizo intemperie,
viento solano, zarzas, agujas puntiagudas.

Alguien me prometió en una ocasión regalarme su sombra.
Aún la espero.

Quién me presta un paraguas, una casa, una copa de vino,

y un rosal.


Imagen: Muchachas de perfil, de Montserrat Gudiol

43 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Ayyy Tecla, ?quién será? Cuando quieras nos podemos tomar una copa de vino , ¡no estaría nada mal!!
Besicos muchos.

tecla dijo...

Lo haremos en cuanto pueda ser, Nani.

LA ZARZAMORA dijo...

Yo aún tengo un paraguas rojo... ¿te acuerdas de él? fue una tarde que llovía.
Y en él no te faltará de qué cobijarte, el vino y las rosas corren por mi cuenta, y las sombras, que nos sigan si son valientes y se atreven.
;)
Besos, niña.

tecla dijo...

Jajajajaja, qué bonito era y qué bien nos sentaba a la cara.
Eso hay que repetirlo, Zarzamora.
Un abrazo muy grande.
Brindemos por la caipiriña.
Brindemos por nosotras.

Rafael dijo...

Esa esperanza no debe de perderse nunca, al contrario.
Un abrazo.

tecla dijo...

Es lo que creo, Rafael. Un abrazo.

aapayés dijo...

Que rico leerte.

Ese ritmo que le das a tus letras a tu poesía, me encanta amiga.

El paraguas de versos, y esa pintura de la artista Catalana.. me fascinan sus trabajos..


Un abrazo amiga
Saludos fraternos..

María Perlada dijo...

Las sombras caminan acompañadas, el silencio se escucha crujir, es el viento el que mece las luces de las calles para toparse con la lluvia.

Me parece precioso tu texto, tecla, un placer leerte.

Un beso enorme.

María dijo...

Mi cielo, tú no necesitas sombra que eres luz y la sombra vive fuera de ella... tampoco paraguas porque son tus letras las que nos lleven rosas en la copa de vino de tu casa jajaja haaas visto qué cosa me ha salido jajaja si es que venir aquí y entrarnos la inspiración por los ojos según te leemos ... ;)

La imagen preciosa que ilustra tus letras me parece el desdoblamiento que todos somos vestidos y tapados por fuera deseándo quitarnos todo lo que nos cubre para ir desnudos sin pesos que debemos ponernos encima por los demás pero que ne realidad nos ahogan y nos matan un poquito lo que de verdad somos. Supongo que por eso escribimos ( algunos , como yo incluso sin saber hacerlo) es una manera de desnudarnos y volar sin peso que nos cubra por quí... entre tus letras y tus caballeroso anónimos y todo este mundo mágicos que construyes en torno a ti mi querida SOCO ... aquí no hay zarzas, ni agujas punteagudas.... nada pincha, ni hiere, todo es ... luz sombreada de ti ;)


Mil besos preciosa ... que nada te pinche, ni duela , ni te haga tiritar... que todo te caldee de ti misma !!!


Por cierto a la que me vas a tener que prestar un paraguas es a i que está el cielo negro a punto de explotar en agua ... aquí nadie puede llorar porque nos llora el cielo encima a todas horas ;) MuaaaaksS!


lichazul alqantar dijo...

genial Tecla
mucha imagen y delicioso ritmo

abrazos

Fred bajo araucaria dijo...

Qué sabe el mundo de la imagen cabal que le cuadra a este jinete que ahorita se solaza al pie de una araucaria -tal que la que le regalaron los chilenos a don Porfirio Díaz-, mientras mordisquea una brizna de heno, recostado en el hueco de una peña que aflora del terreno empinado y, en la llanada, el ganado sestea a la magra sombra de unos ahuehuetes. Mientras, las chicharras trinan su desespero..., o acaso sea un ritual de apareo, que vayan ustedes a saber qué cosa mueve el afán de esos bichos.
Y piensa Fred Charrasqueado que bien poca cosa va a ser el pedacito de escoria que le van a sacar del pecho los forenses de la morgue, cuando lo ingresen ensangrentado y frío una mala noche, que ya se va librando de algunas que apuntaban a fatales...
Y nadie alcanzará a entender, entonces, que aquel trocito ceniciento haya sido otrora un carbón incandescente. El mismo que le daba luz al espejo genuino y veraz de las las entretelas, ese que la gente no atina a percibir: el único que le vale.

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Boa tarde, ter esperança é necessário para quando o inesperado acontecer. estamos sempre sujeito que apareça uma linda rosa, um belo copo com um bom vinho tinto, que a chuva seja romântica inesperadamente.
AG

Pluma Roja dijo...

Y seguirás esperando porque la sombra no es autónoma.

Saludos amiga.

Verónica Calvo dijo...

Promesas y humo de chimenea...

Me he quedado embobada leyendo y releyendo el poema, tecla.
Tengo una sonrisa.
Precioso!!!

Abrazo

Fred dijo...

Me urge aclarar que -debido a mi escaso aliño diplomático- emito pocas opiniones sobre qué me parece la poesía -emotiva y profunda- de Socotecla. Pienso que es tan evidente que la valoro mucho que se me escapa elogiarla como se merece. Para fastidiarlo más, tengo la osadía de colgar en la fachada de su castillo pendones y gallardetes de mi cosecha, y hasta me he atrevido a tocar algún solo de calvicordio.
Si lo he hecho, si estoy aquí, si persevero..., es porque todo lo que he escrito antes de esto es lo que pienso.
Besos.

María dijo...


jaja FRED, obviamente dámos todos por descontado que piensas a sí de su poesía y que por eso dejas la tuya a su lado, de paso que TECLA nos llena los ojos de sensibilidad y belleza, tu nos haces compañía con la tuya mientras vuelve .. así que gracias mil a los dos ( es que cuando TECLA no está me paso a quitarle el polvo de los muebles y a regarle las plantas ... ;)

MuaaaaksS!

tecla dijo...

Adolfo, gracias por tu presencia, tu opinión es muy importante para mi.

tecla dijo...

Tus imágenes en el comentario le dan valor añadido al poema.
Gracias por estar aquí.

tecla dijo...

Si tu dices que no sabes escribir con la última entrada tan magistral que tienes, es que yo soy obispo, María.
Recibirte es como abrir una puerta de para en par e ilumine una estancia que mire al Sur.
Besos para ti también.

tecla dijo...

Eres una experta, Lichazul.
Un beso grande.

tecla dijo...

Fred, es un comentario tan encriptado que por más que lo leo no consigo entender a ciencia cierta, pero que me preocupa.
Te deseo lo mejor.

tecla dijo...

Toda la razón del mundo, AG. La vida no sería nada sin la promesa o la esperanza y siempre existe la necesidad de que alguien nos endulce la vida.
Escribimos por intuición y muchas veces, aquello que hemos escrito, el tiempo se encarga de decirnos lo que nuestra intuición había descubierto.
Gracias por estar aquí.

tecla dijo...

Mejor esperar, Pluma, que aceptar una vida vacía.
La ilusión no nos la quita nadie, y yo sé bien que alguien alguna vez, me traiga alguna rosa o una copa de vino con solera.
TQM.

tecla dijo...

Verónica, a veces los humos de las chimeneas en un pueblo pequeño y blanco, también decoran el paisaje.
Así que bienvenido sea ese humo para poder soñar.

tecla dijo...

No necesito elogios Fred, sino verdades. El mayor elogio que se le puede dar a alguien es decirle la verdad. Nuestra verdad.
Si fueran en serio todos los elogios que por aquí se hacen, todos seríamos Premios Nobel. Y que yo sepa no es el caso.
Pero sabes que me gusta como escribes y necesito que vengas a mi puerta y me dejes tus palabras.
Incluso tu voz a ser posible.
Quiero que los demás también la oigan porque todo lo bueno debe de ser compartido.
Un abrazo.

tecla dijo...

¡¡¡María!!!!! Eres genial y única.
Un beso.

Kasioles dijo...

Entiendo algo de esa sombra ¡qué a gusto me sentía yo a su lado! querida, protegida, enamorada...
Pero tú, amiga mía, tienes luz propia, brillas en la oscuridad y evaporas las gotas de agua que puedan caerte, si se pudiera, hoy te pondría entre mis letras una rosa para ti.
La imagen que acompaña tu entrada me ha encantado.
Sigues dejándome intrigada.
Cariños en un fuerte abrazo.
Kasioles

Fred dolido dijo...

Estoy dolidísimo con María: María, quién lo diría.
Pues me esforcé en aprender cómo son los cormoranes de Vivero, cuál es su resistencia bajo el agua, la lisura del buche, el ángulo con que calan la superficie de las aguas..., hasta la moñeta que tienen en el arranque del pico. Todo por congraciarme con ella, para que me tuviese presente alguna vez en sus comentarios exuberantes.Y nada, que pongo el comentario en el post anterior a este, y que María no se digna a dedicarme una palabra por semejante delicadeza de mi parte: ni una simple carcajada en mis narices.
Dolido, digo, dolido.

tecla dijo...

Todos, Kasioles, necesitamos esa sombra que nos protege y ama y cuando no la encontramos deberíamos buscarla dentro de nosotras mismas.
Tal vez en eso consista la luz.
Eres grande, cálida y dulce como los aromas que exhalan tus fogones.
Te necesitamos.

tecla dijo...

Fred, igual si se lo dices en su blog se entere.
Ella siempre se lee todos los comentarios que le hacen.

la MaLquEridA dijo...

¿¿Quién ha osado no cumplir su promesa? ¡A la horca!



Besos niña ¿Conoces a Eva? ¡Qué delicia!

P MPilaR dijo...

Quieres un paraguas colorado?
una rosa ?
un rosal o quieres esa sombra sombrilla de no quita y pon con que andes a cubierto siempre?

tengo de todo. Sombra, no. Ni la precisas: no tienes por qué eclipsar la luz proyección que tan bien nos dejas
¡ay, Tecla, !


que muchos besos, guapa!!

Tesa Medina dijo...

...y todo quedó a la intemperie...hasta el alma, tecla.

Un poema lleno de imágenes hermosas que me provocan, las sombras que parecen huir de sus dueños, la lluvia, los tejados que se niegan a escondernos...

...y ese ajuar para el alivio momentáneo:

un paraguas, un cobijo, flores para tener algo por lo que vivir y una copa de vino para brindar por la vida, pese a todas las imtemperies que nos visiten.

Muchos besos,

ñOCO Le bOLO dijo...


Dos sombras que caminan juntas bien merecen aunarse en una sola, sin importarles el sol que las alumbre.
Deliciosa ilustración. Magnífica. No me importaria tenerla.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

Magdeli Valdés dijo...

Hay muchos que prometen traer el sol...
y otras cosas más terrenas...nunca llegan por cierto

mejor seguir sola que mal acompañada ,digo yo

aunque yo te acompañaría
para cantar contigo bajo la lluvia
después de todo estoy acostumbrada a vivir bajo tempestades

y de paso servirnos un buen trago...vaya quie si!
sería una velada de nunca acabar ...

te dejo un gran abrazote!

Dyhego dijo...

Una sombra compartida siempre es mejor.

tecla dijo...

Somos afortunadas de tener a nuestra Eva, Malque mía.
Gracias por hacerme disfrutar de la elegancia de tus letras.

tecla dijo...

Ay Pilarica. Qué grandes amigas tenemos en nuestro blog. Y qué inteligentes todas.

tecla dijo...

Eres toda imaginación y fantasía, Tesa.
Y ese pensar tan profundo.
Da gloria escucharte, sentirte.

tecla dijo...

Me gustan tus frases, ñOCO Le bOLO.
Qué profundo eres.

tecla dijo...

Será un gran día ese día, Magdeli.
Nunca se puede decir nunca jamás. La vida da tantas vueltas.

tecla dijo...

Mejor es compartir Dyhego, has acertado.

Maribel Gs dijo...

Pues aquí vengo con un paraguas agujereado para que se cuelen por él gotitas de agua que nos mojen la cara y cogidas de la mano chapotear encima de las sombras, cariño. Venga a la de una, a la de dos y a la de tres, alejopssss a saltar al ritmo de la fantástica musicalidad de tus versos.

Besets, nineta!