jueves, 4 de junio de 2009

EN LA CALLE DE LAS FACHADAS BLANCAS




En la calle de las fachadas blancas y las sombras azules,
acaba de llegar la hora de la
siesta
*

Y hay un silencio
cómplice
tocando campanas de agonía
por una canción que nació de madrugada
y que ahora languidece por el sopor de unas horas sensuales y mojadas.

Las palmas de tus manos llenas de clorofila
se aferran a mis ramas dejándome el frescor de tus brazos sudorosos
que llueven en mi cuerpo

Y mil canciones rotas
duermen en el sonido de las hojas
poniendo una serenata
a nuestro
sueño.

En la calle de las fachadas blancas y las puertas azules
Brilla con todo su esplendor la hora de la siesta
Y un sueño de grillos y cigarras
Canta desgarradoramente su pasión encendida tras el girar de una esquina solitaria.

En la calle de las fachadas blancas y las sombras azules
Como es la hora de la siesta
El sol se desparrama a sus anchas en todo mi paisaje
que se desnuda entregado y tembloroso
porque
no puede más.

Mientras tu,
con tu sombra,
le cubres plenamente su intemperie.

29 comentarios:

Diosaoasis dijo...

Me encanta la manera en que lo dices "el sol se desparrama a sus anchas.." "el sueño de grillos y cigarras.."
Mucha frescura y natural belleza en tus letras.
Saluditos.

tecla dijo...

Gracias Diosaoasis, espero poder leerte en cuanto pueda.
Un abrazo.

J.Carlos dijo...

La etiqueta no puede ser más apropiada, poemas de luz. Se siente el sol ardiente al leerlo, y se siente también el calor de dos seres que se juntan.
Un placer leerte, hasta pronto.
Saludos

tecla dijo...

Gracias J. Carlos, encantada de que te haya gustado.
Un abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Bellisimo poema.. en esas calles me encuentro leyéndote..


que gusto leerte.
la pintura esta preciosa.

saludos fraternos con cariño
un abrazo

besos

tecla dijo...

Gracia a ti Adolfo por visitarme.
Es todo un lujo tu visita.
Un abrazo.

oscaralberto dijo...

Muy bello poema

Este lugar que describes y la escena me ha encantado
Un placer visitarte, besos

tecla dijo...

Gracias Oscar, estoy encantada de que hayas venido.
Besos

ateo dijo...

quiero perderme en esa calle de fachadas blamcas y encontrarte.

tecla dijo...

Yo también Ateo.
Yo también

DIAVOLO dijo...

"Y mil canciones rotas
duermen en el sonido de las hojas
poniendo una serenata
a nuestro
sueño."

Por favor, qué bonitoooooooooooooooo!!!!!

Besos.

Selu dijo...

Que gran belleza en las fachadas blancas... Cuantas veces a la hora de la siesta quise atravesar la puerta, vencer el sopor y desafiando a todo, unirme al canto de la cigarra...
Amiga Tecla acabas de hacerme viajar más de 3000 Kms. y algunos años. Me sigue encantando tu forma de decirlo.

cronopio dijo...

He visto y sentido una tarde de verano, leyendo tus versos. Luego alguien equivocado dirá que una imagen vale más que mil palabras.

Con afecto.

Princesa dijo...

“O triunfo
Não se mede
Pelo estatuto que
Se atingiu na vida,
Mas pelos obstáculos
Ultrapassados
No caminho”

E pronto já está…Desejo

Um bom
Fim-de-semana
Com esta pequena mensagem...

Beijos Mil

tecla dijo...

Gracias Diavlo, pero no más bello que los tuyos.
Un abrazo

tecla dijo...

Selu, te siento como si nos conociérams desde hace millones de años.
Estoy muy contenta por haberte hecho sentir que estás cerca.
Así tal vez lo consigas.
Un abrazo.
¿Cuando vendrás por nuestra tierra?
Podríamos vernos.

tecla dijo...

Gracias Cronopio, depende de la imagen y depende de las palabras.
Y de la forma de hablar con cada medio de expresión.
A que sí!
Pues eso.
Un abrazo.

tecla dijo...

Gracias por tu mensaje Princesa, ha sido precioso.
Si tu lo quieres estaremos en contacto.
Moltos beijos.
¿Beijinhos?
Pues eso beijinhos.
Nos leeremos.

concepto-aparte dijo...

belleza de letras...

tecla dijo...

Concepto.
Gracias.
Eres parca en palabras.
Aunque estemos inmersas en un mar de palabras.

Alma Mateos Taborda dijo...

Me he detenido en tu calle para leerte, pero en este momento te estoy aplaudiendo. Vibrante y bello poema!!!Un abrazo enorme

tecla dijo...

Gracias alma, no sabes el honor tan grande que supone para mí, que vengas a mi casa.
Eres una persona extraordinaria.
Un abrazo de violetas azules y tres campanas cantando himnos de gloria.

Bajo mis pies dijo...

El blanco de esa imagen es sensacional y lo que transmites en tus versos lo rectifica.
Blanco, siempre blanco, un color que me apasiona.
La pureza y la ingenuidad.
Bss. de esta nueva compañera blogger.

Bajo mis pies dijo...

Perdon.
Lo ratifica (me confundi)

tecla dijo...

Fíjate amiga que lo había leído correctamente, lo que es la máquina del cerebro. Un auténtico misterio.
Muchísimas gracias por pasarte.
Voy a buscarte ahoramismo.

Mery dijo...

SI antes lo digo, antes se me arregla el problema (o al menos momentaneamente).Hoy veo tu blog con claridad, así que aprovecho para dejarte unas letras.
De primeras, me ha encantado el recibimiento con esta lámina luminosa y clara, como el poema que nos has dejado a continuación. Me he visto soñando con las horas de verano, cuando las calles duermen y sueñan, como los habitantes de esas casas blancas y silenciosas.

Bonito post, desde luego.
Un abrazo

tecla dijo...

Gracias Mery, en la sencillez y cercanía de tus escritos reside su grandeza, y por eso no me pierdo ninguno.
Un abrazo.

salvadorpliego dijo...

Excelente calidad de versos. Un verdadero gusto leerte.
Saludos

tecla dijo...

Muchísimas gracias Salvador.
Un gusto recibirte en mi casa.
Espero poder encontrarte, y tener el gusto de leerte yo también.
Un abrazo.