lunes, 8 de agosto de 2011

Poema brujo


...................Hay un   manto de lino escondido en un sueño
Es un sueño despierto que parece dormido,
un sueño entre mis manos que se derrama como una noche de parranda 
un sueño de tardes 
y horizontes.

Un sueño que no sueña
pero vive
un sueño que no muere.
Un sueño abstracto asomado al cristal de una ventana
que me llena  de lluvia y humedece.

Pero lo que es quimera, 
no hay quimera.
No hay zapatillas rojas para empezar el baile,
ni amantes en mi cama,
ni sueño que me venza, ni tañer de campanas, ni damiselas con traje de luciérnaga, ni cantos de cigarra, 
ni bambalinas entre candilejas.

No hay licores con vestido estampado
ni mujeres descalzas que bailen por la calle una danza del vientre
al viento y la marea.

  Y hay un niño cantor que duerme en un rosal sin espinas
y toca la flauta al atardecer 
una melodía de retama
que me estremece y me hace llorar por algo que no es pena 
pero que me conmueve hasta el resto de mi vida.




La foto es mía



18 comentarios:

Larisa dijo...

A Hypnos a su familia le gusta esto.

A García Lorca seguramente también le gustaría.

¡Te mando beshos antes de salir de vacacionessssss!

tecla dijo...

Que te vaya bonito Larisa. Lo más bonito que te pueda ir.

¿Te gusta a ti?
No me importa si me dices que no. Somos como la noche y el día pero si fuéramos iguales, todo nos resultaría muy aburrido.
O sea, que te diviertas mucho corazón.

Pluma Roja dijo...

Precioso poema brujo.

"Un sueño que no sueña/pero vive/un sueño que no muere/un sueño abstracto asomado al cristal de una ventana/que me llena de lluvia y humedece.

Bello, muy bello.

Fuerte abrazo querida Tecla.

Hasta pronto.

tecla dijo...

Gracias Plumita, con esto de las vacaciones ando un poco liada.

Felipe dijo...

Para qué queremos zapatillas rojas ni licores con vestido estampado?

Acaso no nos sobra con nuestro atuendo?

Acaso nos sobra con el pequeño cantor que duerme acurrucado entre rosas?

Lloremos si nos apetece, pero hagamoslo por la dicha de no tener zapatillas rojas ni licores con vestido estampado.

Sigamos oyendo al niño cantor porque si él nos faltase,quizás moririamos de angustia.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

No me extraña.
Hasta a mí me ha conmovido tu sueño.

Besos.

Winnie0 dijo...

Sólo deseo que tus sueños sean....bonitos. Un besito Tecla

La sonrisa de Hiperión dijo...

El rosal del niño cantor, donde duermen todas las esperanzas...

Saludos y un abrazo.

José Antonio del Pozo dijo...

...un rosal sin espinas, una melodía de retama, sin licores derramados, ni bailes, ni amantes, ni parrandas, sólo el canto de un niño cantor en Viena, que vienes ya Tecla, con tu vals roto que tanto nos gusta.
Saludos blogueros

José Alf. Tengo cita en psiquiatría. dijo...

¿Por queeeeeeeeeeeeé me haces esto, por queeeeeeeeeeeeeeeeé....?

Llévame de vacaciones. ¡Quiero al sol junto a la lunaaaaaaaaa...!

Aigshhh.

Condiòh.

SUSANA dijo...

Hasta aquí llega la melodía de retama, desde aquí se siente el estremecimiento, y se ven las lágrimas. ¡Así de brujo es el poema! Bella foto, bellas letras Amiga, mi abrazo siempre pronto para Vos!

virgi dijo...

La ternura de tus sueños lo inunda todo, querida Tecla.
Un beso grande, disfruta de las vacaciones.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi querida Tecla:

Espléndida imagen al compás de un maravilloso poema.
Me has estremecido.

Gracias por escribirlo.

Besos de todo corazón,
Cris.

David C. dijo...

bonita foto.

zayi dijo...

Bellisima entrada!!!
Me ha enternecido...y la foto, muy pero muy bonita.

Un beso.

pe-jota dijo...

este siempre será un espacio de paz en medio de la marabunta que nos rodea.

La Zarzamora dijo...

Los sueños no mueren, se acrecietan en tus versos, llueven como las danzas efímeras de los atardeceres de una infancia perdida en ese rosal sin espinas.
Yo también soñé un día sin zapatillas rojas y sin quimeras...
Un besito, preciosa.

dánae dijo...

Y hay un niño cantor que duerme en un rosal sin espinas
y toca la flauta al atardecer
una melodía de retama
que me estremece y me hace llorar por algo que no es pena
pero que me conmueve hasta el resto de mi vida.

Oigo esa melodía de retama, y yo también me estremezco, y lloro, y me conmuevo. Es perfecto. Me ha embrujado tu poema brujo, reina de las letras.
Un beso.