viernes, 30 de abril de 2010

Cuando acabó la hora de la risa



Cuando acabó la hora de la risa
se le torcieron el gesto
y la mirada

La expresión de su boca se le giró al revés.

Es desde entonces,
que tiene que pintarse
una sonrisa quieta
de payaso.

35 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Qué difícil es sonreir cuando el cuerpo no te pide hacerlo!!! Besos y feliz inicio de finde

MORGANA dijo...

Y es porque su alma se canso de complacer siempre a los dmás y sentirse ella abandonada.
Besos y sé feliz.
Morgana.

DIAVOLO dijo...

Me temo que ésta podría ser la historia de tanta gente...

Muchas veces tenemos que dibujar una sonrisa falsa y poner buena cara a la vida, verdad?

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Para disimular la tristísima mueca.
Eso ya no tiene vuelta atrás.

Mejor no sonreír.

Besos.

Marina dijo...

Una imagen vale más que mil palabras, pero tus palabras han dibujado perfectamente esa mueca que queda detrás, en muchos rostros muy parecida, "aunque la mona se vista de seda..."
ültimamente dices mucho con muy poquito.
Un abrazo y una sana sonrisa.

XuanRata dijo...

Es lo malo de ponerle horas a la risa.

De cenizas dijo...

Nada más triste que una sonrisa fingida. Nada más lamentable que el sufrimiento de un niño.

La esperanza es que los relojes siguen su camino... y ha de volver esa hora..


besos

Felipe dijo...

las sonrisas de sal son las que desfiguran el rostro y la memoria
________________

Beso

Anouna dijo...

Cuantas veces nos tenemos que pintar esa sonrisa!!! A veces, muchas.

Cuando se termina el tiempo de las risas, qué viene luego? Creo que mucho maquillaje.

Hermoso, siento que retratas muy bien, esos momentos que hasta una sonrisa debe pedirse prestada.

Muchos besos, que tengas lindo fin de semana.

Anouna

mariajesusparadela dijo...

Pero, en el fondo, tu sonríes desde los versos. Y eso me hace feliz.

marina dijo...

no es mala la tristeza... es así como reconocemos la alegría...
mas..
si tenemos que pintar algo, mejor no tener ninguna "sonrisa" preconcebida, mejor dejar que fluya y que se pinte lo que se tenga que pintar, que seguro, será más bonito, sincero y humano.

una sonrisa de tarde con música de golondrinas y vencejos
:-)

FABIA dijo...

Hay dias en que tengo que pintarme la sonrisa nada más levantarme, no siempre, pero me ocurre.
Besinos.

Alenka dijo...

"Cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones por las cuales sonreir." (F. Cabral)
Dejo un beso para tí,Tecla; y una cosquillita para el corazón del hermoso payasito.

WHO dijo...

Artesana de estados emocionales no deseadamente visibles para el resto pero profundamente arraigados en el corazón, hacer de tripas corazón.
Un beso, Who.

Alís dijo...

Siempre me pareció tan triste la sonrisa de los payasos...

La sonrisa pintada no contagia el alma. Tal vez sea mejor ensayarla... quizá en uno de esos intentos cambien de nuevo el gesto y la mirada.

Bello poema en su tristeza, Tecla, e impactante fotografía

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amiga, que no acabe nunca la hora de la risa...

Saludos y un abrazo enorme.

virgi dijo...

Es que tener marcada la hora de la risa, no trae buenos resultados. Mejor dejarla libre, como el llanto.
Un abrazo, querida chica.

América dijo...

La sonrisa pintada,pero la mirada habla y no miente,perder la risa es la perdida de muchas cosas,la imagen y el texto me sugieren maltrato y mucho dolor.

Un fuerrrrteeeeee abrazo. Contundente texto.

Meulen dijo...

Buena metáfora amiga
creo que sentirse payaso no es bueno...al fin no podemos fingir lo que no se siente...


Besos cálidos, estes bien!

RICARDO MIÑANA dijo...

Un bonito poema con precioso
texto, un placer leerte.
feliz semana.

AROBOS dijo...

Tus versos me han erizado los vellos. El payaso es un ser divertido cuando se ríe, cuando hace reír; y un ser terrorífico cuando tras su máscara se oculta la pena.

(Albanchez-Torres, a tiro de piedra)

oscar alberto dijo...

la sonrisa a pesar de la làgrima..

un gusto pasarme por aqui este domingo
deseo que tengas un lindo dia

un abrazo amiga
Oscar

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Tecla!
La verdad es que tenemos este mundo
para hacer llorar a cualquiera.
Solo mirar a nuestro alrededor… Da escalofríos…

Saludos de J.M. Ojeda.

zayi dijo...

Así es Tecla... siempre tenemos que pintarnos la risa...pero aunque sea pintada vale la pena...
Un beso.

"Alumine" dijo...

Mi querida amiga mira como me he tardado en llegar... pero vine
Yo soy de las que piensa que es necesario sonreirle a la vida, y verle las cosas buenas para poder seguir adelante, incluso ante la injunticia o los momentos duros uno debe buscar un motivo por que sonreir.
Te quiero reina mía
Nos leemos

cabap dijo...

great job my friend,
jan :)

Nanny Ogg dijo...

Cuánta gente debe pintarse esa sonrisa de payaso para que el mundo no descubra la tristeza que esconde...

Besos

Lunska Nicori dijo...

Esto me recuerda, amiga Tecla, a mi misma...y no porque se me acabara la hora de la risa, que esa no se me acaba nunca, sino porque por alguna razón (lo digo como si no supiera cual es, qué lista...), a veces me río para abajo, en un gesto que no puedo controlar...A la hora de hacerme fotos ya lo tengo más en mente y procuro reírme para arriba, je,ja,je Pero me cuesta, me cuesta...
Abrazos y besos, pero sin pintarlos, de a de verasssss

ROMY dijo...

Pues en mala hora que la risa se borro y solo tienes que usar un dizfraz alegre en vez de tristeza que se nota aun si llebas la pintura puesta, a que hora mejo a que hora..., ojala vuelva pronta a pintarse en carne viva aquellas sonrisas que si dan gracia y alegria.

un abrazooo REYNA.

Eduardo Castro López dijo...

Por algo dicen que la cara es el reflejo del alma...
Te tengo descuidada Tecla, intentaré pasar más a menudo, un abrazo de oso amiga mía...

severino el sordo dijo...

Y lo que cuesta a veces sonreir,una sonrisa es una tristeza invertida demonos la vuelta,saludos.

Lalaith dijo...

Me encantó.

Dyhego dijo...

A veces, forzar un poco la risa hace que acabe uno riendo de verdad.
Salu2.

BEATRIZ dijo...

Quizá esa triste mueca disimulada por la risa del payaso, es lo que siempre me asutó...no confío en los payasos.

Saludines Tecla.

aroint dijo...

Un gusto leerte después de tanto tiempo amiga... siempre tengo a Cronos en mi contra, a veces me siento como en el famoso cuadro en el que devora a su hijo.

Veo que en algunos poemas como este, has desarrollado un estilo ciertamente lapidario; me encanta.

A veces me pregunto si la madurez es una evolución o simplemente perfeccionar el arte de maquillarse de ser adulto.

Magnífico poema.

Cuídate mucho