jueves, 30 de mayo de 2013

Este mar amarillo








Este mar amarillo
es un mar de palabras que nunca se dijeron.
O es un mar de palabras que nunca nos dijimos.

En este mar amarillo 
están todas las frases que nunca llegamos a sentir.
Por eso  

conversan entre ellas, se cuentan mil cosas y se oye este susurro que tan suavemente hace mover las aguas.
¿Y si nos bañáramos y así nos enteramos de todo?




Imagen: Oleo sobre tela
Autora: S. Melgarexo

25 comentarios:

tecla dijo...

Esta entrada ya la tenía publicada anteriormente pero creo que encaja con la entrada anterior.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Desde luego, Tecla, a la perfección. ante mis dudas de ayer, me decanto por palabras que han sido silenciadas y se tendrían que haber dicho. tantas ganas tienen de salir del mar que le han cambiado el color. Tantas ganas se deben tener de bañarse y escuchar lo silenciado que, cuando se oiga, el mar volverá a ser tan azul y resplandeciente como la confianza y sinceridad.

Un fuerte abrazo, querida Tecla.

Sarco Lange dijo...

¿Y si nos bañáramos Tecla y viéramos cómo el mar se convierte en utopía?...

elisa lichazul dijo...

es un cuadro cálido
como un llamamiento al refugio
a la primavera y la levedad del vestido


el poema sigue en la línea del anterior con esas palabras secuestradas en el silencio, como quedándose en el recoveco de una ensenada cualquiera
esperando ser pescadas o mejor paladeadas

abracitos y energías

tecla dijo...

Las palabras que nunca se dijeron, Antonio.
Cuanto vacío.
Mejor intentar encontrarlas en alguna parte porque sin sin ellas no somos capaces de seguir viviendo.

tecla dijo...

Bañarse en la utopía es lo mejor que nos podía pasar.
Te bendigo Sarco, por llenarme el alma de utopía.

tecla dijo...

Mejor paladeadas, Elisa. Palabras alegres o tristes, cálidas, desenfadadas.
Bañarnos en ellas y disfrutar de la alegría de la vida.

Noelplebeyo dijo...

venga...a falta de sol

tecla dijo...

Jajajaajaj. Gracias Noel.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me perdí la entrada anterior (¡qué despiste!), así que he ido y he entendido la conexión.
Las palabras que nuca se han dicho a veces pesan mucho y pueden formar mares inmensos. Porque pesa lo dicho y lo no dicho cuando debe decirse.
Por lo demás, un poema hondo que tiene tu estilo, ese toque "Tecla" que tan bien te define.
Un beso.

P.D.- El cuadro me gusta mucho, es cálido y muy luminoso.

América dijo...

Precioso cuadro Tecla .Quizás, si decidimos comunicarnos podemos rescatar lo que no sentimos, lo que dejamos de decir, incluso lo que no supimos escuchar.
Bello texto.
Un largo abrazo guapa.

Dyhego dijo...

Sería maravilloso nadar por los mares de las palabra nunca dichas: seguro que encontraríamos las que debimos decir en su día.
Buena idea, Tecla.
Salu2.

1600 Producciones dijo...

Agregaríamos un nuevo sentido a estos cinco, entonces un mundo.

Mil años después regresé a este hermoso sitio y dejo para vos saludo y beso.

Pluma Roja dijo...

Los murmullos que se escuchan cuando el mar se estrella en las rocas.

preciosas imágenes Tecla y la pintura me encanta.

Besos.

virgi dijo...

(te puse ya un comentario y no lo veo...¡ay, este blogger!)

Yo me lanzo a ver qué dicen, si me aclaran algo de lo poco que sé y lo mucho que querría saber. Lo peor es que me ahogue...no sé cielo, a veces es mejor la ignorancia?
Besos, me encantas, como siempre.

XuanRata dijo...

Qué hermosa manera de decir con palabras que para ciertos asuntos las palabras no son necesarias.

Recuerdo la luz condensada de ese cuadro. Aun brilla.

Besos.

Huellas dijo...

Los silencios a veces tienen mas peso que las palabras pero tienes razón en eso de que nada debe de quedar sin ser dicho, porque nunca sabemos si podremos tener una nueva oportunidad.
Las palabras pueden herir para siempre pero también pueden salvar vidas.
Muy interesante la mezcla de aguas, el mar parece calmo en amarillos, el río choca con fuerza sobre las rocas.

Abrazos

Ana

Lasinverso dijo...

hoy soy amarilla como tu mar

TriniReina dijo...

Acaso, sólo queda sumergirse para saber...

Besos

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Lo que se calla suele ser para no dañar, ¿a qué sumergirse en esas "aguas"?

MORGANA dijo...

Palabras que nunca se dijeron y murieron en los labios.
Me apunto al baño¿Y tú?
Besitos.

senses and nonsenses dijo...

...si escuchas muy atentamente el rumor de las olas, podrás oírlas ...las palabras salen a flote. algunas... otras, se hunden para siempre.

un beso.

Tesa Medina dijo...

Y también pintas, Tecla, eres una artista completa, como me gustaría, he hecho algunos pinitos, pero nada serio, lo encuentro muy difícil.

Es muy armonioso y cálido ese mar amarilo que has pintado, Tecla

E ingenioso esas palabras que se se encuentran y se cuentan entre ellas lo que callamos o dejamos de decir.

Hay demasiados silencios o demasiado ruido. necesitamos encontrar el equilibrio.

Un beso, artista.

Meulen dijo...

Dicen fuerte esas palabras
las que fueron las que son
y seguirán vivas en el mar de la vida...

se siente el fluir soleado!

LA ZARZAMORA dijo...

Si no se quisieron decir, mejor que se ahoguen en su mar de indiferencia.

Besos, preciosura!!!