viernes, 25 de diciembre de 2015

El sueño de los pájaros


Cubre sombras el manto de nieve adormecida.
Es la hora del sueño de los pájaros.
Germinan las simientes.
Descansan las hormigas.
Y los árboles desnudos en la noche esperan impacientes el fruto que ha de florecer en primavera.

-Préstame tus brazos.
Quiero sembrar la lluvia y el pan,
la luna verde
y un ángel que me espera

para cantar la gloria de tus noches.


Fotografía: Sierra Mágina. Cerro del Almaden

52 comentarios:

  1. El invierno es triste, pero seguro que lo que sembremos ahora florecerá en primavera.
    Espero que el invierno de tu dolor se convierta pronto en primavera.

    ResponderEliminar
  2. Esperemos, Dyhego.
    La foto es de mi pueblo. Estás invitado.
    Te llevaré a vivir estos paisajes.

    ResponderEliminar
  3. Bonitos versos para acompañar esa imagen que me recuerda otras cercanas y añoradas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Con unos brazos prestados, abonarás, sembrarás, cosecharás e incluso recolectarás, las maravillas que hayas previsto, con permiso de las hormigas dueñas del lugar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un poema que penetra el tiempo del alma en primavera, en tiempos invernales.

    Unos brazos llenos de amor a las letras y a las artes vestidas de verde..
    Precioso como siempre amiga

    Un abrazo
    Saludo fraternos

    Y felices fiestas..

    ResponderEliminar
  6. El monte nevado es un albatros,
    fíjate en el ojo que otea en la vaguada. El pico enfila hacia levante.
    Si lacrimara,
    se llevaría por delante la casita blanca del olivar.

    Feliz Navidad. Tecla.

    ResponderEliminar
  7. Los pájaros desde tempranito han empezado a llamar a trinos la hora de levantarse. Vayamos pues con ellos.


    Un abrazo

    ResponderEliminar

  8. Hermoso y delicado
    un poema aliado a la esperanza Tecla
    Felicitaciones
    abrazos


    acá los zorzales invierno o verano no les para el pico jejeje
    sea a medio día o a las tres de la mañana
    la cosa es que trinan tóo el rato

    ResponderEliminar
  9. Dime donde están, Rafael. Quiero verlas. Y disfrutar de tu mirada a través de tus vivencias.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Alfred, es tiempo de siembra y sombra en los espacios.
    Veremos con el tiempo qué frutos nos dará la sementera.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  11. Tenemos la poesía por amiga y compañera, Adolfo. Dejemos a la mente volar.

    ResponderEliminar
  12. Es cierto Fred. El monte es un albatros de alas gigantescas que abarcan el cerro del Almadén. El Almaén, que dicen en mi pueblo. Cuenta la leyenda que le llaman así porque Isabel la católica le decía a sus soldados cuando conquistaba Granada: "¡El alma den!" "El alma den"!.
    Por lo visto solo es una leyenda que se repite a través de generaciones.
    Si vinieras al pico más alto de Almadén , te sentirías como un albatros que planea por la comarca de Sierra Mágina y los cerros de Úbeda. Incluso más allá.
    Yo también planeo en sueños por encima de montes y olivares. Como tu albatros.

    Por eso me ha gustado tanto la metáfora.

    ResponderEliminar
  13. Ay Malquerida, que me has recordado las golondrinas de mi infancia en primavera, cuando al amanecer se ponían a cantar en los aleros del tejado que pegaba en mi ventana y no paraban.
    Alegres recuerdos que nunca se olvidan.

    ResponderEliminar
  14. Menudo pico, lichazul, como me gustaría visitarte para sentir contigo estas vivencias.
    Aquí no cantan tanto. Debe de ser por el ruido de la ciudad o no sé porqué.

    ResponderEliminar
  15. Las hormigas a veces necesitan descansar Antonio.

    ResponderEliminar
  16. Miré tu foto de la montaña... y vi el albatros. El perfil de la cabeza del gran pájaro se recorta en un cielo azul caliginoso. Mira hacia la izquierda -que supongo levante- y el ojo bien definido queda sobre una vaguada boscosa, ya libre de la nieve.
    Si el ojo lacrimara -si aconteciera que un súbito deshielo o una avenida de aguas torrenciales o un seísmo que provocara un alud, si el ojo -repito- lacrimara..., el valle, la probable vega de ese riachuelo que presiento, se inundaría. Y la casita blanca de la vera del camino cedería al ímpetu del agua.
    ¿Verdad que da para mucho imaginar una fotillo de Sierra Magina? Pero conozco mejor los cerros de Úbeda: casi siempre paseo por allí. Y a veces hasta me pierdo.

    Con dió, niña Tecla.

    ResponderEliminar
  17. ¿Llevo razón o no llevo razón cuando te digo, Fred, que estás en todas partes?
    Da para mucho imaginar. Muchísimo. Y si te encontraras allí, más todavía.

    ResponderEliminar
  18. Precioso poema, tecla.
    Los pájaros sueñan verdes pastos mientras se acoplan al invierno.

    El final es una delicia.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Gracias Verónica. Me fascinan los pájaros, con su libertad y su alegría. Al menos aparente.

    ResponderEliminar
  20. Recuerda..."LOS SUEÑOS NACEN EN NUESTRO CORAZÓN PARA HACERSE REALIDAD". Te deseo unas fiestas llena de ilusiones y de buenas sensaciones, y aprovecha la compañía de tus seres queridos y sobre todo se feliiiiiizzzz esto, en definitiva, debería ser lo más importante.
    FELICES FIESTAS Y FELIZ NAVIDAD A TODOS. Julia Elracodeldetall.blogspot.com


    ❊..(
    ❊.(,)
    ❊|::::|.☆¸.¤ª“˜¨
    ❊|::::|)/¸.¤ª“˜¨˜“¨
    ❊|::¸.¤ª“˜¨¨˜“¨
    ❊%¤ª“˜¨¨

    ResponderEliminar
  21. Sierra Mágina, una vez la bordeé y sentí que me llamaba. No es raro, soy cabra y la cabra tira al monte. Supongo que ese es un viaje que me espera entre los sueños, que está germinando de algún modo desconocido.

    ResponderEliminar
  22. Hola amiga

    un belleza del sentir y del ver
    en lo que vibra en nuestra amada Tierra
    y hace sentido a la vida...

    besos!

    ResponderEliminar
  23. éjenme rumiar mi duelo en soledad,
    no me pasen el brazo por la espalda
    ni me digan que lo sienten como propio,
    que ya saben cuánto duelen estas cosas…,
    que son tragos que se pasan con el tiempo:
    la condena que nos nace con la vida.
    Ahora,dejen echados como están los cortinones,
    que no alcance a ver el sol indiferente,
    que ríe ajeno a mi sufrir indivisible,
    que ante este dolor no existe nadie
    que comprenda, que comparta, que acompañe.

    ResponderEliminar
  24. hace unos años, me quejaba cada septiembre temiendo la llegada del otoño q en estas tierras suponía semanas y semanas sin ver el sol bajo cortinas interminables de lluvia que además de contagiarte su oscuridad y enmohecerte el cerebro tras días y días sin ver el sol, te robaba la energía, al menos a mi que debo ser una lechuga porque de verdad necesito la liz del sol para hacer mi fotosíntesis... pero...
    Este año, no llueve en el Cantábrico y todo se quema por exceso de calor y falta de lluvia... yo estoy feliz porque tenemos un diciembre que parece septiembre, por primera vez en muchos años piso hojas que crujen, me pierdo por el bosque sin calarme hasta los huesos pero ...
    Siento como sufre la tierra, los árboles florecen antes de tiempo.. el clima está tan loco como los humanos y esto son puede ser bueno... en febrero helará y todas las cosechas se habrán perdido... se destreza los suelos, se empobrece la tierra ... he comprendido que por mucho que a mi no me guste el agua es imprescindible para la vida ... nosotros somos todo agua ( por eso soy tan llorona... se me sale ;-) .. en fin mi preciosa TECLA que vuelvo a irme y me enrosco como una persiana entre tus letras ... que me han sonado a música de lluvia ... música de vida ... a tu preciosa melodía de siempre cielo... como aleteo de pájaros pero en letras y FIN... jaja

    Te dejo todos mi cariño de sieeeempre y .....


    ────────────█
    ───────────███
    ──────────██░██ Muy
    ─────────██░▒░██ FELIZ
    ────────██░▒▓▒░██ SALIDA
    ▀████████░▒▓▓▓▒░████████▀ Y
    ──██░▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒░██ ENTRADA
    ────██░▒▒▓▓▓▓▓▓▓▒▒░██ del AÑO 2106
    ──────██░▒▓▓▒▓▓▒░██ Que esa noche
    ─────██░▒▓▓▒▒▒▓▓▒░██ y siempre, esté
    ────██░▒▒▒░███░▒▒▒░██ cuajada de estrellas
    ───██░▒░██▀───▀██░▒░██ y de todo lo mejor
    ──██░░██─────────██░░██ para ti y los tuyos
    ─████▀─────────────▀████ Mi querida ...SOCORRO/TECLA ;)
    ██▀──── FELIZ 2016 ──────▀██ ❤✫•°*”˜˜”*°•✫



    Un beso enooorme como tú en medio del abrazo más apretado q puedas resistir cielo y ...

    Gracias por toooodo lo mucho que me regalas, cuídate por favor, por ti, por nosotros...
    Hasta el año que vieneeeee.... mmuuuaaaaaaaaaakkksS!!! cosa bonita ... ;)



    ResponderEliminar
  25. María, ¿pudiera darse el caso de que viviésemos ambos a escasos metros el uno del otro? Hablas del Cantábrico, de los incendios, de las hojas secas, de la lluvia ausente... Ahora mismo miro la calle con tráfago de gente que hace sus compras apresuradas, bajo un cielo plomizo (19 grados hace) y la lluvia titubea: ¿sabrá caer aún sobre estos tejados resecos y nos aventa de una vez los restos de la polución o se habrá olvidado, igual que los estorninos, que no han bajado de Tule aún este invierno tropical que nos enerva?
    Paime que yes del mio país, Maruxa.

    ResponderEliminar
  26. Qué poema más hermoso. Casi puedo ver el fruto que florece bajo la luna verde.

    ResponderEliminar
  27. jajaja FRED! paime que no pero de cerquita.., soy Berciana ( Ponderada ) pero vivo en Galcilia .. pero mis hermanos y tengo tres más viven todos en Oviedo, así ue ya ves sí que tenemos en común mucho ;)

    Un placer FRED! todo lo que conozco en casa de TECLA/SOCO es rico, bueno y huele de maravilla ;)


    Un beso grande y FELIZ 2016 .. mañana mismo salgo para mi tierra a escuchar allí las campanadas, pasaba a dejarle a tecla mi último beso del año... MuaaaksS!


    Hasta el año que viene TECLA & Company ;)





    ResponderEliminar
  28. Gracias, María, por decir que huelo bien (Burberry) y por ser de la tribu (astures somos hasta Astorga (por lo menos).
    Eres alegre como una esquila de oveja xalda de las brañas de la Astúrica Trasmontana, María:
    The most beautiful sound I ever heard:
    Maria, Maria, Maria, Maria.
    All the beautiful sounds of the world in a single word:
    Maria, Maria, Maria, Maria, Maria, Maria.
    Este es mi regalo de Año Nuevo, María:to you.
    A ser buena.

    ResponderEliminar
  29. A melhor saída é seguir em frente com motivação.
    Feliz Ano Novo
    AG

    ResponderEliminar
  30. Para gloria en la que me siento yo cuando te leo, corazón. Eres un regalo, tesoro.

    Feliz 2016, cariño.

    Besets y muchos y todos burbujeantes, corazón.

    ResponderEliminar

  31. Nunca he estado por esa zona pero no me importaría nada subir a esa sierra.. El paisaje parece deslumbrante, como la foto muestra.
    Tu poema vislumbra el deseo de una pronta primavera. Habrá que sembrar lluvia, que hace falta.

    Un abrazo y mis mejores deseos para un gran 2016 para ti y tus gentes.

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  32. Te deseo lo mejor para este año que comienza querida amiga, gracias por pasar por uno de mis blog----
    te dejo el enlace del que tengo para poemas y te espero
    Un beso

    http://calzandosentimientos.blogspot.com.es/

    Carmen

    ResponderEliminar
  33. Xuan, no pierdo la esperanza de que vengas a Sierra Mágina.
    Conmigo o sin mí.
    Pero vendrás: Una casa te espera.

    ResponderEliminar
  34. Tu eres tierra, Magdeli. Y agua y rama y luz que me ilumina.

    ResponderEliminar
  35. Muchas gracias, Julia, por tus deseos.

    ResponderEliminar
  36. Qué bonito lo que me dices, Anónimo.
    Es cierto lo que dices, el dolor nos arrastra y nos aleja sin saber hacia donde ni por qué. Y nos nubla la mirada, y no nos deja, y no podemos.
    Es solo este vacío y esta angustia.
    Pero tus palabras de comprensión me consuelan y me levanta el alma.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  37. Lo bueno del agua de la lluvia, María, es mirar por la ventana y sentir como se derrama desde el cielo, y respirar.
    Sentir en mis pulmones el goce de la Tierra y el crujir de las semillas mientras miro los paraguas de colores y las gentes silenciosas como si llover fuera un ritual y le demos gracias a Dios por su generosidad y nuestra calma.
    Cómo disfruté en Gijón fotografiando sus calles en plena lluvia y el bullicio como si nada estuviera pasando.
    Por aquí caen cuatro gotas y las gentes se esconden en sus casas y las calles se quedan en silencio.
    Cuanta paz.

    "llueve sobre los manantiales, sobre el alero del tejado y los nidos de golondrinas, mientras una colcha de terciopelo bordada nos cobija"

    ResponderEliminar
  38. El mundo es un pañuelo, Fred y María.
    Nada me alegra tanto como veros amigos.
    Haríamos un gran trío.

    ResponderEliminar
  39. Iosune, para mi la música es azul, y para ti verde.
    Benditas seáis, la música y tu. Y esta luna verde que nos alumbra.
    Me gusta mucho como escribes.
    Te espero.

    ResponderEliminar
  40. Me gusta como le cantas a María, Fred.
    Se lo merece.
    Ella es una fuente de alegría.

    ResponderEliminar
  41. He visitado tu lugar, Existe, y me he quedado prendada.
    Volveré cuando vuelvas a publicar.

    ResponderEliminar
  42. Gracias Ñoco. Estaré encantada de enseñarte mi tierra y sus mares de olivos.

    ResponderEliminar
  43. Gracias, Maribel. Me gustaría dar con tu correo electrónico.
    Lo he perdido y no lo encuentro.

    ResponderEliminar
  44. Stella, es un placer tenerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Gracias, Noa, intentaré encontrar esa novela de la que hablas.

    ResponderEliminar
  46. Siempre sorprendente. Un placer volver por tu casa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  47. El "poema" sobre el duelo era mío, Tecla. Nada nuevo que no sepas.

    PS.-¿Que decías de un trío?

    ResponderEliminar
  48. Yo disfruto todas tu entradas, Antonio. Mi cordobés preferido.

    ResponderEliminar
  49. Decía que entre María, tu y yo, formábamos un buen trío.

    ResponderEliminar
  50. Me gusta la calma del invierno, su ropaje sobrio y el silencio, todo parece estar preparándose para el jolgorio de la primavera, pero con armonía, sin prisas.

    Disfruto de esta quietud invernal que me encanta, y sueño como los pájaros mientras me dejo conmover por tus bellos poemas, tecla.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
  51. Tesa, dímelo y yo te llevaré por estos cerros nevados que una vez acompañaron mi infancia.

    ResponderEliminar