domingo, 17 de octubre de 2010




Ante el abismo existencial de la desesperanza
busqué compensación en la nevera.
Qué desconsuelo ardiente
y cuanto frío
ante aquella abundancia de alimentos
que por más que ingería
no saciaban.


–Dime por dónde se va al mar.
–Por qué me lo preguntas. Tu sabes el camino.
–Quiero que tu me lleves.
–Sigue el curso del río. Allí encontrarás una barca.
–¿No puedes venir tu?
–Qué más quisiera.


Fotografía de Xuan Rata

28 comentarios:

Winnie0 dijo...

Siempre he soñado que me gustaría navegar por un río y llegar al mar.....¡qué gran tema del que hablar!!! un beso

tecla dijo...

Vayamosnos las dos Winnie en esta barca que tenemos aquí.
Es de Xuan Rata.
Supongo que no le importará.
Mil besos.
Por llegar siempre la primera.

De cenizas dijo...

Hambre de mar... sólo se sacia navegando... en el mar nos encontramos.



besos

Capitán dijo...

El poema es estupendo, pero la primera estrofa es excepcional, de veras, hoy me voy encantado.

Un beso

Dyhego dijo...

Mejor subirse en la barca que atiborrarse a comida.
(Aún no me ha llegado el libro. Tendré que llamar a la librería).
Salu2 y ya te contaré.

ana dijo...

el chocolate anima las penas y la desesperanza,pero en la barca siempre estás sóla, y el rio lejos.

besitos.

Lucía dijo...

La despedida con sabor
a agua ardiente.

Saludos.

La Zarzamora dijo...

Yo sé donde está ( el mar) pero aún no sé cómo llegar hasta él. O no me dejan alcanzarlo.
Eso sí, cerré la nevera con candado :))
Linda reflexión, Tecla.

Besos, cielo.

virgi dijo...

Alimento y mar.
Buena pareja, pero sin excesos. Los dos pueden ser demasiado fríos.

Besitos besitos

TORO SALVAJE dijo...

El corazón no entiende de calorías.
Y el mar mejor en compañía.

Besos.

Felipe dijo...

Hay versos que queman como el carbón enrojecido.
Haya palabras que dibujan distancias prohibidas
Hay soledad endiablada que no nos tolera lo más mínimo.

Sólo el pensamiento nos lleva lejos de las ataduras de los versos,de las palabras,de la soledad,como si fuese una barca a la deriva.

Besos

mariajesusparadela dijo...

Buen homenaje a los que padecen bulimia, siempre con motivos y nunca saciados. El mar, ¡qué más quisiera!

Alís dijo...

Qué más quisiera, yo también.
Y aquí sigo, sin saciar.

No lo digo por tus versos, que ésos sí me llenan, aunque siempre me quedo con ganas de más. Y tus diálogos... ya sabes qué opino de tus diálogos.

Besos

MORGANA dijo...

vayámonos pues,en esa barca de la esperanza en busca de nuestra libertad.
Magnífico poema Tecla.
Besotes.

América dijo...

La barca que nos lleva buscando el mar,todo rio debe desembocar en otro,hasta que el principal llega al mar,es tan perfecta la naturaleza,nuestros más caros deseos deben encontrar su propio mar...Mientras tanto voy por chocolate...Nunca navegamos solos.
Bello,intenso y muy profundo...
Un fuerte abrazo cariño.

severino el sordo dijo...

Y si lo encontramos?
Sera el mar que imaginamos?

Hoy dicen mucho tus versos,besos.

XuanRata dijo...

En toda nevera hay una trampa. Cuando se abre deslumbra. Cuando se cierra es oscura y sin fondo. Mejor navegar en luz, como tu versión de mi foto, llena de colores que yo desconocía.

Winnie0 dijo...

Hola guapa. En el post de los lunes míos de humor no suelo contestar a comentarios...pero leo tu comentario de hoy acerca de "nuestras mamas y de tu mama" y se me ocurre pasarte a darte un beso enorme.

ARO dijo...

Hay una canción con letra machista que dice

"Búscate un hombre que te quiera,
que te tenga llenita la nevera..."

Y de paso, que te lleve al mar.

zayi dijo...

El mar me queda cerca y siempre que estoy triste o contenta o preocupada me refugio en él...siempre voy con o sin excusa, es parte de mi vida y de mi mundo.
Un besito.

J.Carlos dijo...

Hay ciertas hambres que no hay alimento que las mitigue, por lo menos alimento material.
Queremos saciarnos de otras cosas, pero no sabemos donde buscarlas.
Besos

Matías Muñoz Carreño dijo...

'Sigue el curso del rio'... Esa frase sirve para mucho, a veces hay que levar anclas y dejarse llevar por la corriente...

Saludos, nos leemos!

Lunska Nicori:BegoñaGTreviño dijo...

Siempre en busca de lo que está más allá... Hoy, más allá de tus palabras.
Navego en tu mar, ya lo sabes, arrastrada por tus afluentes.
Un enorme abrazo como el K-2

MarianGardi dijo...

Asi estamos, hay una pandemia mundial.
El mar esta en mas cerca que nuestros manos y nuestros pies.
Me ha gustado mucho esta entrada
Un fuerte abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Al mar se va, por todos los caminos de nuestro sentir...

Pasa un estupendo fin de semana.

Saludos y un abrazo.

Anouna dijo...

No podía comprenderlo del todo y con varias lecturas; hasta que algo dio el click! para comprender su fondo, y desde ahí he quedado muy impresionada de lo buena que es esta poesía.
Toro, me dio una huella.

Muchos abrazos, tienes un estilo original en la presentación de tus poesías, es agradable y profunda.
Anouna

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Querida amiga.
A veces la desesperanza nos trae parte de nosotras que a veces desconocíamos.

A mi me da lo contrario.
No como.

:)
Cuidate mucho.
Un abrazo.

pe-jota dijo...

Una imagen tan real, la desesperanza y la nevera, tan fría y tan llena y a la vez tan vacía.