lunes, 10 de agosto de 2015

El aire que ventila ya no es aire.


 Calor de piedra que me devora las entrañas
 eres culpable de la desidia que me alcanza.
Mi corazón  se queda sin aliento
y el aire que respiro, ¡ay!
ya no es aire
Es un viento solano y traicionero que me nubla la vista y me hace flotar como bolsa de plástico que vuela perdida entre las nubes.

Ya no me quedan abanicos
que ventilen el aire.
Tan solo este sopor
ardiente, fugitivo, que amenaza mis miedos en noche desvelada.

Hoy el día se despertó caliente
abrasador, dudoso, equidistante, torvo.
Esquivo
Extraño.
Ardiente

Casi no puedo respirar.
El aire que ventila, ya no es aire
El suelo abrasa.

Fuego en mi corazón.
Luz en mis ojos.
Fiebre de temporal en las comisuras de mi boca.


Adónde habré dejado mi abanico.

Imagen: Giorgos Rorris

36 comentarios:

De barro y luz dijo...

Cuando el aire se solidifica y arde, sólo una tormenta que remueva cielos y tierra puede salvarnos.

Bsss

la MaLquEridA dijo...

Ay el calor nos está matando. El infierno es poco en comparación a este que estamos padeciendo. Humanitos dorados al sol.

Beso guapa

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Preciosa elegía. Da escalofrio leerla, temiendo que llegue a Pacanda la calor

Expresiones

Piedra

J.Carlos dijo...

Tu poema cobra muchos sentidos, el calor no solo de la temperatura del ambiente, sino de lo que sentimos dentro, y para ese no existen muchos abanicos que nos valgan.
Precioso e intenso amiga.
Besos

Rafael dijo...

A veces despertamos de esa manera y lo malo es que a lo largo del día no se quita esa sensación.
Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Me gusta mucho la naturalidad con que lo lograste y el final es muy simpático. ¡Uf, qué calor!
Un gran abrazo.

María dijo...

Toma mi oxígeno, respíralo profundo, no quiero que te quedes sin aire, respíralo profundo, abrázalo con tu aliento.

Me ha encantado tu poema, sobre el calor asfixiante, está genial, mi niña.

Un beso muy grande.

Liliana dijo...

Me ha encantado!

Yo si algo sé es de calores, por algo vivo en la antesala del infierno....aquí a penas empieza aún no se han alcanzado los 50 grados, así que todavía nos falta la diferencia probablemente es que todo está acondicionado para el calor, como ustedes para el frío y la lluvia, aquí si llueve, es un desastre total, se acaba la ciudad!!!

Total, nada que unas bien frías no puedan ayudar, no ? Salud!

Besitosdehielitos! =)))

Liliana dijo...

Me ha encantado!

Yo si algo sé es de calores, por algo vivo en la antesala del infierno....aquí a penas empieza aún no se han alcanzado los 50 grados, así que todavía nos falta la diferencia probablemente es que todo está acondicionado para el calor, como ustedes para el frío y la lluvia, aquí si llueve, es un desastre total, se acaba la ciudad!!!

Total, nada que unas bien frías no puedan ayudar, no ? Salud!

Besitosdehielitos! =)))

Pluma Roja dijo...

La verdad no es mi intención interpretar tu poema, lo que te puedo decir es que me parece una obra de arte. Precioso y profundo.

Me encantó.

Saludos poeta.

Verónica Calvo dijo...

Tantas interpretaciones tiene este poema, tecla, a cual más buena.
Eres grande :)

Abrazo

Fred dijo...

Tecla sofocada: Estoy leyendo a Juan Goytisolo y me está afectando al carácter. Sueño mucho con Marrakech. Ahorita estoy con "Señas de identidad". Siento rarito. Tengo el pálpito de estar en vísperas de algo importante. Pero..., ¿por qué puerta va a salir al ruedo el morlaco? ¿Lo ves?: no me he apeado del impacto del tuerto Padilla. Toros, toreros, Marruecos, castellets, arponeros en tierra, un libro en la Rambla de las Flores, el banco de azulejos de escombrera en trencadís. Y Goytisolo que me dice: ¿Cómo has podido ignorarme tanto tiempo, jai? Y yo: Te presentía sin leerte, amigo. Además, creo que te reconozco en aquél bereber que me pelaba los higos chumbos a punta de faca, en el zoco de Septa, junto al foso de los portugueses... 
El poder de la palabra. Finito.
Te recuerdo, Amanda.

TORO SALVAJE dijo...

Arde el poema.
Quema.
Pero es muy bueno.
Te vuelvo a felicitar Tecla.
Cada vez escribes mejor.

Besos.

P MPilaR dijo...

*si puedes, huye de esta brasa insolente, //fría sin alma entre calor ceñida//
*y despiertes
hallado el abanico
//a remediar mal fuego prontamente//

ay, Tecla, Tecla,
**Oh dulces prendas
por mi mal halladas....*
!!**


buenísimo poema


besicos

RECOMENZAR dijo...

el calor nos invade mientras tratamos de escribir la calentura que sale de nuestras almas que escriben lo que pensamos
besos

virgi dijo...

El aire nos trae algo de lo que nos falta, no sólo oxígeno, es vida también; y con ella, otras muchas cosas.
Te alcanzaré el abanico, querida Soco.

Ruben Yague dijo...

Muy buena descripción

Amapola Azzul dijo...

Pra mi es aire fresco leer lo que publicas, besos, y feliz semana Tecla.

Dyhego dijo...

¡Qué manera tan bonita de expresar el tremendo calor que hace, Tecla!
Salu2 frescos.

lichazul alqantar dijo...

intenso y brutal
me gusta Tecla
felicitaciones

acá antes habían cuatro estaciones en el año , hoy uno ve con suerte dos
verano e invierno, cada vez las otras dos estaciones, se asemejan a pinceladas de acuarela y no al oleo

besitos

Liliana G. dijo...

Tus versos, querida Tecla, pintan tus entrañas y el aire que te circunda, hay ritmo y cadencia, es un grito, una queja y las mariposas del abanico.

¡Hermoso!

Siempre es un placer volver y encontrarse con tus escritos.
Besos.

Magdeli Valdés dijo...

TANTO CALOR DESDE TUS PALABRAS
DEVELANDO LO ENTRAÑABLE...

Y apenas por estos días escapando del frío...

al menos un respiro de sol, que se hace fundamento a tu vera...

lluvia dijo...

Hola, muy profundo tu poema

saludos

Isabel dijo...

No he leído ningún poema que refleje tan bien este tórido verano.
ABRAZOS

lichazul alqantar dijo...

gracias por tu huella
ten una jornada preciosa
abrazos

Magdeli Valdés dijo...

Espero esos agobios hayan mejorado por tu casa...

te dejo un abrazote amiga
espero estés bien!

Obat Myasthenia Gravis dijo...

su escritura es muy bueno. seguir trabajando, e inspirar a más gente
http://jusherbal.my.id/autoimun-myasthenia-gravis.abi

A Soc dijo...

Ay, Dulce María,
llena eres de dulce ignorancia
de la memoria mía.
Una hora dices, una hora
de las veinticuatro que cosen el día.
Pero son más las horas que aquel su recuerdo
me sorbe la mente,
me corroe el alma,
me crispa una arruga en las comisuras,
me eleva a una nube fuera del alcance
de Dulce María. 
Si tú supieras, buena amiga,
si yo te dijera...

alp dijo...

Tus palabras queman...y el abanico?..jeje..espero que termine bien el verano..un abrazo desde Los Urrutias del Mar menor...

María dijo...

Pero si había visto una publicación desde mi Reader y aquí no la veo.

Muchos besossss.

Liliana dijo...

Socorro.....dónde andas?

=)))

Pluma Roja dijo...

Paso a dejarte un gran abrazo.

Que estés bien.

Besos.

Antonio Fernández López dijo...

Este verano he podido localizar un reloj de la calle con la marca de 47 grados a las seis dela tarde. Lo fotografié y cuando lo estaba haciendo después de tomarme el exquisito café con hielo habitual, parecía que estaba flotando, como si la calima me envolviera e intentara llevarme. Intenso tu poema. Un beso

Liliana dijo...

Dónde quedó la entrada de Rosana, la has quitado????!!!!

María dijo...

Como más gente - por lo que veo- yo llegué aquí al ver el " si tu no estás aquí de Roxana" en el blogoroll pero prefiero mil veces más la sorpresa de tus letras, el tener la oportunidad de disfrutar de esta preciosidad de poema transido de calor... asfixiado .. y agónico ... que sin embargo llena de oxígeno a quienes disfrutamos leyendo tu sofoco mental ( por no tener abanico :-) aaayyy pero qué bieeen escribes .. sienten tanto tus letras que sentimos con ellas lo que sientes tú... y además refrescas la mente de quienes gracias a tus palabras solo imaginamos la pastosidad asfixiante del ambiente pero afortunadamente no lo sufre en directo... como ver una peli casi es esta experiencia lectira contigo... ¿quieres que te enchufe directa la manguera? ¿ te tiro al mar para q te des un chapuzón preciosa ? jaja solo para eso .. jaja sé q sabes todo el cariño q te has ganado en mi aunque últimamente se me vea poquísimo en letras por estos mundos calenturientos tuyos jaja espero que por fin haya refrescado a tu al rededor.. espero que estés mejor que bien y que la brisa haya refrescado todo lo que dejó caldear ese abanico traidor:)


Mil besos bonita y perdóname por lo mucho q he tardado en decirte algo... estoy.. aunq no lo parezca y ahora más xq el trabajo me ha traído de las orejas al ordenador ... cuídate mucho y por favor respira hondo si en algún momento parece q falta el aire ... todo mi cariño y mi oxígeno en letras x si vale!

besos de aire dijo...

Bellisimo! tienes esa forma de decir que permite a quien lee hacer multiples interpretaciones.. Un abrazo