domingo, 5 de junio de 2011

Volvimos a pie

No hay que tener miedo a la vida y gozarla como llegue.

Las cosas malas vienen solas

sin necesidad de que se las evite

ni se las llame.


Llegó la cosa mala

Quieta, delante de mí, fija, mirándome de frente.

Me buscaba. Luché contra ella y

no podía.

-Vayamos al hospital.

-No puedo caminar

-Lo haremos.

Y caminamos juntos en una madrugada de aire fresco

y jazmín

hasta que la vimos perderse entre las sombras.

La cosa mala.

Se fue sencillamente

igual que

vino

No me dejaron en salas de cuidados intensivos


Volvimos a pié

sin taxis ni ambulancias

Cinco kilómetros de calle sólo para nosotros, felices, cogidos de la mano

mientras llovían las estrellas,

los coches

nos miraban pasar, medio dormidos ellos cerca de las ventanas

y los escaparates.

La ciudad era nuestra

El mundo entero era nuestro

Estamos vivos, y volvemos del hospital a pie.


Esta entrada es una réplica a la entrada que hoy ha publicado Toro.
Va por ti, amigo


32 comentarios:

Larisa dijo...

Aplausos admirados.

Todos los que sabemos qué es la anestesia estamos estirando una comisura.

Besísimos con tele.

("La ciudad era nuestra")

Pluma Roja dijo...

No leí la entrada de Toro, recién ando despejándome un pelín.

Que bueno que pasó la cosa mala.

:)besos.

tecla dijo...

Gracias Larisa por estar aquí.

tecla dijo...

Y qué suerte tenerte siempre a mi lado mi dulce Aída

Larisa dijo...

¿Tú tampoco tienes sueño, maifren?

Pues cuéntame cosas, que en la tele sólo dan 'Hércules' y la teletienda.

Beso.te.

tecla dijo...

Sí tengo sueño pero me he enganchado. A mi lo de poner la tele ni me pasa por la imaginación, con tanto como hay por leer. Me falta noche.

TORO SALVAJE dijo...

Me quedo con la réplica.
Me gusta.
Son buenas noticias sin duda.
Me alegro.

Besos.

tecla dijo...

Gracias por ti, Toro. Sin duda son buenas noticias, espero que con la vieja bruja te pase a ti lo mismo, que desaparezca entre la oscuridad.
Un abrazo.

La Zarzamora dijo...

Últimamente no he vuelto a pie, pero ese canto tuyo de esperanza es como para no sentirse hundido, y creer que aún podemos darle la espalda a todos nuestros demonios-as...
Besos, Preciosa.

tecla dijo...

Deja tus demonios Eva y que la oscuridad se los lleve, si es que puedes.
Pero inténtalo porque el mundo está lleno de luces a las que mirar. Tan sólo tienes que girar la cabeza.
TQM
Gracias por estar aquí Eva.

Cristina dijo...

Mi piace molto questo dipinto, essenziale ma con sentimento. Complimenti alla pittrice! Ciao Cri : )

tecla dijo...

Gracias Cristina, magnífico blog el tuyo. He intentado comentarte y no se me ha abierto la ventana. Lo intentaré más tarde.
Saludos muy cordiales

zayi dijo...

Las cosas compartidas, siempre pesan menos.
Un besito.

SUSANA dijo...

Es de agradecer. Enfrentar la “cosa mala” y salir del hospital a pie, sin taxis ni ambulancias, se entiende como una nueva oportunidad. Oportunidad de disfrutar las estrellas y de mirar al mundo con otros ojos, ojos de sobreviviente, ojos generosos, ojos humildes, ojos que nada se perderán de la vida, de ahora en adelante.
Besos Querida Poetisa!

BEATRIZ dijo...

No hay alegría más grande que darse cuenta de la vida, de saber que las luchas no son en vano, saber que se sobrevive a la cosa mala...bravo tecla!

En horabuena mujer.

Te abrazo.

Milu dijo...

Bello mensaje de esperanza y buena réplica a Toro. Haces creer que es posible sentir la belleza en las adversidades.
Un beso

Dyhego dijo...

TECLA:
¡Que todo vaya bien!
Ya veo que se solucionó lo del blogger.
Salu2

virgi dijo...

Tecla.
Dulce y solidaria.
Si, así te veo mientras caminas al lado del otro.
Mi aplauso, mi sonrisa. Besos

María R. dijo...

Hola Tecla!Humilde sorpresita en mi blog para vos, con todo mi cariño y admiración. Leé el post hasta el final: http://talitakummaria.blogspot.com/2011/06/la-abuela-necesita-besitos.html

Besos preciosa!

De cenizas dijo...

A pie y con el corazón en la mano, y a veces sin el corazón, porque la cosa mala siempre se lleva algo.


besos

América dijo...

El milagro es la vida con todo sus matices,entiendo este poema como un canto a la vida a la esperanza y a la amistad,salir por nuestros propios pies es una batalla ganada.
Muy bello poeta y como todo lo que viene de la mano o acompañado del toro hay que prestar atención.
T.Q.M.

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Tecla, caminar de la mano en la noche bajo un diluvio de estrellas clementes, respirar hondo el síncope profundo de la noche, ahuyentar así lo malo, espantarlo, saber que un poco así se esfumó... bueno, albricias, mi poeta

oscar alberto dijo...

Hola Tecla, suerte que lo malo ha pasado.. te dejo un gran abrazo de los buenos.

saludos
Oscar

Adolfo Payés dijo...

Me disculpo por mi ausencia de tu espacio.

Un abrazo
Saludos fraternos....

Que disfrutes de un ben fin de semana..

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre nos quedará seguir caminando...

Saludos y buen sábado.

"Alumine" dijo...

Mi querida Reina regreso suave con el corazón mullido de letras, antes de regresar necesitaba pasar a dejarte un abrazo infinito!!!
Nos leemos pronto!!!!!
Alu

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Tecla!
Mejor así.

Saludos de J.M. ojeda.
Buen fin de semana.

pe-jota dijo...

A la vida siempre hay que mirarla a la cara y para delante.

Matías Muñoz Carreño dijo...

Las cosas estan hechas para pasar. Buenas o malas, están llenas de tiempo y se les vacía al paso. Acaban por desvanecerse en la memoria, que, a pesar de lo que digan los poetas, también olvida.

Un abrazo amiga, siento no haber pasado en tanto tiempo.

Meulen dijo...

sin dudas a veces enfrentarmos concientemente esa cosa mala
que nos acosa día a día
o de vez en vez
pero se hace presente
y muchas veces no suelta...

felices los que sueltan entonces
eso es sin duda lo mejor

un gran abrazo amiga!

ARO dijo...

Un poema con arte, una hermosa manera de contar una triste historia con final feliz. Saludos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Una historia de la mano, compartiendo pesares y la inmensa alegría de un final feliz. Precioso. Un abrazo.