lunes, 10 de septiembre de 2012

La noche de la endrina



Fuego de sal y lumbre encadenada en la inquietante noche
de la endrina.
Destino incierto
en noche oscura del alma.

Mis caminos te buscan sin sentirte
y no hay luz en las velas
ni caricias mojando la pared antigua
de mi estancia.

Noche negra del color de la endrina donde bullen las sombras,
maleantes,
mujeres de la vida buscando
el unicornio
y yo
mirando sin ser vista
y al acecho
de no sé qué aventura temeraria.

Mis ojos no despiertan
hambrientos
ateridos de sueños imposibles
bajo la luz de los naranjos
y de las azaleas.

Pasión de sal y lumbre
encadenada
en la prisión oscura del licor de sangre de la endrina.

Busco el árbol prohibido de frutos prodigiosos
y no lo encuentro.







47 comentarios:

  1. Ese árbol está entre trece montañas, creció solo y abajo siempre encontrarás a un niño tocando una armónica.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Qué hermoso lo que me dices, Sarco.
    Cuéntamelo todo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Tu poema es hermoso y el comentario de Sarco un commplemento perfecto...Besos amiga mia y buen inicio de semana

    ResponderEliminar
  4. Tecla: cuan sentidos tus versos!!! llenos de fuerza y también de una especie de agotamiento que no te detiene...

    Bellísimo!!! realmente, una atracción a las imágenes que tus palabras nos gritan y susurran... bellísimo!!!

    Beso.

    ResponderEliminar
  5. Ay Tecla, si me dejo llevar por tus letras, la tristeza no me dejará ver ese unicornio que acompaña los sueños me parece que la melancolía acompañada de un pecharan es doble y sin embargo tan hermosa que se paladea. Te salió del alma estas letras y así llega a la mía, perfecto.
    Me alegra encontrarte de nuevo. Voy abajo, al pueblo

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que bonito lo que escribes¡ cuanto me alegro de volver a leerte.
    Y esa foto de ese pueblo tuyo, es preciosa.
    Ay Tecla¡ cuanto arte derrochas.
    Bess.

    ResponderEliminar
  7. Tecla:
    Los frutos del bosco son como los gnomos:da gusto encontrarnos con ellos.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  8. También yo busco los frutos prodigiosos, Tecla querida, pero se ve que están bien escondidos. Quizá cualquier día, cuando no seamos conscientes de la búsqueda, encontremos, quizá.
    Es un alegría volver a leerte y sentir tu cercanía y calidez, incluso tu hermoso desconcierto.
    Un abrazo bien grande.

    ResponderEliminar
  9. La búsqueda de algo es un constante en nuestras vidas. Seguramente sin ella perdería algo de sentido. Tú has sabido contar la tuya con ese toque mágico que tienen tus letras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Noche oscura,noche incierta y la esperanza de encontrar aquello que el alma añora.
    Bello,Tecla,muy bello.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las endrinas... y el pacharan con hielo :))

    Qué poema tan delicioso...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Querida Tecla, me han gustado estos versos de luz y sombra.
    Ese árbol de frutos es tuyo y no se busca está en el interior.
    Un abrazo mi tecla

    ResponderEliminar
  13. Como me gusta ir a mi pueblo para coger endrinas y hacer patxaran.
    Bonito poema.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. acá no hay de esos arbustos rosáceos, pero tu poema es maravilloso
    salir en la espesura de la noche y dejarse guiar por aromas y sensaciones es toda una delicia que arrebata


    besitos y feliz feliz semana

    ResponderEliminar
  15. Winnie, el comentario de Sarco es el contrapunto, qué contenta estoy de encontrarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Creo que has dado en el clavo, Eris.
    Me encantó tu último poema. Pero que BUENO.

    ResponderEliminar
  17. Marina, un día de estos nos tomaremos un pacharán tu y yo juntas.
    En esta ocasión no pudo ser.
    Te abrazo muchísimo.

    ResponderEliminar
  18. Mar, algún día nos veremos en mi pueblo ya verás si te gusta.

    ResponderEliminar
  19. Es cierto, Dyhego. El bosque es mágico porque a través de su sombra se esconden las sorpresas.

    ResponderEliminar
  20. Isabel, algún día nos iremos juntas por el bosque a ver si nos sorprende.
    Porque hay que ver.
    Te abrazo mi amiga.

    ResponderEliminar
  21. Verdial, quién sabe si el sentido de la vida no es esa búsqueda constante que tanto nos devora.

    ResponderEliminar
  22. Morgana, no tanto como los tuyos.
    Te deseo lo mejor del mundo.

    ResponderEliminar
  23. Laura, en mi pueblo con las endrinas se hace desde hace siglos un licor que se llama Risol y es riquísimo.
    Estás invitada a probarlo.

    ResponderEliminar
  24. Gracias por estar aquí, Marian. Te lo agradezco de todo corazón.

    ResponderEliminar
  25. Qué bien lo sabes, Elisa. Es un campo completamente preñado de aromas.

    ResponderEliminar
  26. Hasta ahora, las endrinas las usaba para hacer pacharán. A partir de hoy, cuando las tenga entre las manos, pensaré en este bello poema y me acordaré de ti.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  27. Sublime. Coincido con Winnie0, el comentario de sarco le dá un toque de magia y me lleva a pensar en bosques, en hadas, en hechizos.
    No conocía a las endrinas, ahora he percibido su aroma, su color, embriagándome en su sabor. Gracias por tanto placer!
    Un abrazo, desde una ausencia elegida..... Alicia

    ResponderEliminar
  28. Lo mejor del poema: el nombre. Me encantó a pesar de leer el poema que es muy bueno también, no pasé del nombre.

    Besos Tecla.

    ResponderEliminar
  29. Nani, con las endrinas también en mi pueblo se hace un licor muy antiguo que se llama risol. Acompañó los dulces de mi infancia.
    Me resulta entrañable.

    ResponderEliminar
  30. Alicia, es que nuestro Saarco es mucho Sarco y llena de poesía todo cuanto toca.
    Gracias por estar aquí.

    ResponderEliminar

  31. Noche oscura. Noche negra de la endrina. La poetisa caminará sus penumbras, se lastimará con sus espinas, se encenderá en el fuego de sal y lumbre, beberá el licor de sangre y emergerá en la luz de sus letras... más valiente y poderosa que nunca.
    Besos Tecla guapa, celebro leerte!

    ResponderEliminar
  32. Frutos prodigiosos que brotan de la palabra y de la pasión por la vida. Las endrinas las encontrarás al paso, así, cuando menos lo esperes.
    Eres una delicia (bueno, ya lo sabía)
    ¿Cuántos besos te daré?

    ResponderEliminar
  33. Que maravilloso poema
    mientras leía me sentía en tí amiga

    como decir adentrandome en la sangre del poema vivo!!

    y eso según mi ser es bastante...

    y al fin saber que si se encuentra lo buscado
    vaya que si!

    gracias por tu cariño!

    besos!

    ResponderEliminar
  34. gracias Socorro por tu huella
    sin duda todas llevamos una Lolita dentro
    ;)

    besitos y feliz feliz semana

    ResponderEliminar
  35. Yo encontraré ese árbol del bien y del mal, y te ofreceré sus frutos, y me acurrucaré en tu regazo, y en esa noche oscura, limpiaremos el cielo, y las estrellas, envidiarán tu luz.

    Besos, mi Niña.

    P.S. San Juan de la Cruz envidiaría tus versos..

    ResponderEliminar
  36. Me encanta lo que escribes es excelente, sabes me encantó la frase final de:
    "Busco el árbol prohibido de frutos prodigiosos y no lo encuentro"

    Me encantó
    Felicidades

    "Los Sueños se hacen a mano y sin permiso"

    ResponderEliminar
  37. Muy bonito y conseguido
    A veces sin buscarlo, aparecen las cosas olvidadas de hace tiempo y otras, por mucho que busquemos no vemos Nada.
    Mejor trabajar el día a día con todos sus afanes.
    Un abrazo fuerte, desde mi Librillo

    ResponderEliminar
  38. Un poema nacido del alma, con sentimientos que se liban de cada letra. ¡Brillante, poeta! me ha impactado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. tus caminos no hacen sentir muchas cosas (sin buscarte)
    ...buscaremos juntos una temporada más el árbol prohibido de frutos prodigiosos.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra37@yahoo.com
    Sandra.

    ResponderEliminar
  41. Me gusto tu poema, del instante mismo que comencé a leer el poema, me vino a la memoria Borges, ese toque especial de su poesía me acaricio con tus versos..
    Hermoso, cada quien tiene su toque especial al escribir, como Borges, tus versos son buenísimos amiga..

    Un placer leerte siempre..


    Siempre es un placer visitarte..
    Ya lo siento por no estar presente con mas frecuencia..



    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  42. Tecla vine a darte un aliento de animo y de energía.
    Besos mi tecla

    ResponderEliminar
  43. Quizá en el tiempo encontremos lo que también sabe guardarse. Quizá.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  44. Jolines, yo también quiero ir con vosotras... Jeje, un beso desde los urrutias

    ResponderEliminar
  45. Jolines, yo también quiero ir con vosotras... Jeje, un beso desde los urrutias

    ResponderEliminar
  46. La tristeza y la oscuridad hoy en día lo cubren todo y no nos dejan ver la salida.

    ResponderEliminar
  47. Hallar el licor dulce en el ácido interior de su carne, privilegio del alquimista, y del poeta.

    ResponderEliminar