lunes, 22 de agosto de 2011

Cae la noche




Cae la noche en las afueras de Tonambuctú. Tu aliento quema  y las yemas de tus dedos, escapan de ti en un afán urgente por alcanzar la cumbre de un destino largamente
soñado.  Cae
la noche en las afueras de Tonambuctú.
Vienes hacia mí en un deseo infinito de alcanzar lo sublime
Me abrasa tu mirada  y sin embargo,
empieza a erizarme la piel el frío en esta noche de arena. Cae
la noche en las afueras de Tonambuctú.
Pero en mi  boca  ya 
se han dejado prender las amapolas.

Las horas duermen.

Nosotros nos quedamos despiertos.


Imagen: Ramón Vilanova

21 comentarios:

  1. No me queda claro qué ropa debo de echar en la maleta para visitar Tonambuctú. Creo que quema y hiela, todo a la vez. Eso no me convence. Se parece demasiado a la vida.

    Beso-te.

    ResponderEliminar
  2. Las noches en el desierto son verdaderamente frías, sobre todo cuando es una noche de arena.

    Me encanta esa figura final: "Las horas duermen.

    Nosotros nos quedamos despiertos" Me parece muy sensual.

    Precioso Tecla, insuperable.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. estar despiertos en la noche suena precioso, que duerman las hora mientras vosotros..... huy huy.

    besitos.

    ResponderEliminar
  4. Tonambuctú es un lugar extraño y se deja hacer. Siempre será lo que nosotros queramos que sea y como sea.
    Tonambuctú en mí, es un producto de mi mente.
    Gracias Pluma, te pienso.

    ResponderEliminar
  5. Nos hace falta, Ana, visitar Tonambuctú, después de la que nos ha caído estos días de auténtica pesadilla.

    ResponderEliminar
  6. ¿PROPONES EL NUDISMO? ¿LA DESVERGÜENZA? ¿LA INDIGNIDAD?

    Lo que dijo el poeta: todos gentuza.

    ResponderEliminar
  7. schissssssssss
    No digas eso. Estamos en Tonambuctú la suciedad no existe.
    Venir vestida con tu piel es lo más limpio y puro con que se puede vestir cualquier persona digna de ser tal.
    Las otras ideas, quedan para los cerdos. Con perdón por los cerdos.

    ResponderEliminar
  8. me gusta la apuesta. Propones un lugar de nuestras mentes, e imágenes hermosas que lo acompañan...
    seguis siendo tan genial como siempre Mejo...

    es casi hipnótico leerte, empiezo y no paro! =)

    ResponderEliminar
  9. Allí donden duermen las horas, alejados del húmedo calor del destino, y donde permanece despierto es deseo infinito de los cuerpos, no puede ser lugar de quimeras, sino dulce licor de amapolas...
    Sólo por haberlo inventado tú, no podría ser de otra manera.

    Besos, mi niña.

    ResponderEliminar
  10. ¡Tan despiertos! Es la poesía de arriba, que con esa luz de amapolas, no nos deja dormir.
    Felicitaciones, tec
    Saludos blo

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bella la poesía, la noche y esta manera de estar sin que te afecten las condiciones del exterior! Bueno un poquito el frío...
    Siempre veo ese amor tan impulsivo, tan primer amor, como aquella escena de West Side Story en que María y Antonio se quedan bailando como si estuvieran solos en la pista, con su amor y nada más, nadie más. Es bello, exclusivo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Las horas duermen, pero pronto llegará el alba.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Esperanzador. Claro. Bello. Cálido. Dulce. Sensual...Preciosa entrada donde los sueños son posibles. Bravo, Tecla.

    Un beso gordote

    ResponderEliminar
  14. Despiertos y esperando…que las horas despierten, que el frío se deje convencer por el aliento, que las amapolas prendan…
    Cae la noche y lo que antes se veía tan claro, ha desaparecido. Quizás algún rayo de luz se apiade y deje su esperanza a los amantes despiertos.
    Besos mi Poetisa inspiradora.

    ResponderEliminar
  15. Que bonito Tecla,echaba de menos tus poesias.

    Un besico

    ResponderEliminar
  16. Amor y deseo dos imaginarios siempre en busca de la perfección.

    ResponderEliminar
  17. "Nosotros nos quedamos despiertos"
    es una línea que aporta mucho al contexto general.

    ...Como quedarse despiertos a despertar. Lindo sueño.

    Saludos teclita.

    ResponderEliminar
  18. Querida amiga en Tonambuctú todo es posible,un lugar donde vale la pena permanecer despiertos,que duerman las horas, ahí no importa el tiempo.

    Bella imagen de Vilanova.

    Abrazosssss.

    ResponderEliminar
  19. Sensualidad a raudales, sensualidad expectante ... esas yemas de los dedos con su urgencia ...uffff ...y en el mágico Tonambuctú. Quién fuera y estuviera ...
    Un beso, amiga. Siempre un placer acompañarte, aunque me ausente a grandes ratos ...la vida y sus prisas, y sus realidades ... ya sabes ...

    ResponderEliminar