martes, 16 de agosto de 2011

Amanecer en Tonambuctú



        
 Con la luna de plata, nos fuimos a Tonambuctú  en busca de los sueños perdidos.
 Y allí los encontramos,  escondidos entre las piedras, intactos como estrellas relucientes a punto  para ser gozados.

Y los gozamos,
y los poseímos,
como si fueran nuevos, como si acabaran de nacer.

Los abrazamos con la fuerza  del  viento.
Con la furia de la tormenta.
Con el frescor del agua.
Con el silencio de la noche
Con los claros del día
Con el canto del pájaro y el reír de la mañana y hasta el anochecer del día siguiente.

Cuando todo pasó, volvimos a guardarlos al lado de los  Dioses.
 Y allí están
Calientes , ardientes, frescos como el primer día.
Iluminados.




Imagen: Óleo sobre tela de Ramón Vilanova

25 comentarios:

  1. Le hablé de este tema a nuestra querida amiga Pluma Roja.
    Va por ti, Aída.

    ResponderEliminar
  2. Y allí quisimos permanecer el resto de nuestras vidas.

    ¿Por qué regresar?¿Para qué?

    El óleo es una maravilla

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Felipe, para qué volver.
    El caso es que quedarse también es peligroso. Pudiera ser que los sueños los acabara quemando la rutina.

    ResponderEliminar
  4. Tecla que hermosa idea acerca de los sueños, esta es una forma de filosofar sobre algo en particular, sino fuera por los sueños que seria de muchos de nostros,
    besotes

    ResponderEliminar
  5. Tonambuctú es un lugar que creé hace tiempo para vivir los sueños.
    Vámonos pallá Toro.
    Ya sabes como están allí los sueños.
    Aquí la vida ahora mismo da un ascooooo.

    ResponderEliminar
  6. Me apunto a ese viaje....voy hacia allí.....Un beso y dulces sueños

    ResponderEliminar
  7. ¿Andestá Tonambuctú? Si para sólo en la cabecita de un humano, mal lo llevamos.

    Además, el silencio de la noche me escama.

    Pero cuéntame más.

    Muaca.

    ResponderEliminar
  8. ¿me muestras el camino? creo que necesito un lugar asi, para vivir mis sueños.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Me encantó esta prosa poética es preciosa y el nombre Tonambuctú fascinante. Eres una maestra cuando escribes, saltas de un tema a otro con gran facilidad y con la misma belleza. Gracias querida Tecla.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola amiga querida.
    ¡Quiero ir a Tonambuctú!
    :)
    Hermoso texto.
    La pintura también.

    "Y los gozamos,
    y los poseímos,
    como si fueran nuevos, como si acabaran de nacer."

    Me encantó.

    ResponderEliminar
  11. eso digo yo, volver ¿para qué? si allí están vuestros sueños.....

    besitos

    ResponderEliminar
  12. No se puede vivir sin los sueños Sil. Sin ellos la realidad se haría insoportable.

    ResponderEliminar
  13. Nos iremos juntas Winnie, y viviremos ese sueño.

    ResponderEliminar
  14. Hasta el Tombuctú de los sueños rotos, bien consolados todos tus devotos, nos llevaste tú: y qué bien.
    Saludos blo

    ResponderEliminar
  15. En Tonambuctú enterré las alas de una mariposa y su luz ilumina eternamente mis sueños.


    besos

    ResponderEliminar
  16. pues que me lleven con ellos y me guarden para siempre. no quisiera después de sentir tan intensa la vida volver a la rutina.

    Tanto tiempo querida amiga, y es que no me ha sido posible viajar por Internet como lo hago sobre la bicicleta. Aquí estoy, esperando poder descansar las piernas en este rincón tan cálido.

    Un abrazo fuerte desde la lejanía.

    ResponderEliminar
  17. Nuestros sueños vagan errantes, y éste me parece un lugar idóneo para perderse en ellos...
    Nunca dejemos de soñar, preciosa.
    Besitos con caipirinha ;-)

    ResponderEliminar
  18. Ajá, veo que tú tampoco puedes dormir. ¿En qué zona del Retiro estás acampada? Podemos pasear un rato y charlar sobre la homilía de Rouco de ayer. Fue preciosa, ¿eh? ... Sí, los nervios me comen, el insomnio es normal. Su Santidad está llegando. Jiji... Ay... (No me deis las gracias, dadme vuestro oro). Eso, que hola. Barcelona in mai jer, olgüeis.

    (Esto es un copy-paste del mismo comentario que he dejado en mi blog en respuesta al tuyo. Lo reproduzco aquí porque sé que te gusta el método. De nada).

    ResponderEliminar
  19. ¿Qué hada encantada te regaló esa sonora y mágica combinación de letras que le dieron vida a Tonambuctú?!!
    Sos una genia...
    Me voy hacia allí, por el camino de los sueños..

    Gracias por tu precioso comentario en mi blog

    Abrazos y besos!

    ResponderEliminar
  20. Que hermoso, Tecla!!!!

    será que me dejan acampar unos días allí??? ojalá!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  21. Lo importante es nunca perderlos, aunque a veces se hace muy difícil.

    ResponderEliminar