martes, 20 de marzo de 2012

Entre naranjos verdes y frutas encendidas



Nada me pertenece

Estas luces que tengo aquí escondidas
en el regazo de mi vientre
ya no me pertenecen.
Un ramo de amapolas, el corazón vacío, el licor de mi mesa,
este fuego voraz que me consume, fogonazo de pólvora en mi boca,
ya no me pertenecen.

Se me escaparon por las rendijas de una puerta mientras soñaba contigo caminos enmarañados e ignotos.

Estas entrañas que bailaban al son de tus palabras y reían al más mínimo gesto de tu aliento,
ya no son mías.

Se las llevó un vendaval de fiebre en una madrugada de vino y rosas junto as las golondrinas.
Aquella madrugada de canciones oscuras y danzas de azafrán
y de canela en rama.

El doblez de este vestido y esta falda.
Los broches de mi escote.
Ya no me pertenecen.
Se los llevó la mar jugando con tus dedos  en noches de locura y de tormento.

Nada me pertenece  que ya no sea el espacio entrañable que los dos compartimos una noche,
entre naranjos verdes
y frutas
encendidas.





Fotografía: S. Melgarejo.

35 comentarios:

Dyhego dijo...

Tecla:
"... y frutas encendida".
Un remate perfecto.
Saludos.

Pluma Roja dijo...

Nada pertenece, nunca ha pertenecido quizás sí perteneció a los sueños y la imaginación. Nada pertenece, quedó convertido en nada, ni aún en sueños pertenece.

Besos Tecla, siempre me sorprendes con tus bellezas.

Hasta pronto querida amiga.

Noelplebeyo dijo...

donde está ese paraiso?

Sarco Lange dijo...

Maldición, te estás quedando sin nada. Oh, Tecla, aprendamos a arar la tierra.

Te adoro.

tecla dijo...

Gracias Diego. Con tanta imaginación y eres una persona austera. Me encantas.

tecla dijo...

Nada nos pertenece, Pluma. Todo es a la vez un ser y no ser. Y a la vez, todo está completamente lleno de Vida.
Qué mundo tan incomprensible.

tecla dijo...

Está aquí debajo de mi, Noel. Cuando quieras puedes pasar a disfrutarlo.
Un beso.
De muestra.

tecla dijo...

Sí Sarco, aremos la Tierra, sembrémosla y cubrámosla de lluvia.
Y TODO volverá a nacer de nuevo.

Larisa dijo...

Bonita oda al comunismo. Pero mis amigos Ana Botella y esposo no están de acuerdo contigo.

Reflexiona al respecto.

Te beso, dama con sombrero.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Precioso poema Tecla. ¡Dice tanto, que no me atrevo a decir nada más que es perfecto!
Besicos muchos.

Verónica C. dijo...

Nada nos pertenece, son préstamos solamente.
Me gustan las metáforas que has utilizado.

Besos

De cenizas dijo...

Cuando todo se entrega, y esa entrega vuela en el aroma del azahar... se tiene TODO.


besos

virgi dijo...

Pues te queda mucho, mi querida Tecla. Para decirlo así, el fuego aún llamea vivaz y luminoso.
Te abrazo, cielo.

MAR dijo...

Que bonito,Tecla.Me ha encantado,de verdad.
Entre naranjos y frutas encendidas.Ideal¡
Besos,poetisa¡

senses and nonsenses dijo...

ya todo huele a azahar.
a pólvora,
...a frutas encendidas,
a tierra mojada.

Isabel Martínez Barquero dijo...

El amor nos vacía mientras nos llena, está claro, y tu hermoso poema así lo pone de relieve: ya nada es nuestro y nunca tuvimos más.
Amor, pasión, primavera, luz... Qué hermosura, cuánto hechizo.
Te abrazo bien fuerte., querida poeta.

medianoche dijo...

HERMOSO POEMA AMIGA.

FELIZ DÍA DE LA POESÍA

BESOS

Rayuela dijo...

no sé si algo nos pertenece o no, lo qué sí sé es que tu poema es entrañable,sensual, bello, bellísimo

feliz día, poeta*

XuanRata dijo...

Es un placer fotografíar las naranjas y el naranja, pero nada como reventarlas con un mordisco preciso.

Abrazos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Di que no.... todo nos pertenece, mientras tengamos sueños...

Saludos!

Adolfo Payés dijo...

Que puedo decirte amiga.. eres especial con tus letras.. me quedo con ese toque de armonía escrita lleno de todos esos sentimientos que abrigan ese paraíso del alma..


Un abrazo Inmenso
Con mis Saludos fraternos..

Feliz día de las letras.. poesía, poetas..

Momentos dijo...

Me haces recordar esos momentos de querer amar y sentir fuego... pero a la vez me encuentro con la realidad de estar sola y vacía, y sobre todo saber que nada me pertenece.



Besos.

violeta dijo...

Bravo, tecla. La intensidad de este poema es tremendo. Cuánta verdad, cuánta poesía...y cuánta luz se deja ver entre tus palabras.
Precioso, precioso y precioso

Abrazos

América dijo...

Mi querida poeta...
Nada nos pertenece cuando hay entrega,y que importa de alguna manera también mucho nos llevamos.
Versos muy tuyos.Para encender el corazón.
Besos.

José Alfonso. dijo...

Hacerle el amor a alguien es algo que odio. Prefiero que me lo hagan a mí.

MORGANA dijo...

y en verdad es así mi querida Tecla,nada nos pertenece,sólo nuestros sueños.
Tienes un regalo en mi blog.
Mi beso.

lichazul...elisa dijo...

ni siquiera los huesecillos del oído nos llevaremos
a qué atesorar cosas entonces?

mejor soltar y soltarse
que el alma aprisionada sufre innecesariamente

precioso canto universal querida Socorro

besitos y feliz fin de semana

"Alumine" dijo...

Es encantadora la manera que despiertan tus versos mi reina, tan fresca, con ese toque de entrega, con ese sentimiento marcado. Poesía e imagen el complemento justo para deleitarnos a pleno.
Vine como me lo prometí a misma
Te quiero se que lo sabes!!!!
Abrazos

LA ZARZAMORA dijo...

Nada nos pertenece,
pero de aquellos recuerdos
el aroma
y los versos
los gestos
y el aliento
son nuestros.

Besos, mi niña.

oscar alberto dijo...

se me eriza la piel..

parece q todo lo q creamos es para plantarlo ahi en el mundo hasta que el viento o las aguas lo erosionen

un abrazo grande querida amiga
deseo estes bien
Oscar

Lucas Fulgi dijo...

Que lindas palabras. Que sensación tan fuerte, la de una pasión tan extrema que la lleva a encontrarse a si misma solo en ella.

José Luis dijo...

Te pertenecen los recuerdos, el aroma, lo vivido, las lágrimas, la dicha...hay cosas que jamás se abandonan.

Un abrazo.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Bello poema lleno de pasión.

zayi dijo...

Que bonito, Tecla!

La verdad es que nada nos pertenece, somos forasteros de la vida salvo en una parcela: la del recuerdo, eso sí que nos pertenece.

Un besito.

Ricardo Fernández Moyano dijo...

Un gran poema Socorro, me gusta.

Te espero en mi blog.

Un beso.