jueves, 18 de noviembre de 2010

Serena.....





Dulce y serena esta tarde de otoño.
Serena
canta versos de lluvia.

Serena viene y va.
Serena.
*
–Mujer: Préstame tu alma
–¿No te gusta mi cuerpo?
–Sí me gusta, pero necesito tu alma.
Estoy vacío.
*
Serena.
Serena está la tarde de otoño
junto a la chimenea.
Canta versos de lluvia.
Serena
viene
y va.
Serena.....


Fotografía: S. Melgarexo

41 comentarios:

José Alfonso dijo...

Algo me dice que se ha alcanzado el grado de la liviana aceptación.

Quedé como Santa Teresa; en estado contemplativo. Ya ves lo que conseguiste.

Un beso, Socorro.

Winnie0 dijo...

Me pareces tan sumamente eterea y frágil en tu poesía.....que es algo que me deja siempre, después de leerte.....serena. Un beso

tecla dijo...

Mi querido Alfonso, en ocasiones es necesario retirarse del mundanar ruído para poder escribir con el alma en la mano.
Pero qué hacemos con los amigos cuando se quieren tanto como los queremos.
Nopuedoestarsintí.

tecla dijo...

Winnie de mi alma. Cómo no agradecerte que estés aquí siempre la primera.
Estoy intentando cogerte la medida de la hora en que publicas, porque a veces, consigo ser la primera.
Pero no consigo pillarte.
Eres estupenda.

MORGANA dijo...

Tecla ,tus entradas me dejan la misma sensación que tu entrada,serena.
Eres increíble.
Mil besos.

XuanRata dijo...

No soy amigo de etiquetas, pero la de hoy ("poemas de lluvia") es de las que uno quisiera llevar siempre visible.

Un abrazo.

Nela dijo...

¡Que hermoso!
Besos
nela

TORO SALVAJE dijo...

Las almas se cotizan más.

Besos.

Capitán dijo...

Fantástico el "canto de versos de lluvia", la imagen es perfecta

Un beso amiga querida

La Zarzamora dijo...

Me temo que esos vacíos propios no los pueda llenar alma alguna.
Es lo que tienen estas sempiternas tardes de otoño, con su vaivén y sus versos de lluvia.

Besitos, cielo.

ARO dijo...

Es bello este poema, rodeado de otoño y de fuego.

Dyhego dijo...

Serenamente bello, TECLA.
Salu2

SUSANA dijo...

Ay Serena...ese préstamo!
¿alguien devuelve un alma? o mejor, ¿alguien devuelve un alma, en las mismas condiciones que fue prestada?

Besos serenos mi Querida Poetisa!

Felipe dijo...

Bienvenida de nuevo a la bogosfera y lo haces con una fotografia inmejorable y un poema-Serena-en tu estilo,con sensualidad a raudales

Abrazos,amiga Tecla

América dijo...

Serena...Solo el sonido de la lluvia al caer,la brisa colándose por las ranuras de la ventana,soledad serena el tiempo que transcurre sin apenas hacer ruido...Hermoso,dulce y un tanto enigmático...
Un fuerte abrazo poeta...

tecla dijo...

Increíble me siento al comprobar que estás aquí, dulce Morgana mía.
Eres una bendición.

tecla dijo...

Si es que eres un poeta Xuan.

tecla dijo...

Nela, qué nombre tan bonito. Parece de novela.
Gracias. Ya te he visitado. Necesito hacerlo más despacio.

tecla dijo...

Pero muchísimo más, Toro.
Donde va a parar. Sin duda alguna.
Ejem. ¿Me prestas tu alma?

tecla dijo...

Gracias mi capitán. Me gusta entrar en tu tertulia.
Un beso.

tecla dijo...

Tal vez el tiempo Eva. Tal vez el tiempo nos pueda traer la lluvia nuevamente.

tecla dijo...

Gracias Aro. Tu presencia es muy valiosa para mi.

tecla dijo...

Gracias Dyhego. Eres un sol. Estoy deseando visitar tu casa.

tecla dijo...

Susana, qué inteligente eres.
Creo que nadie devuelve el alma igual después de haberla usado.
De lo que se deduce, que no se puede prestar el alma. Ni entregarla. Te la podrían destrozar.
Un abrazo.

oscar alberto dijo...

Me gusta reencontrarme con la serenidad de tus versos, me endulza la necesidad que tenia de volver..

me alegra que estes
un beso enorme
Oscar

tecla dijo...

Felipe. Qué alegría tenerte en mi morada.
Un abrazo.

tecla dijo...

AMERICA. De tu nombre se me llena la boca. Qué grando eres. Y cuanto talento tienes.

tecla dijo...

Oscar, qué alegría. Dónde te habías metido. Te echaba de menos.
Un fuerte abrazo.

severino el sordo dijo...

Ya es tarde noche,no tengo chimenea,me asomo a la ventana no llueve pero serenamente leo tus versos,un beso.

tecla dijo...

Eso me encanta Severino. Déjame sentarme contigo en tu sillón.
Nos diremos poesías y recitaré para ti. El fuego de la chimenea crepitará con más fuerza.
Añoro otros otoños más antiguos que nunca volverán.
¿O tal vez si?.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

–Mujer: Préstame tu alma
–¿No te gusta mi cuerpo?
–Sí me gusta, pero necesito tu alma.
Estoy vacío/a...

Tecla amiga.
Sentido escrito :)
Un placer volver por acá.
Gracias por tu visita y seguir en contacto.

Un fuerte abrazo.
Cuidate mucho.
Besos.

Alís dijo...

Pero el alma no se presta ¿verdad?

Me acunó este poema bello, sereno.
Y te felicito también por la foto.

Besos

Pluma Roja dijo...

Las almas no se prestan, se adquieren a base de lucha y mucho amor. No prestes tu alma, que la ganen.

Tu poesía siempre me ha gustado.

Saludos.

MarianGardi dijo...

Serena lleva en su nombre la lluvia mansa de la serenidad.
Michos besos sigo leyendo tu libro, esta muy bello

Eris dijo...

Si, coincido con Pluma, tu poesía siempre me gusto…
Construcciones emblemáticas en la que uno siente la estructura misma de los sentidos liberados entre palabras para que nos lleguen desde nosotros mismos y desde vos hacia nosotros…

Maravillosa como siempre!

Un beso y fuerte abrazo.

virgi dijo...

Y así te siento entre la lluvia, serena y dulce como las hojas que caen en los parques.
Besitos, linda Tecla.

Meulen dijo...

Amiga
me gustó mucho sentir esa sensación de la lluvia...que todo lo calma y que señala vida en cada gota que cae por la tierra limpia y sana...

te dejo mi cariño sincero!

pe-jota dijo...

Tarde otoñales de serena quietud adormecidas en los acorde de Purcell.

Akael dijo...

Precioso. No has podido describir mejor ni con más sentimiento la tarde de hoy.

Saludos

dánae dijo...

Ay, amiga ... Serena es un precioso calificativo para un atardecer de otoño, en tu poema pleno de melancolía ... Qué hacer con las almas vacías con que nos encontramos ... Imposible prestarles las nuestras, aunque así queramos.
Serenidad te deseo, amiga mía, en este atardecer de otoño lleno de nostalgias que siento mías.

Guillermo dijo...

Ya sabían los dioses de hace tiempo que los bosques, el agua, Otoño, tienen alma de mujer.