sábado, 21 de marzo de 2009

ENTRE NARANJOS VERDES Y FRUTAS ENCENDIDAS

NADA ME PERTENECE

Estas luces que tengo aquí,
al amparo del regazo de mi vientre
ya no
me
pertenecen.
Un ramo de amapolas, el corazón vacío, el licor de mi mesa
este fuego voraz
que me
consume.
Este
rayo
de
pólvora
en mi boca.
Ya no me pertenecen

Se me escaparon por los poros de mi piel sudando contigo los caminos invisibles
y ocultos.

Estas entrañas
que bailaban al son de tus palabras
y reían
al más mínimo detalle de tu aliento.
Ya no me pertenecen.

Se fueron con tus manos por lugares ignotos y lejanos.
Se las llevó la fiebre
en una madrugada
de vino
y
de cubatas.
De canciones oscuras
y danzas de azafrán
y
de botellas.

El doblez de este vestido y esta falda.
Los broches de mi escote.
Ya no me pertenecen.
Se los llevó la mar
jugando
con
tus dedos
cuando hurgabas poco a poco mi armonía,
y la seda blanca y limpia
que tejieron
las
abejas
en noches de locura
y
de tormento.

Nada me pertenece ya
que no sea
el espacio entrañable que los dos compartimos una noche
entre naranjos verdes y frutas
encendidas.

6 comentarios:

unsilencioquenocalla dijo...

Grande, Mejorana. Por fin logré acceder a tu blog y ya lo tengo entre mis favoritos. Veo que tú tienes el mío.
Es un tremendo placer para mí leer tu prosa.

Gracias por ello.

tecla dijo...

Gracias Silencio.
Estoy encantada de tenerte y que me tengas.
Un abrazo.

quimera dijo...

Leí y comenté este bello poema en tustextos.
Que sepas que me encanta tu escritura, tienes un estilo que no conocía en nadie. Sigue así , vendré a verte siempre que pueda y en tustextos también.
Gracias

el ateo dijo...

este poema es maravilloso mejo, como ya te he dicho en TT. hermosa pagina blog.

tecla dijo...

Gracias quimera, veremos si me aceptan este comentario.
Llevo toda la mañana detrás.
Un abrazo.

tecla dijo...

Gracias por tu visita Ateo.
Aquí podemos expresarnos con más libertad.
Un abrazo lleno de lirios.